En directo
    Qué pasa

    Occidente impone a su candidato en presidenciales rusas

    Qué pasa
    URL corto
    Víctor Ternovsky
    Elecciones presidenciales en Rusia (2018) (301)
    2130

    EEUU y la Unión Europea (UE) acaban de dar un clarísimo ejemplo de lo que es la injerencia política. Exigieron que las autoridades electorales rusas permitan al opositor Alexéi Navalni participar en los próximos comicios presidenciales en el gigante euroasiático. En caso contrario, las elecciones no podrán considerarse "democráticas".

    La postura de Washington y Bruselas viene acompañada de una campaña de la prensa dominante que busca convencer a la opinión pública internacional de que la no participación de Navalni sería un fraude y constituiría, según escribió el diario español El País, "una muestra más del inaceptable autoritarismo con el que el presidente ruso, Vladímir Putin, ejerce el poder". El mismo medio proclamó a Navalni como "el principal político de la oposición", desconociendo, de esta manera, la existencia de partidos como el Comunista o el Liberal Demócrata, la segunda y la tercera fuerzas más votadas de Rusia, las cuales son oponentes al partido oficialista Rusia Unida. 

    Leyendo la prensa española se puede deducir que la inhabilitación de Navalni no es otra cosa que la venganza por "amargar", según el periódico El País, "el cumpleaños a Putin". Se trata de manifestaciones organizadas por el opositor el pasado 7 de octubre, día en que el mandatario ruso cumplió sus 65 años. 

    El escritor Rafael González Crespo, coronel de Infantería del Ejército español en retiro, calificó como "ridícula" la intención del diario de presentar las mismas como importantes y de gran envergadura. Y es que la más multitudinaria, que se realizó en Moscú, congregó, según la policía capitalina, a unas 700 personas. Y eso en una ciudad de más de 12 millones de habitantes. En España, semejante cantidad de gente se reúne "para pedir apoyo para perros callejeros", indicó Rafael González Crespo en conversación con Radio Sputnik, al subrayar que en la manifestación participó fundamentalmente "la gente muy joven, que no vivió la quiebra de 1998, ni las crisis anteriores" que golpearon a Rusia. Indicó, asimismo, que desconfía de quienes se meten en la política teniendo antecedentes empresariales, puesto les suele faltar "formación para dirigir un país".

    Lea más: Todo lo que tienes que saber sobre el proceso de elecciones presidenciales en Rusia

    Cabe señalar, en este contexto, que son las 'habilidades empresariales' de Navalni las que conllevaron a que solamente le quede soñar con la presidencia. Y es que tiene antecedentes penales graves, por lo cual la Constitución rusa le prohíbe postular su candidatura. En 2009 desempeñó como asesor externo del entonces gobernador de la región de Kírov, Nikita Belij, ahora en prisión por corrupción. Fue la primera y única vez en que Navalni se acercó al poder y lo aprovechó al máximo. Presionó a una compañía pública para que vendiera productos forestales a unos precios ridículos a una empresa de su amigo, la cual, por su parte, los revendió a precios del mercado. Ni hablar que el dinero ganado a través de ese 'negocio' terminó en los bolsillos de Navalni y sus compañeros. 

    Pero estos 'detalles' no les importan a EEUU y la UE, que "tratan de blanquear" a Navalni y "apuestan" abiertamente por "este señor", constató en declaraciones a nuestra emisora el analista español Daniel Trujillo Sanz. La prensa dominante, a su vez, llega a los extremos de llamarle "el aguerrido luchador contra la corrupción en Rusia" y mantiene un silencio total sobre otro hecho importante. Y es que Navalni no fue el único en ser inhabilitado para participar en los comicios presidenciales. El periodista investigador Oleg Lurié corrió la misma suerte, también por antecedentes penales. 

    Pero EEUU, la Unión Europea, así como la prensa dominante, se muestran preocupados únicamente por Navalni, quien promete, en el hipotético caso de llegar a ser presidente, convertir a Moscú en un obediente ejecutor de las directrices occidentales. En particular, repite sin cesar que Rusia no tiene sus propios intereses, sino que los mismos coinciden al 100% con los de Washington, al cual debe apoyar en todo, por ejemplo, en sus esfuerzos para derrocar al 'dictador' sirio Bashar Asad.

    Además: Supremo de Rusia desestima apelación de Navalni de avalar su queja contra la CEC

    Según Daniel Trujillo Sanz, la actuación de Washington sí es una injerencia política, a diferencia de los "rumores" sobre las interferencias rusas en Occidente, algo que "no se ha podido ni demostrar ni hacer palpable en ningún lado". 

    Para el argentino Alberto Hutschenreuter, doctor en Relaciones Internacionales, Occidente utiliza la inhabilitación de Navalni para lograr una serie de objetivos, entre ellos el de convencer "al público que no conoce demasiado la cuestión" de que Rusia es un Estado "autoritario" y, de esta manera, dañar la imagen de Putin, quien "es el líder que menos le conviene frente a los otros candidatos" a la presidencia.

    Y es que el jefe del Kremlin, cuya popularidad roza niveles muy altos, "es el mandatario que más se opone a las injerencias externas y más defiende los intereses nacionales de Rusia", señaló el también profesor titular de Geopolítica en la Escuela Superior de Guerra Aérea. 

    Lea más: El Kremlin no ve rivales para Putin en las presidenciales del 2018

    El presidente de la consultora vasca EKAI Center, Adrián Zelaia, tampoco duda de que "se trata de desprestigiar a Rusia y su sistema político y socio-económico".

    Según el experto, Occidente "tiene miedo a Rusia como sistema alternativo".

    En este contexto, aseveró que Moscú "ha sido capaz en las últimas décadas" librarse de "esa influencia aplastante de la oligarquía financiera que existe en Europa y en EEUU", y convertirse en "un faro de referencia para el conjunto de la población occidental a la hora de buscar alternativas que les permitan proyectar su propio futuro libre de las ataduras de esa oligarquía financiera".

    En tanto, Vladímir Putin manifestó que la condena de EEUU a la decisión de Rusia de prohibir a Alexéi Navalni la participación en las próximas elecciones presidenciales demuestra que el opositor sería el candidato favorito de Washington.

    "Esto parece revelar las preferencias de la Administración estadounidense, habla de a quién les gustaría ver al frente del país", apuntó el mandatario.

    Tema:
    Elecciones presidenciales en Rusia (2018) (301)

    Además:

    Senador: Rusia debe denunciar la eventual injerencia de EEUU en las elecciones
    CEC: para ser candidato a presidenciales rusas no basta entrega de documentación
    Un total de 70 personas quieren competir por la presidencia de Rusia
    Equipo de Putin hará uso de todos los recursos para la campaña electoral
    Los países europeos, interesados en que Putin siga siendo presidente de Rusia
    Etiquetas:
    UE, Alexéi Navalni, Vladímir Putin, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik