En directo

    Rusia rechaza injerencia extranjera en países latinoamericanos

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    0 30
    Síguenos en

    Lo dejó claro el Canciller ruso, Serguéi Lavrov, al ser consultado por Radio Sputnik durante su rueda de prensa anual, donde le preguntamos acerca del balance y las perspectivas de las relaciones entre Rusia y América Latina.

    Entre otras cosas, el ministro se mostró contento con la cooperación entre las dos partes en organismos internacionales como las Naciones Unidas. Entre los frutos que brinda la misma mencionó la aprobación por la ONU en diciembre de 2016 de una resolución que condena cualquier apoyo externo a intentonas golpistas.

    En particular, la medida sirvió de respuesta a quienes interfieren en asuntos internos de países latinoamericanos con el fin de imponer allí a Gobiernos que les sean convenientes, según se desprende de las palabras de Lavrov.

    Obviamente, se refirió a las políticas de EEUU, país que, "junto con sus aliados", se opone a la multilateralidad en las relaciones internacionales.

    "Los métodos que emplea EEUU para contener a quienes considera sus rivales son, por lo general, dudosos y desleales. Van desde el despliegue a nivel global de su sistema de defensa antimisiles hasta la imposición unilateral de sanciones, en lo que se guía únicamente por su legislación nacional. Asimismo, suele recurrir a amenazas de emplear la fuerza. Todo ello conduce a la devaluación del derecho internacional, la disminución del papel de organismos multilaterales y provoca que cada vez más Estados apuesten por desarrollar sus fuerzas militares, algo que consideran la única opción para proteger su soberanía", subrayó el canciller, al citar como ejemplo el caso de Corea del Norte.

    Según Lavrov, Washington hace oídos sordos a Rusia y China, países que llaman a resolver la tensión por la vía del diálogo, llegando a los extremos de afirmar "abiertamente" que "es inevitable una solución militar" al conflicto con Pyongyang. También lamentó que EEUU no tome en consideración los argumentos de Moscú y Pekín sobre el conflicto en Siria, donde apuesta por la fuerza en vez de contribuir a fomentar el diálogo entre el Gobierno legítimo de Bashar Asad y la oposición. 

    El diplomático denunció, asimismo, que el Estado norteamericano se opone incluso a iniciativas pacíficas como la promovida por Rusia y China, entre otros países, la cual busca impedir la militarización del cosmos, es decir, impedir que se emplacen armas en el espacio. Washington tampoco muestra mucho entusiasmo por los esfuerzos, protagonizados por Moscú y Pekín, destinados a que todos los Estados que tienen armas químicas y bacteriológicas se deshagan de su arsenal.

    Durante la rueda de prensa se abordó también el tema de la persecución que sufren en EEUU y la Unión Europea medios internacionales rusos como Sputnik y RT. El ministro constató que Washington y las autoridades comunitarias hacen lo imposible para que los contenidos que producimos no lleguen a los ciudadanos occidentales.

    Lea más: 2017: Occidente da su adiós a libertad de prensa

    De acuerdo a Lavrov, detrás de ello y las medidas que se adoptan para expulsar a Rusia del mercado energético global, obstaculizar sus exportaciones militares o impedir que pueda participar en los Juegos Olímpicos se esconce el "miedo" que tiene EEUU a "la competencia leal".

    Por supuesto que hubo preguntas sobre Ucrania. Algunos de nuestros colegas occidentales aprovecharon el evento para acusar al Kremlin de "anexionar" Crimea, argumentando, en particular, que Moscú violó el Memorándum de Budapest en el que Rusia se comprometió en diciembre de 1994 a respetar la soberanía, integridad y fronteras de Ucrania, después de que esa antigua república soviética renunciara a su arsenal nuclear. 

    Al respecto, Lavrov respondió que fue Kiev quien infringió el acuerdo. Lo hizo al sancionar el uso de la fuerza contra las autoridades de Crimea, después de que las mismas se negaran a reconocer el Gobierno golpista que se impuso tras el golpe de Estado de 2014. De la misma manera, Kiev sigue incumplimiento los acuerdos de Minsk para el arreglo pacífico del conflicto en Ucrania, señaló.

    Por muy preocupante que sea el panorama presentado por Serguéi Lavrov, en la arena internacional tampoco faltan acontecimientos positivos. Entre ellos, mencionó el fortalecimiento del grupo BRICS, integrado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, así como el avance de la Unión Económica Euroasiática, un mercado común entre Rusia, Armenia, Bielorrusia, Kazajistán y Kirguizistán, el cual, según el canciller ruso, suscita gran interés por parte de socios de Moscú de todo el mundo, en particular, de Latinoamérica.

    Además: Los BRICS están entre los países más optimistas de 2018

    Además:

    Lavrov destaca un gran potencial de cooperación con países de América Latina
    Lavrov: las sanciones de EEUU buscan impedir que Rusia afiance posiciones en el mercado de armas
    Lavrov espera que la situación en torno a Assange se solucione
    Canciller ruso: las denuncias de dopaje a atletas rusos confirman los intentos de dañar a Rusia
    Etiquetas:
    BRICS, Serguéi Lavrov, China, Ucrania, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik