En directo
    Qué pasa

    Opinión: "El Gobierno de España quiso demostrar que era muy macho"

    Qué pasa
    URL corto
    Javier Benítez
    Referéndum en Cataluña (2017) (218)
    1102

    Cuando la ola independentista de Cataluña ahogaba inexorable al Gobierno de España, el presidente Mariano Rajoy decidió ahogar a los catalanes que salieron a votar, en un mar de palos y pelotas de goma sangriento, más doloroso por fratricida, y donde lo que parece haber resultado con una herida mortal irreversible, es la relación Madrid-Barcelona.

    España está rota. Es definitivo. Y los bandos enfrentados están bien señalizados: por un lado los independentistas, y por el otro, los españolistas. No obstante, en ambos lados hay catalanes, y no catalanes. Pero hay un tercer lado en esta crisis, y son aquellos quienes sin banderas, están genuinamente por la labor de una España Federal como única vía de salvación. Son quienes viven esta actual crisis como un vía crucis, y llevan la procesión por dentro.

    Desde el 1-O, nadie hizo el mea culpa. Fue el gran ausente el día de la cita a las urnas, y después. Como en una gran batalla final, todos justifican firmes su posición.

    Rajoy el ausente, que muchas veces para hablar con la prensa y la gente, supo convertirse en el primer presidente "plasma", Rajoy el inmutable, el que nunca actúa, cuando decidió hacerlo, tal vez por la falta de práctica, actuó mal. 

    Lea más: Opinión: "Rajoy y Puigdemont deberían convocar elecciones ya"

    Al respecto, el Dr. Armando Fernández Steinko, profesor de la Universidad Complutense de Madrid, explica que en el período cercano al día del referéndum, "el Gobierno de Rajoy podía avanzar sobre el argumento de los nacionalistas sobre una senda muy estrecha en la que no podía cometer ningún error. Empezó dando pasos acertados, diciendo siempre que el desafío iba a ser respondido de forma proporcional". 

    Para el analista, eso le dio a La Moncloa "un margen de maniobra moral que generó un estado de opinión favorable, puesto que demostraba que eran asimétricas las partes: el radical era Puigdemont, que no quería hablar, porque realmente tenía su plan preconfigurado; y el Gobierno de Madrid lo que hacía era reaccionar de forma proporcional". 

    Pero llegó el día, y la Guardia Civil y la Policía Nacional desembarcaron en la ciudad condal, y a base de violencia quisieron quebrar la voluntad de quienes salieron a votar a favor de la independencia. Ese fue el gran error de Rajoy, según el analista.

    "El domingo abandonó esa senda, posiblemente porque Rajoy no tiene muchos recursos políticos. Parece ser que (desde el Gobierno de Rajoy) quisieron demostrar que son muy machos, y que ahí (en Cataluña), no vota nadie", observa Fernández Steinko.

    Mucha gente aún no ha tomado conciencia real de la dimensión que tiene la situación que se está viviendo en España a raíz del referéndum independenstita en Cataluña, al entender de Fernández Steinko.

    "Con esta crisis los españoles nos lo estamos jugando todo. Y eso es justo lo que quería Puigdemont. Que fuéramos a jugárnoslo todo. La batalla final.  Para mí no es una cuestión teórica, y un ambiente aquí, instigado desde Madrid, equivalente al que hay en Cataluña, para mí sería irrespirable". 

    Desde ambos bandos alimentaron la hoguera, pero la mayor maquinaria propagandística la tuvo a su favor el Gobierno de Rajoy, que estigmatizó como "ilegal" un referéndum, que en realidad no fue rotulado como tal por la justicia española, sino que fue suspendido cautelarmente por el Tribunal Constitucional. 

    "Yo no estoy ni con unos, ni con otros, es mi existencia la que está en juego. Y como yo, hay muchísima gente. Y eso no se lo perdonamos a Puigdemont, porque sabemos quién es este hombre, y quién es Rajoy. Hemos luchado contra él toda la vida. Pero la tesitura en la que nos ha metido Puigdemont a nosotros personalmente, no políticamente, personalmente, no tiene nombre", manifiesta el experto. 

    Algo que, según sus palabras, mucha gente no se lo va a perdonar nunca.

    "Y te estoy hablando de demócratas que han estado en la cárcel, que han luchado toda su vida y que han simpatizado toda la vida con Cataluña, que son medio catalanes como yo, y que hablan catalán. Hay mucha gente así, y esos no salen en la prensa. Y sería bueno también de vez en cuando darles un poco la voz para que aunque sea se enriquezca un poco la discusión", concluye el Dr. Armando Fernández Steinko.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    Referéndum en Cataluña (2017) (218)

    Además:

    El rey de España, Felipe VI, ofrece un discurso tras el referéndum del 1-O
    Manifestación de estudiantes en Barcelona contra la actuación policial por el 1-O
    Referéndum del 1-O: así votó Cataluña por la independencia
    Referéndum 1-O: "Es una mezcla de sentimientos entre la alegría y la indignación"
    Snowden: la represión contra el 1-O fractura a España
    Etiquetas:
    Carles Puigdemont, Mariano Rajoy, Cataluña, España