02:30 GMT +321 Octubre 2018
En directo
    Qué pasa

    Trump incita a China a desatar el infierno

    Qué pasa
    URL corto
    Javier Benítez
    0 100

    La nueva bomba de EEUU se llama 'aranceles del 25% a 60.000 millones de dólares en importaciones a China'. La lanzó el presidente, Donald Trump, en lo que es el primer misil proteccionista contra el gigante asiático, que a su vez ya tiene en su plataforma de lanzamiento su propio misil que impactará en gran parte de la tribu que votó a Trump.

    Trump marcó así el camino hacia el infierno tan temido, donde también habita la limitación a las inversiones del gigante asiático en empresas estadounidenses. El inquilino de la Casa Blanca volvió a sacar a relucir el papiro de la minuta como documento de la denuncia donde figuran 'los haberes' de Pekín para con Washington: 375.000 millones de dólares de déficit.

    Lea más: Vice primer ministro: China defenderá sus intereses comerciales

    Pero este paso requirió levantar un poco el pie del acelerador: a los ya indultados Canadá y México, se suman Brasil, Argentina y la Unión Europea, a condición de que sus socios al otro lado del Atlántico hagan una reducción 'voluntaria' de sus exportaciones de acero y aluminio a EEUU; un endurecimiento en sus relaciones con Pekín; y eleven el gasto en defensa, en línea con la OTAN, hasta el eterno incumplido 2%.

    Así es que Trump se asegura tener unos escuderos. En este sentido, el Dr. Armando Fernández Steinko, profesor de la Universidad Complutense de Madrid, incide en que "puede ser que su diplomacia le haya aconsejado no abordar este tema desde el unilateralismo absoluto, sino aliarse con otros Gobiernos sensibles a los desequilibrios de las balanzas comerciales con China".

    China prometió solemnemente descargar su furia sobre aquellos estados norteamericanos que auparon a Trump en su camino hacia la presidencia. A aquellos a los que hipnotizó como un encantador de serpientes durante la campaña presidencial, a quienes ha puesto como carne de cañón.

    Y es que Pekín ya apuntó sus baterías, que tendrán una precisión quirúrgica, sobre el electorado de Trump. Un equipo de especialistas chinos preparó las represalias: la lista de impacto de productos y empresas del país norteamericano en la que harán diana y que serán los exportadores de soja, sorgo y cerdos a China.

    Además: China planea imponer aranceles a algunas importaciones desde EEUU

    Los números hablan por sí solos. Las exportaciones agrícolas de EEUU a China suben a 19.600 millones de dólares, de los cuales 12.400 millones corresponden a la soja. Y Trump ganó en siete de los diez estados que generan más sorgo, y en ocho de los diez principales que producen soja.

    Así, Trump no repara en que su propio electorado sea parte del daño colateral del golpe que lanzó a China, que si deja de comprarles tendrá terribles consecuencias para todos ellos. Fernández Steinko coincide en que Trump está embistiendo contra una parte de sus votantes.

    No obstante, el profesor matiza que "otra cosa es si luego (Trump) lo compensa ganando votos entre la otra parte de los votantes vinculados al 'Rust belt' (cinturón del óxido o industrial), es decir, los estados que construyen productos de acero".

    El analista entiende que "Trump está sopesando perder ese electorado para tal vez ganar o consolidar el de esos estados vinculados a la producción de productos de acero, automóviles, entre otros, que son a los que quiere favorecer en este momento".

    Lea también: EEUU-China: ¿Antesala de una guerra comercial?

    "El problema es que las grandes multinacionales norteamericanas, — aparte de este grupo de agricultores —, están muy interesadas, han hecho mucho dinero con China, y ahora cerrarles el grifo chino podría desencadenar un aumento de precios en EEUU bastante brusco, un aumento de la inflación y una especie de 'shock' monetario que podría alterar todos los flujos financieros en el mundo en poco tiempo", concluye el Dr. Armando Fernández Steinko.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    EEUU cree que China mantendrá la presión a Corea del Norte a pesar de nuevos aranceles
    Peso mexicano aventaja al dólar debilitado por guerra comercial de EEUU con China
    ¿Conflicto inminente? China se enfada con EEUU y lo acusa de violar su soberanía
    China responde a Estados Unidos, pero no quiere guerra
    Etiquetas:
    guerra comercial, aranceles, Donald Trump, China, EEUU