21:38 GMT +309 Diciembre 2019
En directo
    Qué pasa

    UE: a la guerra contra EEUU por Rusia

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    Sanciones de Occidente contra Rusia (745)
    1100
    Síguenos en

    Luz verde para imponer sanciones a Rusia e Irán. En eso se pusieron de acuerdo este sábado 22 de julio, Republicanos y Demócratas, con una proposición de ley que deberá y será aprobada este martes sin falta, y si Donald Trump no comete el exabrupto de vetarla, en cuyo caso, desde su propio partido ya le amenazan con enmendarle la plana.

    Habemus sanciones. El humo blanco se puede convertir en el humo negro típico de un incendio de un pozo petrolero. Pero en vez de ser producto del incendio de los hidrocarburos rusos, será el de la quema de la propia economía norteamericana. De paso, plantará una bomba en la UE que puede arrasar con todo el bloque, pero cuya onda expansiva puede llegar a las propias puertas de la Casa Blanca.

    Que lo que Rusia ha unido – a los congresistas Republicanos y Demócratas de EEUU, motivados por las sanciones antirrusas —, no lo separe Donald Trump. Nunca antes habían estado tan de acuerdo estos dos bandos cuya constante es el conflicto hasta la carne viva con tal de complacer a sus respectivos lobbistas, aunque tengan a varios en común.

    Pero ahora parece que uno de sus siervos, quizá el de más alto rango, llamado Unión Europea, amenaza no sólo con rebelarse, sino también con enviar toda su potencia de fuego contra los Estados de la Unión, en defensa de sus intereses que están íntimamente ligados a los de Rusia.

    El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, tocó a rebato: exigió discutir la posible respuesta del bloque en caso de la introducción de nuevas sanciones de EEUU contra Rusia de forma urgente, según el periódico 'The Financial Times'. El organismo tiene previsto discutir en una reunión este miércoles un documento que contiene varias posibles respuestas a las restricciones de EEUU.

    De hecho, ha firmado un documento que puede significar de facto que la UE se pone por fin del lado de Rusia en la guerra de sanciones con EEUU. En él, instan con efecto inmediato, a la administración Trump a "prometer públicamente" que las nuevas sanciones no afectarán a los intereses de la UE.

    Además: Nuevas sanciones contra Rusia y otros países merman el prestigio de EEUU

    Y es que son varios los negocios y empresas europeas que están en juego: el principal y más próximo, el Nord Stream 2, que transportará gas desde Rusia directo a Alemania vía el mar Báltico; proyectos vinculados a la explotación y modernización de gasoductos rusos a través de los cuales el gas de Rusia llega a Ucrania; construcción de gasoductos en la región del Caspio; y el futuro de la exploración de un yacimiento de gas en Egipto que requiere de la participación de Rusia. Todo eso se quiere llevar por delante EEUU de un plumazo. Y da la impresión de que Europa no está dispuesta a pasar por ese aro.

    Alemania y Austria ya criticaron la postura del país norteamericano al respecto debido a que varias empresas europeas tienen convenios de cooperación comercial con Rusia en ese sector, y creen que EEUU podría haber tomado esa decisión porque desea vender su gas licuado en Europa.

    Lea más: EEUU multiplica por diez su cuota en el mercado europeo de gas natural licuado

    Para el columnista de Sputnik y exdirector de Euronews, Luis Rivas "las medidas que anuncia EEUU no están coordinadas con la UE, con lo cual está afectando los intereses del bloque. EEUU siempre ha actuado sin tener en cuenta los intereses de sus supuestos aliados, pero en este caso es mucho más grave, porque la UE defiende sus propios intereses económicos y políticos, mantiene una línea con Rusia, y puede verse afectada por estos vaivenes, estos bandazos extraños de la administración norteamericana".

    Pero no sólo el viejo continente alzó la voz. También lo hicieron grandes compañías financieras e industriales de EEUU, como son los casos de BP, Exxon, MasterCard, Visa, Citigroup, Ford, Dow Chemical, Procter & Gamble, General Electric y Caterpillar, pues consideran que dichas sanciones afectaría más a sus negocios que a Rusia.

    En este sentido, Rivas afirma que esto "es un ejemplo de ese desbarajuste, de esa falta de coordinación, de esa ausencia de línea (en la actuación del Gobierno), que por el momento se limita a disparos a un lado y a otro, sin que sea muy clara la dirección que va a tomar EEUU, tanto política, como industrial o militar".

    Las cosas están así: el 22 de julio, el Congreso de EEUU publicó el proyecto de ley de medidas restrictivas contra Rusia, Irán y Corea del Norte, que será sometido a votación en la Cámara de Representantes el 25 de julio.

    Para el analista, el significado de las nuevas sanciones antirrusas de EEUU "es una ausencia clara de política exterior norteamericana. Por un lado el Congreso, por otro lado la administración Trump, pero al mismo tiempo sin tener las ideas muy claras. Para Donald Trump Rusia es un país con el que se puede hacer negocios y tener un buen trato, pero sus portavoces hablan de sanciones". 

    El borrador de las sanciones llama al Gobierno de Trump a "seguir oponiéndose a la construcción del gasoducto Nord Stream 2 debido a su carácter nocivo para la seguridad energética de la Unión Europea, para el desarrollo del mercado del gas en Europa Central y del Este y también para las reformas energéticas de Ucrania".

    Pero el congresista Steny Hoyer —que ha liderado las conversaciones entre ambos bandos legislativos- incidió en que esa proposición de ley "hará responsable a Rusia e Irán por sus acciones desestabilizadoras alrededor del mundo".

    Además: Las sanciones de EEUU contra el Nord Stream 2 están motivadas por "la codicia y el egoísmo"

    Entonces, ¿en qué quedamos? ¿En que el motivo de las nuevas sanciones busca frenar a Rusia e Irán en sus "acciones desestabilizadoras alrededor del mundo", o a oponerse al Nord Stream 2? Ya Europa ha dejado más que claro que el Nord Stream 2, no sólo que no es nocivo para su seguridad energética, como lo plantean los budas del Congreso norteamericano, sino que es todo lo contrario, es indispensable para asegurarla.

    "En el fondo (…) las sanciones a Rusia es una justificación por una simple cuestión de competencia por el gas y por su suministro. En Europa está claro que EEUU no es quién para erigirse en su portavoz, ni hablar de los intereses del bloque. En este caso la competencia es con Rusia por ese suministro de gas por el Nord Stream 2. Y en el caso de Irán, meterlo en el mismo paquete que a Rusia, indica que esa alianza (entre Moscú y Teherán) y esa situación que se vive en Siria, donde EEUU y Rusia en teoría luchan por la causa de acabar con el autodenominado Estado Islámico, en realidad los intereses de EEUU están muy claros y temen que esa posible derrota del Estado Islámico pueda derivar en una mayor influencia rusa e iraní en Oriente Próximo", concluye Luis Rivas.


    Tema:
    Sanciones de Occidente contra Rusia (745)

    Además:

    El Senado ruso propone introducir sanciones contra Polonia
    EEUU, ¿a punto de quedarse sin dinero?
    Etiquetas:
    UE, Steny Hoyer, Luis Rivas, Donald Trump, Jean-Claude Juncker, Europa, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik