En directo
    Qué pasa

    Xi Jinping: un brujo del reloj

    Qué pasa
    URL corto
    Javier Benítez
    5130

    Sin fecha de caducidad. Es el nuevo estatus del presidente de China, Xi Jinping, en su cargo. Así lo confirmó la Asamblea Nacional Popular (poder legislativo) por mayoría aplastante que aprobó eliminar el límite de dos mandatos consecutivos para el mandatario y su vice, entre el total de las 21 enmiendas a la Constitución que fueron ratificadas.

    El partido terminó 2958 a 2, con tres balones que se fueron sobre el poste. Pero este partido ya había quedado visto para sentencia en octubre del año pasado durante el XIX Congreso Nacional del Partido Comunista chino (PCCh). Entonces, Xi hizo una rabona y una bicicleta: renovó su liderazgo por cinco años, y al mismo tiempo evitó nombrar a su sucesor, una práctica que se había consolidado en la era de Jiang Zemin y Hu Jintao.

    Lea más: Xi Jinping: eterno, inmortal, todopoderoso

    En aquel momento, Xi Jinping  aseguró que su meta era convertir a China en un líder global en cuanto a fortaleza nacional e influencia internacional para el año 2050, y este domingo concretó su presencia de acompañamiento a este proceso para que todo salga según lo previsto. Así, el presidente chino comenzó su 'after hour' que a Occidente le cae espeso.

    El Dr. Armando Fernández Steinko confirma a Radio Sputnik el espanto que este  hecho ha causado en ciertas latitudes: "desde el punto de vista occidental este acontecimiento ha despertado mucha animadversión porque viene a reforzar la idea de que China no es un país democrático porque su máximo líder puede prolongar indefinidamente su mandato. Esto ha despertado una gran ofensiva anti-china en Occidente". 

    El analista incide en que "hace poco se ha publicado un artículo de cabecera en The Economist que encierra un mensaje muy duro contra China siguiendo el principio de que 'nos hemos confundido con China, les hemos dejado crecer y convertirse en un gigante económico, y ahora resulta que este gigante económico políticamente no obedece en absoluto a los parámetros occidentales'".

    En este sentido, el profesor explica que "lo que está pasando en China es que esto no concuerda con la teoría según la cual China evolucionaría hacia un modelo político de tipo occidental, y eso está generando bastantes comentarios". 

    "A mí me parece que también (los deseos de Occidente de que China cumpliera con sus parámetros políticos) se puede utilizar ahora para presionar más, o darle una vuelta de rosca más, a la presión sobre China como gran potencia autónoma con respecto a los intereses occidentales, y utilizar esto para arremeter contra China", concluye el Dr. Armando Fernández Steinko.

    Además:

    'Emperador Xi': China da los primeros pasos para que Xi Jinping pueda gobernar indefinidamente
    Xi Jinping seguirá al mando
    Trump y Xi Jinping discuten por teléfono sobre diálogo EEUU-Corea del Norte
    Etiquetas:
    Partido Comunista de China (PCCh), Xi Jinping, Occidente, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik