En directo

    "Tratamiento de altísima calidad": médicos rusos salvan del coronavirus a un cubano

    Hoy con nosotros
    URL corto
    Por
    0 230
    Síguenos en

    Es un error subestimar el peligro del coronavirus y pensar que es un invento político. Este es el mensaje que lanzó a través de Radio Sputnik el músico cubano residente en Rusia Sandor Torres. Vivió en carne propia esta enfermedad que, advirtió, "te puede matar pero con una rapidez increíble", una suerte que evitó gracias al sistema sanitario ruso.

    Empezó a sentir algo extraño en los últimos días de julio en Moscú, pero no le prestó atención pensando que "era algo pasajero" y relacionado con "los cambios climáticos que siempre hay, continuamente" en esta zona de Rusia. De manera que decidió no aplazar su viaje previsto a la ciudad de Nizhni Nóvgorod, a unos 400 kilómetros al este de Moscú. Un trayecto que hizo en tren, siempre usando la mascarilla, donde quizás el única síntoma que tenía era un leve resfriado y "un poco de dolor de cabeza", pero "sin temperatura, sin fiebre, sin nada".

    En pocos días la situación cambió drásticamente: el dolor de cabeza se hizo infernal, al tiempo que la temperatura casi llegaba a los 40 grados. En esta condición, se presentó ante los médicos quienes le diagnosticaron neumonía y un nivel de oxígeno peligrosamente bajo, llegando en algún momento a tener "mucha dificultad para respirar". Fue así como acabó en un hospital de Nizhni Nóvgorod.

    Empezó a recibir el tratamiento —numerosos pinchazos diarios en los brazos y el estómago— desde el primer momento al ingresar en una habitación en el tercer piso destinado a los enfermos más graves. Cuando se confirmó que padecía coronavirus, "ya se centraron en un tratamiento más específico" y, como consecuencia, más eficaz.

    "La atención en el tercer piso duró aproximadamente diez días y era muy buena. Los médicos pasaban diariamente, pero a veces no lo podían hacer por un problema que había casi siempre por la mañana: muertes", confesó.

    Apuntó que "había muchos pacientes, generalmente personas entre los 44 y en adelante", la mayoría de ellos hombres.

    Respecto a la estancia en el hospital, afirmó que no tiene "quejas", sino que "las condiciones parecían un cuarto de hotel", donde "lo único que faltaba era wifi". Entre otras comodidades, mencionó un televisor y un baño privado.

    "Los doctores son de altísima calidad y son muy atentos, así como también otros especialistas y personal del hospital. Eran muy amables y siempre que yo tenía alguna molestia, inclusive por la noche, a la una o dos de la madrugada, solamente apretaba un botón y allí estaban. Desde el exterior el hospital quizás pareciera viejo, pero por dentro está de lujo, o sea, están todos los equipos, todo lo necesario. Por lo menos, es lo que yo conocí en ese hospital específicamente, que es la real Rusia, que no es Moscú", subrayó.

    Destacó asimismo que los empleados del hospital lo valoraban especialmente por ser cubano, una nación que se ve con mucho cariño en Rusia.

    "Inclusive a veces decían: 'Ah, cubano, llévale más comida para que se sienta mejor'. Y me preguntaban qué tal la comida y qué tal Cuba", señaló.

    Luego de que varias pruebas confirmaran "el retiro del COVID-19", Sandor Torres salió del hospital, donde recibió un tratamiento absolutamente gratis.

    "Soy ciudadano extranjero, pero residente en Rusia, y al tener la residencia no tengo que pagar nada. En ese hospital yo no tuve que pagar nada sencillamente", explicó.

    Otra cosa que sí afecta sus bolsillos, son los medicamentos que tiene que comprar para tratar las secuelas que le dejó la enfermedad.

    En este contexto, llamó a tomar con la máxima seriedad el peligro del coronavirus, no solamente usando máscarillas y otros equipos de protección personal, sino que también "subir el sistema inmune del cuerpo", desde "comer lo más saludable posible" hasta consumir suplementos vitamínicos.

    Посмотреть эту публикацию в Instagram

    🎗️Un día como hoy 24 de agosto yo tenía un concierto en el Club Andrey Makarevich con Sandor's Trio, concierto que fuera cancelado días atrás por mi grave estado de salud con Coronavirus y Neumonía doble. Hoy, gracias al equipo médico del hospital #10 en Nishny Novgorod (Rusia), el apoyo de mi familia y muchos amigos, puedo decir que he vencido ambas enfermedades. Ya estoy de alta médica! Eternamente agradecido del personal del hospital #10 en esta bella ciudad. Gracias a la enfermera Венера Тураева así como a todas las que me atendieron cada momento, gracias a mis doctores Елена Геннадьевна Бугрова, Людмила Анатольевна y Андреев Станислав Владимирович por la atención prestada en cada momento, por el tratamiento complejo al que tuve que ser sometido en estas terribles enfermedades; así como gracias al personal de apoyo médico y choferes de las ambulancias que me prestaron atención diferentes días... A TODOS, ETERNAMENTE AGRADECIDOS POR MI RECUPERACIÓN DESPUÉS DE 26 DÍAS HOSPITALIZADO! GRACIAS RUSIA!!! • Спасибо большое для всех врачей, медсестры и все персонала в больнице#10 в Нижний Новгород! Я их всех очень люблю!!! СПАСИБО РОССИЯ!!! ❤️❤️❤️ 🇷🇺 🙏‼️ • • #coronavirus #россия #жизнь #healthylifestyle #stayathome #нижнийновгород #спосибо #torressandor

    Публикация от 🇨🇺 𝕊𝕒𝕟𝕕𝕠𝕣𝕋𝕠𝕣𝕣𝕖𝕤_𝕠𝕗𝕗𝕚𝕔𝕚𝕒𝕝 (@torressandor)

    Etiquetas:
    recuperación, salud, tratamiento, coronavirus, COVID-19, hospital, Nizhni Nóvgorod, cubanos, médicos, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook