En directo
    Qué pasa

    Opinión: "El Partido Demócrata de EEUU tiene un desprecio evidente a la democracia"

    Qué pasa
    URL corto
    0 91

    Donde dije digo, digo Diego. Un refrán que sintetiza la actitud poco democrática del Partido Demócrata de EEUU, que en un manotazo de ahogado intentó quebrantar las instituciones fundacionales del país. Algunos electores del Colegio Electoral que ratifica la elección del presidente, impulsaron la iniciativa "Juntos podemos detener a Trump".

    Donald Trump, presidente electo de EEUU
    © REUTERS / Jonathan Ernst
    Dichos electores fueron respaldados y auspiciados por John Podesta, quien fuera jefe de la campaña presidencial de Hillary Clinton, a través de un comunicado. 

    Una acción que proviene de un partido que tras un debate condenó a Donald Trump por poner en tela de juicio las más profundas tradiciones democráticas de EEUU. Y es que en aquel debate, ante la pregunta de si aceptaría la derrota en las urnas, el candidato republicano contestó que lo pensaría. 

    Los Demócratas, que condenaron esa postura de Trump en aquel momento, fueron los mismos que intentaron a toda costa y hasta el último momento, que el Colegio Electoral no confirmara al republicano como mandatario.

    Pero a pesar de esta campaña lanzada por el Partido Demócrata, y que desafió al statu quo, Donald Trump ya es presidente de EEUU. Finalmente así lo ha ratificado el organismo integrado por 538 miembros.

    Al respecto, el columnista de Sputnik y exdirector de la cadena EuroNews Luis Rivas, afirma que los Demócratas han intentado de todas las maneras evitar la ratificación de Donald Trump como presidente de EEUU. Y lo han hecho, según el analista, "en un desprecio evidente a la democracia, en que han intentado decir que el número de votos populares de Hillary Clinton era tan enorme con respecto a Trump que no era democrático que el republicano consiguiera la presidencia, cuando el sistema norteamericano funciona de esa manera".

    Lo curioso, prosigue el periodista, "es que en un principio, tanto Hillary Clinton como Barack Obama habían dicho que había que aceptar el resultado, pero ha ido creciendo la bola de la oposición, desde la calle y desde los ambientes políticos, para desacreditar hasta el último momento la victoria de Donald Trump que le ha dolido mucho más al establishment norteamericano". A tal punto, que "tanto John Podesta, como Hillary Clinton y Barack Obama, hasta el último momento han intentado que esa victoria en las urnas de Donald Trump fuera deslegitimada".

    "Donald Trump es un presidente que rompe todos los esquemas de los últimos años del establishment norteamericano: primero por sus ideas, y también por su background. Es un empresario y no representa ideologías, tampoco sigue en todas sus líneas al Partido Republicano al que representa, y hasta ahora ha hecho declaraciones que rompen todos los cuadros de administraciones republicanas y demócratas hasta el momento, especialmente en política exterior", señala Rivas.

    Las manifestaciones de Trump han sido siempre positivas en las relaciones futuras con Rusia, explica el periodista. Añade que por otro lado, "algo que también ha hecho temblar a la administración militar industrial norteamericana, es que Trump ha dicho "que los europeos y los asiáticos, algunos países cuya protección depende de EEUU, deberían ir pensando en defenderse por sí solos, y que EEUU no debería gastar tanto dinero en defender a países tan lejanos. 

    Rivas señala que "el hecho de que Rusia deje de ser el enemigo número uno de EEUU en la administración de Donald Trump, eriza la piel de la OTAN que ha entrado en pánico".

    "Lo que está claro es que antes de la toma de posesión de Donald Trump, se está haciendo todo los posible a través de los medios de comunicación, que siempre juegan el mismo papel, a través del establishment norteamericano habitual, a través del Partido Demócrata, y a través de instancias militares, para evitar o entorpecer las ideas que piensa aplicar Donald Trump en el futuro, especialmente hacia Rusia y con Rusia. Y eso es una batalla interna en EEUU y veremos qué consecuencias tiene, pero en principio la palabra del presidente es la que debe prevalecer", concluye Luis Rivas.

    Etiquetas:
    Donald Trump, John Podesta, Hillary Clinton, Barack Obama, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik