Widgets Magazine
En directo
    Qué pasa

    ¿Cuál sería el impacto de la victoria de Putin sobre las relaciones ruso-latinoamericanas?

    Qué pasa
    URL corto
    Víctor Ternovsky
    Elecciones presidenciales en Rusia (2018) (301)
    0 40

    La reelección de Vladímir Putin en los comicios presidenciales significa, entre otras cosas, la continuidad de las políticas exteriores rusas durante, al menos, seis años, en particular, en su segmento latinoamericano.

    Durante los mandatos de Putin, al frente del gigante euroasiático desde el año 2000, un período interrumpido por la presidencia entre 2008 y 2012 del ahora premier Dmítri Medvédev, se avanzó mucho en las relaciones entre Rusia y América Latina. El jefe del Kremlin afirmó en reiteradas ocasiones que la cooperación con los países de esa región, lejana geográficamente pero muy cercana espiritualmente y desde el punto de vista de intereses comunes, es una de las prioridades para Moscú. 

    Hay numerosos ejemplos que demuestran que no son meras palabras. Cabe recordar, en este sentido, la gira efectuada en 2014 por Putin por Latinoamérica. Además, es importante destacar el continuo crecimiento del comercio bilateral. Ronda actualmente unos 15.000 millones de dólares, una cifra nada despreciable, puesto que contrasta enormemente con los datos más que escasos que se registraban tras la caída de la Unión Soviética, lo cual supuso una enorme degradación de lo que fueron las relaciones con Latinoamérica. 

    Lea más: Lavrov destaca un gran potencial de cooperación con países de América Latina

    Quizás en aquel entonces Cuba fue la nación americana más afectada, teniendo en cuenta el carácter casi vital de sus vínculos con Moscú. Ahora el dinamismo de los contactos bilaterales vuelve a sorprender gratamente. La cooperación entre las dos naciones abarca un sinnúmero de temas como la política, la economía, las finanzas, las infraestructuras, el transporte, la energía, el turismo, las altas tecnologías, la seguridad o el campo militar, entre otros. 

    Lo mismo se observa en los contactos de Rusia con muchos otros países latinoamericanos, desde Venezuela, su auténtico aliado en la región, hasta los gobiernos que prefieren distanciarse políticamente de Moscú, algo que no les impide, no obstante, trabajar activamente en los temas que son de interés mutuo.

    Se puede mencionar, en este contexto, la visita a Moscú en 2017 del presidente argentino, Mauricio Macri, donde se reunió con su par ruso, comprometiéndose las dos partes tanto a desarrollar las relaciones bilaterales como también a coordinar su cooperación en organismos internacionales. El año pasado estuvieron en la capital rusa, asimismo, los cancilleres de Argentina y México.

    Además: El porqué del viaje de Mauricio Macri a Rusia

    Hay que agregar también que Rusia concede una gran importancia a la intensificación de las relaciones con organizaciones latinoamericanas como CELAC, MERCOSUR, UNASUR o ALBA, según volvió a afirmar recientemente el jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov.

    Según se desprende de las palabras ofrecidas a Radio Sputnik por el diputado nacional argentino Carlos Gastón Roma, la reelección de Putin supone la garantía de que por la parte rusa se mantendrá el empeño en que la cooperación con América Latina alcance unos niveles homologables a los que tiene Moscú con sus vecinos en el continente eurasiático.

    Calificó como "muy bueno" el que Rusia tenga cada vez más protagonismo en América Latina e indicó que las dos partes tienen economías "complementarias".

    "Si nos ponemos a trabajar en los próximos años vamos a tener resultados muy buenos", sostuvo Carlos Gastón Roma, al mostrarse convencido de que los Gobiernos latinoamericanos deben "estrechar o construir puentes" con países como Rusia o China, al tiempo que "EEUU se está contrayendo y se está retirando de la región".

    En este contexto, Juan Fernando Brügge, diputado de la Nación Argentina por la Provincia de Córdoba, quien, al igual que Carlos Gastón Roma, acaba de visitar Rusia como observador de las elecciones presidenciales, dijo a nuestra emisora que "toda Latinoamérica está abierta al mundo en este momento".

    Lea más: Observador argentino: "Quisiera unas elecciones así en mi país"

    "El mundo globalizado es una realidad, ya las fronteras no están cerradas", manifestó el también vicepresidente del Partido Demócrata Cristiano, al señalar que ve "en el caso de Latinoamérica una necesidad de nutrirse de experiencia, una necesidad de nutrirse de financiación, una necesidad de nutrirse de tecnología de todo el resto del mundo, y Rusia en eso tiene mucho que aportar".

    "Es por eso que se mira a Rusia como, en este caso, una colaboradora, como un país que puede aportar idea, tecnología y financiación para que se hagan obras que son muy necesarias en toda Latinoamérica", agregó.

    Cabe señalar que América Latina siguió muy de cerca las presidenciales rusas. Muestra de ello es el hecho de que entre los primeros mandatarios que felicitaron a Putin con su aplastante victoria en las urnas estuvieron el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, el líder boliviano, Evo Morales, así como el cubano, Raúl Castro, entre otros. 

    Otra muestra de ello es que de los más de 1.500 observadores internacionales en los comicios muchos vinieron de Latinoamérica, en particular, de Bolivia, México, la República Dominicana o Venezuela.

    Uno de ellos, el uruguayo Nicolás Javier Olivera Seiguerman, diputado por el departamento de Paysandú, calificó como "un verdadero honor haber participado" como observador en los comicios.

    Además: ¿Cómo evalúan a los comicios rusos los observadores iberoamericanos?

    "El mundo mira a los países fuertes con líderes fuertes", declaró a Radio Sputnik, al aseverar que a Gobiernos latinoamericanos les valdría la pena aprender en algunos aspectos de la clase política rusa.

    "Nuestros gobernantes piensan muchas veces en términos de cuatro, cinco o seis años, según sea el mandato de cada Gobierno, y nosotros vimos que en países como este los gobernantes y la clase política piensa en treinta, cuarenta o cincuenta años, piensa en términos de generaciones y no de períodos electorales".

    De acuerdo a Nicolás Javier Olivera Seiguerman, lo que encontró en Rusia es una democracia "fuerte" y "sólida" y "la confianza de la gente" en quienes gobiernan el país.

    Tema:
    Elecciones presidenciales en Rusia (2018) (301)

    Además:

    "Es otro Putin": cómo los medios occidentales explican los resultados de las elecciones rusas
    Ecuador felicita reelección de Vladímir Putin en Rusia
    Constituyente venezolano: Putin ganó sin necesidad de imponer cercos económicos
    Asesores aconsejaron a Trump que no felicitara a Putin por la reelección
    Etiquetas:
    relaciones bilaterales, reelección, Vladímir Putin, América Latina, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik