En directo
    Qué pasa

    Mark "Hackerberg" disparó contra Rusia y Facebook subió como la espuma

    Qué pasa
    URL corto
    Javier Benítez
    190

    Decir lo que el Congreso de EEUU y el resto de socios del país norteamericano quería escuchar. Fue la estrategia que utilizó Mark Zuckerberg, uno de los fundadores de Facebook, en su comparecencia en el Capitolio acerca del robo masivo de datos de usuarios por parte de la empresa del Reino Unido Cambridge Analytica, de lo que culpó a Rusia.

    En las matemáticas de Mark Zuckerberg, sumar dos más dos no siempre da como resultado cuatro. Y el resultado del silogismo – razonamiento deductivo – que aplicó en el Congreso, rompe las reglas de la lógica. En su línea de razonamiento, este recurso podría plantearse así: 

    Premisa mayor: Facebook es una empresa de EEUU con datos de más de 2.000 millones de usuarios (personas).

    Premisa menor: Cambridge Analytica es una empresa del Reino Unido que robó los datos de 87 millones de usuarios (personas) de Facebook.

    Conclusión: Rusia es culpable del robo masivo de datos de usuarios de Facebook.

    En un artículo de la BBC, titulado "Cómo saber si tu cuenta de Facebook fue afectada por la filtración de Cambridge Analytica, como le ocurrió al propio Mark Zuckerberg", se puede leer: 

    "La filtración de la consultora Cambridge Analytica afectó a 87 millones de usuarios, cuyos datos personales fueron sustraídos sin su autorización. Incluidos los de Mark Zuckerberg, según confesó el propio fundador de la red social ante los senadores estadounidenses. La empresa creó perfiles de personalidad en base a esa información facilitada en la plataforma y usó esas cuentas para influir en el resultado de la campaña presidencial de Donald Trump".

    La pregunta lógica que se desprende de esta información es: ¿y qué tiene que ver Rusia con todo esto? Se habla de una empresa del Reino Unido – Cambridge Analytica – que robó datos de 87 millones de personas (léase usuarios) de una empresa de EEUU – Facebook – para influir en las elecciones de EEUU, y de paso en el Brexit tal como lo han afirmado en Occidente. 

    Pero acusar a Rusia de este robo masivo — que no es el primero de la historia –, es una deducción lógica y natural en el sistema cognitivo de Mark 'Hackerberg'. En su comparecencia, Zuckerberg no decepcionó, al lanzar el misil que todos querían que lanzara: "La naturaleza de estos ataques (robo masivo de datos por parte de Cambridge Analytca) es que hay gente en Rusia cuyo trabajo es intentar explotar nuestros sistemas y otros sistemas de Internet, así que esto es una carrera de armamento, debemos invertir en mejorar en esto", denunció. ¿Perdón? ¿En qué parte nos perdimos?

    Consultado sobre qué tiene que ver Rusia en todo esto, el presidente del Observatorio Hispano-Ruso de Eurasia, Fernando Moragón, respondió: "Pues absolutamente nada".

    Más información: Fundador de Facebook dice al Congreso de EEUU que colabora con investigación de Mueller

    Y se preguntó "¿No eran hackers rusos los que estaban influyendo en el Brexit y en las elecciones norteamericanas? No. Era una empresa británica (Cambridge Analytica) y la misma Facebook. Eran los norteamericanos los que estaban influyendo. Pero como los han atrapado 'con las manos en la masa' cometiendo un delito, ¿cuál es la solución fácil? Echarle la culpa a los rusos, claro", ironiza el analista.

    "Es una manera de quitarse responsabilidades ante lo que es una manipulación, un hecho fraudulento y un delito que es la utilización de los datos de 87 millones de usuarios de Facebook con fines políticos, hecho por los propios norteamericanos y una empresa británica. Son los propios anglosajones los que están limitando, interviniendo, eliminando los elementos democráticos de su propia democracia, no Rusia", observa Moragón.

    Y no es la primera vez en la historia que ocurre este tipo de actividades: el equipo de campaña de Barack Obama fue el pionero en el robo masivo de datos de usuarios de Facebook para las elecciones de 2011. Pero entonces, tal vez por ser Obama, y por la afinidad que tiene Zuckerberg con el Partido Demócrata, no sólo que no se habló de injerencia en un proceso electoral, ni tampoco de que Rusia era culpable de ese robo de datos a gran escala, sino que ese robo fue recibido con admiración, como una habilidad tecnológica innovadora en la captación de votantes.

    Pero como en esta ocasión, la victoria de Donald Trump en los comicios no coincidió con los deseos, ni del propio Partido Republicano en primer término, ni del Partido Demócrata en segundo, ni del establishment en tercero, y en cuarto, y no menos importante, ni con los de Facebook, entonces, Rusia es culpable.

    De hecho, el 17 de febrero de 2012, el periódico británico The Guardian publicó un artículo respecto a esta "innovadora técnica" del equipo de campaña de Obama para captar votos a la que calificó como "la mayor y más poderosa recolección de datos sobre millones de estadounidenses que se haya producido en la historia de los procesos electorales con el poder de Facebook para llegar a los votantes de forma personalizada hasta un nivel nunca antes alcanzado".

    Sin ir más lejos, en el pasado mes de marzo, Carol Davidsen, quien fuera integrante del equipo de reelección de Obama, al calor del escándalo que desató Cambridge Analytica, confesó abiertamente y sin complejos en su cuenta de Twitter, el robo a gran escala de datos de usuarios de Facebook en la campaña electoral: "Facebook se sorprendió de que fuéramos capaces de extraer un completo gráfico social, pero no hicieron nada para detenernos cuando se dieron cuenta de lo que hacíamos".

    ​En la misma línea de su post, Davidsen quiso ser más específica: "Ellos (directivos de Facebook) vinieron a reclutar a nuestras oficinas en los días posteriores a las elecciones y fueron muy sinceros en que ellos nos permitieron hacer cosas que no le habrían permitido a nadie más porque estaban de nuestro lado (el del Partido Demócrata)". 

    Así y todo, Obama intentó darle una clase de moral a Zuckerberg sobre la 'injerencia rusa' en las presidenciales de 2016, según se desprende de una publicación del Washington Post que reveló un 'aparte' que tuvieron ambos en una sala privada al margen de una reunión de líderes mundiales en Lima, Perú, dos meses antes de la asunción de Trump como presidente.

    Temas relacionados: Putin pide a EEUU datos oficiales sobre presunta "interferencia" en las elecciones de 2016

    "Nueve días después de que el presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, calificara de 'loca' la idea de que las noticias falsas en la red social de su empresa jugaran un papel clave en las elecciones estadounidenses, el presidente Barack Obama apartó al joven multimillonario tecnológico y le dio un toque de atención. (…) Obama hizo un llamado personal a Zuckerberg para que tomara en serio la amenaza de las falsas noticias y la desinformación política", escribió el rotativo.

    Fernando Moragón indica que a este tipo de prácticas, Mark Zuckerberg la ha hecho siempre, "y ahora viene de ingenuo diciendo que 'no me di cuenta, cometí un error'. Él era plenamente consciente de esto y sabía perfectamente lo que estaba haciendo, porque no ha comenzado ahora, ni hace dos años con las elecciones norteamericanas. Lo vienen haciendo desde el principio que se creó Facebook. (…) Que no venga el señor Zuckerberg contándonos películas e historias falsas y arrepentimientos", ironiza Fernando Moragón.

    Nada de esto importa en EEUU, a ninguno de sus partidos políticos, ni al resto de socios del país norteamericano al acusar a Rusia de injerencia en procesos electorales, no sólo en EEUU, sino también en varios países de Europa, incluidos el Brexit en Reino Unido y el proceso soberanista de Cataluña.

    Y mucho menos a Mark Zuckerberg, que tras declarar cosas como que "Hay gente en Rusia cuyo trabajo es intentar explotar nuestros sistemas. Esto es una carrera de armamento", las acciones de su empresa se dispararon y subieron como la espuma. Así, al convencer a los inversores, Facebook registró el 4,5% de ganancia, la mayor en un día desde abril de 2016.

    Además:

    ¿Es Zuckerberg un robot? La pregunta que recorre las redes tras sus declaraciones
    Facebook, dispuesto a revelar quién y cómo utilizó tus datos personales
    Facebook estudiará compensaciones a los usuarios afectados por fuga de datos en España
    Reguladora de información británica inspecciona 30 organizaciones, incluida Facebook
    Etiquetas:
    injerencia, Cambridge Analytica, Facebook, Barack Obama, Mark Zuckerberg, Rusia, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik