11:36 GMT +320 Octubre 2018
En directo
    Qué pasa

    Mentira y desinformación: el último reducto de Occidente

    Qué pasa
    URL corto
    Javier Benítez
    1140

    Entre la mentira, la manipulación y la propaganda. Es sobre el peligroso terreno antirruso que ha decidido moverse Occidente al quedarse sin ideas de cómo enfrentar el fin del mundo unipolar, en el que EEUU estaba a la cabeza y unas decenas de países le hacían los coros. Esos años dorados llegaron a su fin para Washington y compañía.

    Como gato panza arriba. Así se revuelven para evitar el fin de una hegemonía que se conocía hasta ahora como mundo unipolar. Sin opciones y acorralados, encontraron en el engaño el refugio último y final ante la caída inminente de lo que denominan su 'forma de vida'.

    La mentira parece ser el único recurso que le queda a Occidente, y con toda sinceridad lo manifestó el canciller ruso, Serguéi Lavrov, al indicar: "Creo que actualmente nuestros socios occidentales, sobre todo, el Reino Unido, EEUU y varios países que los siguen ciegamente, renunciaron a todo decoro, recurren abiertamente a mentiras y a desinformación".

    Pero el alto funcionario ruso agregó una frase que desnuda claramente hacia dónde se dirige esa estrategia de expulsar a diplomáticos rusos de sus países.

    "Cuando no hay hechos, (…) empiezan a descargar su frustración en diplomáticos que por determinación fueron elegidos para mantener relaciones, resolver las tensiones".

    Y en esa frase está la clave. Pues precisamente lo que hace Occidente es expulsar a la clase de personas que están para resolver tensiones diplomáticas. ¿Puede que el mensaje de Occidente con estas acciones sea 'no quiero resolver esta situación'?

    En este sentido, el presidente de la Consultora Ekai Center expresa que "el mensaje (que da Occidente con las expulsiones de diplomáticos rusos) es parte del contexto en el que hay cada vez más dudas sobre qué es lo que realmente hay de cierto en todo el montaje alrededor del caso Skripal. Pero la expulsión de representantes diplomáticos es una medida de hostilidad que efectivamente hace más difíciles a partir de ese momento las relaciones entre los países afectados".

    Para el analista, a todas estas acciones respecto a Rusia hay que ubicarlas "en una estrategia de un importante sector de Occidente que está precisamente apostando por dificultar las relaciones. Es decir, no es que existan problemas concretos que sean más o menos difíciles de resolver y que se vayan acumulando, sino que se busca de forma premeditada la creación de problemas, el desprestigio sistemático, sobre todo de Rusia, pero también de otros países emergentes. Y precisamente el crear dificultades de forma sistemática para una relación normal y para normalizar los problemas que hasta ese momento existían o se venían produciendo".

    El ministro Lavrov asimismo recordó que Moscú "divulgó preguntas concretas, en plena conformidad con la Convención de Prohibición de Armas Químicas" sobre el caso Skripal. Estas preguntas, señaló, "van dirigidas a la secretaría técnica de la OPAQ (Organización para la Prohibición de las Armas Químicas), al Reino Unido y a Francia" que se sumó a la investigación del atentado contra los Skripal.

    "Hay muchas preguntas, y la incapacidad de nuestros socios británicos de contestarlas significará que todo ello es una historia inventada, o, más concreto, una provocación gravísima", concluyó.

    Respecto a estas reflexiones del jefe de la diplomacia rusa, Zelaia incide en que es evidente en que si había si alguien que no estaba interesado en poner en marcha una operación de ese tipo, era desde luego Rusia. 


    "Todavía no sabemos exactamente qué ha sucedido, si realmente hubo o no un intento de asesinato, si realmente se utilizó o no un determinado producto para hacerlo efectivo, pero si el contexto hubiera sido el que efectivamente el que el Gobierno británico dice que ha sido, desde luego lo que sería absurdo es que Rusia, a unos días de las elecciones presidenciales, hubiera puesto en marcha una operación de ese tipo, sabiendo que aparentemente estaba realizada de tal forma que apuntaba directamente en la dirección de Rusia, o sea, al producto utilizado, a las personas afectadas, etc", zanja Adrián Zelaia.
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Rusia espera que EEUU deje de tomar medidas por el caso Skripal y haga posible el diálogo
    Caso Skripal: "Londres sigue el esquema del complot de Washington"
    Rusia no planea cortar la cooperación antiterrorista con la UE por el caso Skripal
    Rusia no descarta que caso Skripal se tramara para justificar aumento de gasto de la OTAN
    Etiquetas:
    caso Skripal, Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), Serguéi Lavrov, Occidente, Reino Unido, Rusia