En directo
    Qué pasa

    "EEUU no sabe cuál es su lugar en el mundo"

    Qué pasa
    URL corto
    Javier Benítez
    1130

    A los bandazos. Así va EEUU por el mundo: a la fuerza donde puede, y donde no, alzando la voz de la amenaza rusa o china, o ambas, dependiendo del auditorio de turno. La muestra más reciente es la gira latinoamericana de su secretario de Estado, Rex Tillerson, quien dijo a quien quisiera escucharlo, que Rusia y China son una amenaza para la región.

    Previo a su gira, en un discurso que brindó a estudiantes de la Universidad de Texas, Tillerson afirmó que América Latina "no necesita nuevas fuerzas imperiales que solo busquen obtener beneficios". Para eso ya está EEUU, según dio a entender. 

    El profesor de Economía Política de la Universidad del País Vasco Joaquín Arriola opina que "la reacción de EEUU es un poco paradójica, porque por un lado insiste en la necesidad de reforzar un cierto aislacionismo productivo por parte de EEUU, pero al mismo tiempo vemos cómo las injerencias en países que  habían desarrollado más los vínculos comerciales con China, Rusia, y otras potencias, por ejemplo con la propia UE, pues las injerencias políticas norteamericanas son más que evidentes". 

    La respuesta a sus lances le llegó alta y clara al jefe de la diplomacia norteamericana. El Kremlin dejó clara su postura en un manifiesto en la página de la Cancillería rusa en el que afirma que el rumbo político de Moscú en la región (América Latina) "está abierto, no tiene una ideología o una agenda oculta, ni está dirigido contra nadie", al indicar que las relaciones entre ambas partes se basan en intereses conjuntos, mientras que los vínculos entre los Estados tienen un carácter "multidimensional".

    Moscú también subrayó que Rusia necesita una América Latina "económicamente estable y políticamente unida en su diversidad". En este sentido, y contrario a las políticas agresivas de EEUU contra ciertos países de América Latina, entre ellos Cuba y Venezuela, Rusia y China están aumentando sus relaciones en distintos ámbitos económicos y militares con varios países de la región.

    Además: Lavrov destaca un gran potencial de cooperación con países de América Latina

    La respuesta que viajó desde Pekín a Washington también fue sin ambages. "¿Qué ha hecho China en Latinoamérica? No tiene bases militares allá, ni envió tropas a ninguno de los países del continente. China hace negocio con América Latina, y todos los lazos económicos se basan en una libre voluntad y beneficio mutuo ", observa un artículo editorial del periódico chino Global Times.

    Para Arriola "es evidente que en EEUU hay nerviosismo, pero no sólo en esta Administración. Recordemos que la anterior estuvo negociando el TPP, un tratado comercial y de inversiones en la zona del Pacífico, cuyo objetivo era reforzar los vínculos económicos de América Latina con EEUU ante la creciente competencia de las relaciones con estos otros países, y en particular con China". 

    En este sentido, el analista recuerda que "la nueva Administración (de Trump) decidió frenar la aplicación de ese tratado. Ahora se dan cuenta que tienen que reaccionar de alguna forma porque es verdad que en un contexto de globalización y de libre comercio, proclamado en primer lugar por EEUU, varios de estos países encuentran que sus relaciones comerciales con EEUU no son las que más les conviene y deciden diversificar sus exportaciones y sus importaciones hacia otros países". 

    Tillerson tampoco dejó de lado su rutina (y la de los suyos) de regar la semillita de la injerencia rusa en comicios presidenciales de países soberanos.

    Durante la rueda de prensa tras la reunión de los ministros de Exteriores de los países de América del Norte celebrada en México, dictó cátedra sentencia: "ya sabemos que Rusia tiene sus tentáculos en las elecciones celebradas por todo el mundo, así que recomiendo a México a que preste atención a lo que está pasando".

    Lea más: México reitera que no hay evidencia de que haya interferencia rusa en las elecciones

    Arriola rechaza las afirmaciones de Tillerson, pues entiende que EEUU no puede hablar de injerencias en elecciones en países soberanos "después de lo que ha ocurrido recientemente en Honduras donde ha habido un claro fraude electoral, donde la Embajada de EEUU" aceptó sus resultados.

    El experto también menciona el ejemplo de México "donde se le robó unas elecciones a (Andrés Manuel) López Obrador la victoria mediante otro fraude electoral", que también avaló EEUU, por lo cual "es un poco cínico argumentar que hay injerencia de otras potencias en los procesos electorales de América Latina", incide el analista.

    En otra demostración de que EEUU está perdiendo pie sin control en regiones en las que otrora pisaba a su antojo, se constató que en 11 meses de 2017 el Lejano Oriente ruso y China aumentaron el intercambio comercial en un 32%, ascendiendo a 7.000 millones de dólares, según el vice primer ministro ruso, Yuri Trútnev, en un encuentro mantenido con su par chino, Wang Yang. 

    Además: Medio Oriente engulle a EEUU

    Entretanto, el embajador de Rusia en Corea del Sur, Alexandr Timonin, precisó que la colaboración energética entre Moscú y Seúl podría contribuir a reforzar la estabilidad en la península de Corea.

    "Lo que le ha ocurrido a la Administración norteamericana es que ante los movimientos geopolíticos y económicos de otros países, se han quedado sin una estrategia alternativa. EEUU no sabe en estos momentos cuál es su lugar en el mundo, y sigue creyendo que su lugar en el mundo es el que era en una época que ya no está", sentencia el profesor Joaquín Arriola.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    "Acto de celos": los expertos rusos comentan las declaraciones de Tillerson sobre América Latina
    Moscú responde a las declaraciones de Tillerson sobre la 'mano del Kremlin' en América Latina
    Tillerson en Perú: "Maduro eclipsó la agenda política"
    Tillerson: EEUU seguirá presionando para que haya "elecciones libres" en Venezuela
    Etiquetas:
    injerencia, cooperación, Rex Tillerson, Alexandr Timonin, América Latina, China, EEUU, Rusia