En directo
    Hoy con nosotros

    Davy Rodriguez: "La independencia periodística en Francia es una 'fake news'"

    Hoy con nosotros
    URL corto
    Javier Benítez
    0 50

    Guerra a las 'fake news'. Es la intención que hay detrás del nuevo proyecto de ley que anunció con pompa el presidente de Francia, Emmanuel Macron. Pero todavía no está muy claro cómo lo va a instrumentar, cuál será el método para reconocer y condenar todas y cada una de estas noticias falsas entre los millones y millones de sitios webs.

    Como buscar una aguja en un pajar. Así será la búsqueda de noticias falsas por parte del Gobierno francés. Sólo que en la abundancia del pajar del refrán falta la velocidad de vértigo que le imprime a las cosas la red de redes. Es la titánica tarea a la que supuestamente está abocada la Administración Macron. A menos claro, que los nichos donde buscar esas noticias falsas, ya estén predeterminados para facilitar la tarea, y aplicar la censura a medios que tienen en la mira desde hace un buen tiempo.

    Davy Rodriguez, número dos de los jóvenes del Frente Nacional, y asesor parlamentario del diputado de la Asamblea Nacional Sébastien Chenu explica que el jefe de Estado francés "tiene la voluntad de crear lo que se llama el 'Ministerio de la verdad', es decir, impedir que los medios alternativos puedan tener su propia opinión, y hacer que ciertos medios de comunicación, tipo Le Monde, Le Figaro, Libération, que son los periódicos clásicos (de Francia), puedan tener un monopolio de la información. Es decir, eso sólo tiene que ver con una voluntad de reducir la diversidad de las opiniones en la prensa francesa".

    Según Rodríguez, "lo que es una 'fake news' para ellos (el Gobierno de Macron)", es que los medios alternativos tengan razón "antes de que los medios de comunicación clásicos lo acepten. Es tener una opinión, después defenderla, y cuando tienes razón, pues (la califican como) 'fake news'".

    Lea más: 'Fake news', un fenómeno inalienable de nuestra época

    Macron reflotó oportunamente el discurso sobre los tradicionales 'deseos de la prensa' de inicio de año para lanzar su cruzada. Sentenció que impondrá a las plataformas obligaciones de transparencia sobre todos los contenidos patrocinados para que sea pública la "identidad de los anunciantes y de aquellos que los controlan". 

    Para Macron no sólo será una prioridad frenar la circulación de noticias falsas en internet, sino que también tratará de limitar las plataformas dedicadas a estos contenidos. 

    "Durante su conferencia de prensa (Macron) dijo que los enemigos eran quienes hacían blogs. Es decir, pone en oposición a autores de blogs, con la prensa. Pero después, lo que se ve es que cuando la prensa publica algo falso y es condenada, esos medios de comunicación, no tienen sanciones", critica Davy Rodriguez. 

    En este sentido, Rodriguez manifiesta que "por ejemplo, nosotros (el Frente Nacional) hemos tenido problemas con la agencia de prensa nacional AFP, que fue condenada por lo que se llama aquí 'difamación', que es una 'fake news'. Y esa agencia es financiada por el Gobierno francés. Es decir, que sea Macron quien habla de 'fake news' me parece algo raro', incide el político.

    El proyecto de ley de Macron surge después de que el gobierno de EEUU obligara a los medios rusos Sputnik y RT a inscribirse como agentes extranjeros por ser medios financiados por un Estado, algo que está vinculado con los procesos electorales de EEUU y de países de Europa. Pero las autoridades norteamericanas no obligaron a otros medios que también reciben financiación estatal, a hacer lo propio, como son los casos de la BBC o Deutsche Welle, por citar algunos ejemplos. 

    Rodriguez opina que "se está viendo a los rusos como illuminati, es decir, algo secreto que está conspirando contra el mundo en todo momento, en todo lugar. De hecho (este proyecto de ley de Macron) solo es una continuidad de la política norteamericana de agresión hacia los países que  no acepten su imperio sobre el mundo. Lo veo como una estrategia geopolítica, más que como algo de Macron o de algún otro responsable". 

    El joven político incide en que "si vamos a sancionar a todos los medios de comunicación o partidos políticos financiados por EEUU, sería algo muy problemático porque hay muchísimos a lo largo de la historia, incluso ahora. Es una estrategia geopolítica en la que no sólo se está atacando a Rusia, sino también a la democracia".

    En su día, el diario 'Le Monde' escribió que Macron ha sido el candidato más atacado por infundios e intoxicaciones de internautas, incluidas las redes sociales, en declaraciones sacadas de contexto de webs de extrema derecha o informaciones difundidas plagiando determinados diarios.

    Sin dar detalles sobre estas presuntas reglas claras que articularán la ley, Macron ha insistido a la hora de condenar "esta propaganda que circula en miles de cuentas en las redes sociales" y que "en un instante se expanden por todo el mundo, en todos los idiomas (…), patrañas inventadas para ensuciar a un político, a una personalidad, a una figura pública, a un periodista".

    Además: La ley francesa contra las falsas noticias es "desproporcionada y contraproducente"

    "Pienso que la idea va a ser lo que querían hacer en Facebook con el 'fast check', es decir, poner al lado de una noticia, si viene de un medio de comunicación en el cual según el poder se puede tener confianza y en otros no. No creo que sea posible que Macron logre sacar adelante su proyecto de ley. Porque pedirle a un juez en una situación de decir lo que es falso en 24 o 48 horas, es muy difícil". 

    En definitiva, Rodriguez cree "que va a acabar siendo algo en internet, por ejemplo si eres Le Monde, o El País, o El Mundo, estará escrito 'es una noticia verdadera', y si es un blog, o un medio que no tiene el mismo punto de vista del poder, pues entonces pondrá que esa noticia no es verdadera. Creo que será más algo así porque de momento no veo con el dispositivo legislativo y legal, cómo pueden hacerlo".

    "Con esta ley vamos a tener un problema con la libertad de la prensa. En Francia tenemos diez ricos, diez personas con mucho dinero que controlan el 90% de la producción de los periodistas. A este problema lo tenemos desde hace muchos años. Tenemos un problema de separación del poder económico, con el poder de los periodistas, y ahora vamos a tener un problema con el poder político. La independencia aquí (en Francia) es una 'fake news' también", sentencia Davy Rodriguez.

    Lea más: Moscú denuncia actitud hostil hacia los medios rusos en Francia

    Además:

    Guerra entre mujeres se calienta en Francia
    Francia ahoga y entierra la llegada de inmigrantes
    Macron promete modernizar las fuerzas de disuasión nuclear durante su mandato
    Macron considera a Rusia una gran potencia
    Etiquetas:
    medios de comunicación, libertad de prensa, Frente Nacional (Francia), Emmanuel Macron, Francia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik