En directo

    ¿Primer conflicto de la era Trump?

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    0 92
    Síguenos en

    Donald Trump entró al Despacho Oval pateando el tablero. Lo esperaban propios y extraños. Y la primera baraja que intenta romper es la del statu quo con respecto a Jerusalén, a donde EEUU desplazaría su embajada desde Tel Aviv, según le comunicó telefónicamente el nuevo inquilino de la Casa Blanca al primer ministro israelí Benjamín Netanyahu.

    En Israel recibieron esta idea como agua de mayo, tras lo que ese país consideró como un nefasto capítulo para sus intereses el período de la administración Obama. Un plan, el de Trump, con una alta carga simbólica y que puede desatar consecuencias insospechadas. 

    Y es que Israel considera a Jerusalén su capital, pero no es casual que ningún país tenga su embajada en esa ciudad, y por el contrario, todas se ubiquen en Tel Aviv o en localidades cercanas, ya que la comunidad internacional rechaza la ocupación y posterior anexión de la parte este de la ciudad. Tampoco serán casuales las secuelas si se plasma la idea de Trump.

    Ya a comienzos de enero, y viendo cómo venía la mano, el presidente palestino, Mahmud Abás, aseguró que instalar la embajada estadounidense en Jerusalén supondría una "agresión" y cruzar una "línea roja" inaceptable.

    Una línea idéntica en la que se mueve el rais palestino Abu Mazen, quien arropado por la Liga Árabe avisa a Washington de que la medida violaría una línea roja establecida por la comunidad internacional, incluido EEUU, desde 1967 y la anexión de la parte oriental en 1980. 

    Los palestinos advierten a Trump que la medida enterraría cualquier posibilidad del proceso de paz y la creación de un Estado palestino con capital en el 67, provocaría violentas protestas contra Israel y EEUU y la anulación del reconocimiento de Israel por parte de la OLP. En este sentido, reclaman al Concejo de Seguridad de la ONU una reacción inmediata.

    Al respecto, la columnista de Sputnik y corresponsal en Jerusalén Ana Alba se muestra escéptica al señalar que EEUU siempre tendrá la opción del veto ante cualquier resolución que se quiera tomar en el Concejo de Seguridad de Naciones Unidas.

    "Si en el caso de trasladar la embajada la decisión viene ya impulsada de hecho por EEUU, no se podría hacer nada", añade la corresponsal.

    Con respecto a lo que pueda hacer la Liga Árabe, Alba indica que "sí puede presionar, pero no sé hasta qué punto pueda presionar a EEUU. Supongo que los saudíes que son amigos de EEUU también harán su papel. Pero no se puede confiar mucho en la posición de los árabes", concluye la periodista.

    Además:

    Donald Trump, el 45º presidente de EEUU
    Etiquetas:
    OLP, Abu Mazen, Mahmud Abás, Barack Obama, Donald Trump, Benjamín Netanyahu, Israel, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik