En directo

    Corrupción destroza al Gobierno moralista de Macron

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    0 60
    Síguenos en

    De ejemplo de moralidad a ejemplo de corrupción en un tris. Es el camino que recorrió en apenas dos días el gabinete de Emmanuel Macron, quien sigue protegiendo a los acusados y premiándoles. Y es que dos de ellos pasan a liderar los grupos parlamentarios de los dos partidos de Gobierno, encargados de "Moralizar la vida pública" a través de la ley.

    La paradoja nunca tuvo un ejemplo tan emblemático y paradigmático, o cómo pasar de ser el adalid de la moralidad a ejemplo de corrupción, sin morir en el intento. Es lo que le ha ocurrido esta semana al gabinete del Gobierno del presidente de Francia, Emmanuel Macron.

    Vestido de justiciero de la decencia, y valiéndose de la "autoridad moral" que le insufla su mayoría aplastante, Macron decidió aplastar. A sabiendas y desoyendo que sobre cuatro políticos, no sólo pesaba la sospecha, sino también la imputación, decidió empoderarlos.

    Pero su arrogancia de intocable, como muchos ya comienzan a verlo, le está pasando factura, y tumbó a cuatro de sus delfines, que precisamente no ocupaban ministerios triviales. Comenzando por François Bayrou, ministro de Justicia, siguiendo por la titular de la cartera de Defensa, Sylvie Goulard, y la ministra de Asuntos Europeos, Marielle Sarnez, y culminando con su favorito por excelencia: Richard Ferrand, ministro de Cohesión Territorial.

    En este sentido, el columnista de Sputnik y exdirector de Euronews Luis Rivas, explica que "ese es el gran dilema aquí (en Francia) ahora mismo. Hace ya dos años que un libro de una diputada, miembro del MoDem (que gobierna en coalición con República en Marcha de Macron), había denunciado estas prácticas de empleos ficticios, de dinero europeo utilizado para pagar a sus asistentes políticos dentro del MoDem en Francia, y son informaciones que se sabían hace ya tiempo, pero que Emmanuel Macron pensaba quizá que no iban a salir a la luz pública".

    Esta semana Macron se llenó de vergüenza cuatro veces, y la justicia por un lado, y la decisión de los implicados de dimitir por otro, le enfrentaron a una dura realidad: que a su Gobierno se le está abriendo el suelo debajo de sus pies.

    Rivas señala al respecto que en Francia ya se ha visto que el casting de Macron para elegir a sus ministros "fue un desastre, porque cuatro de sus ministerios, y de mucha importancia, como Justicia, Defensa y Asuntos Europeos, han caído en el escándalo y tienen que ser reemplazados urgentemente".

    "Macron que aparecía como el gran 'limpiador' de la corrupción en Francia se ve ahora mismo implicado de lleno en estos asuntos", observa el periodista. Y añade que "esto le debilita de cara a su política (…) y no le va a facilitar mucho aprobar las leyes, que puede hacerlas pasar en la Asamblea porque tiene mayoría absoluta, pero los sindicatos y otros partidos que van a defender las conquistas sociales no van a quedarse callados y van a utilizar todos estos escándalos de corrupción en su contra".

    Entretanto, Christophe Castaner, portavoz del Gobierno, señaló este miércoles que la decisión de Bayrou era "personal". Lo mismo que antes había aducido Goulard al justificar su renuncia. Castaner se sirvió de un eufemismo para referirse a las razones de estas dimisiones: "'tormenta mediática' que afecta al MoDem", lanzó, tras ser consultado por la emisora Europa 1 de si Macron había forzado estas salidas.

    Al respecto, Rivas señala que el Gobierno "se está inventando una campaña para disimular todo este escándalo. Ahora mismo el portavoz del Gobierno está intentando disimular esta catástrofe y haciendo ver como que dimiten por motivos personales. Macron sabía que esto podía estallarle, todos los miembros del Gobierno sabían que el MoDem estaba implicado en asuntos que la justicia está investigando, y ahora mismo están intentando tapar todo ese 'error' que han cometido, sólo por establecer una alianza política". Dicho de otra forma, un puñado de votos. O clientelismo.

    Cualquier parecido entre las casetas de feria de tiro al blanco donde van cayendo los muñequitos, y el Palacio del Elíseo, durante las últimas 48 horas, es pura coincidencia.

    "La presidencia ejemplar se ha convertido en una especie de feria de muñequitos, donde los jueces y la prensa están derribando los supuestos personajes ejemplares del Gobierno de Macron", concluye Luis Rivas.

    Además:

    Dimite la ministra de Defensa de Francia por escándalo respecto a empleo de sus asistentes
    Cumbre de las Américas 2018 en Perú examinará impacto de corrupción en gobernabilidad
    Etiquetas:
    corrupción, Gobierno de Francia, Sylvie Goulard, Richard Ferrand, Luis Rivas, Emmanuel Macron, Francia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook