En directo

    Putin: la pandemia dividió el tiempo en un antes y un después

    El punto
    URL corto
    0 90
    Síguenos en

    Las medias restrictivas adoptadas en Rusia para combatir el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 "permitieron salvar decenas de miles de vidas", declaró el presidente ruso, Vladímir Putin, en su mensaje televisado a la nación, en el que también abordó otros temas de actualidad nacional.

    "En febrero y principios de marzo logramos ganar un tiempo precioso, hacer todo lo posible para salvar decenas de miles de vidas. Las restricciones para detener la propagación del COVID-19 en el país ayudaron a retrasar el pico de la epidemia entre un mes y medio y dos meses", resaltó el jefe de Estado ruso.

    Además, "el periodo de días no laborables, entre finales de marzo y mediados de mayo, también permitió salvar vidas humanas", señaló Putin al añadir que "en varias regiones del país la situación epidemiológica sigue siendo complicada".

    Rusia es uno de los pocos países del mundo que comenzó a producir la vacuna contra el coronavirus, recalcó el presidente. Recordó que las reservas de 180.000 camas en hospitales se mantienen en régimen de alerta máxima, pese a la disminución del número de casos del coronavirus.

    Putin llamó a los ciudadanos a ser "cautelosos hasta que se inicie la producción de la vacuna" en el país.

    Hablando del tema del COVID-19, el presidente destacó que "Rusia es el país con mayor número de test de coronavirus realizados… por 1.000 personas" y puntualizó que "el número total de pruebas realizadas ya superó los 17 millones", lo que permitió "detectar la enfermedad en sus fases tempranas incluso si el infectado no muestra síntomas".

    El sistema de salud ruso mostró que es capaz de "responder de manera eficaz a situaciones de emergencia e incrementar sus capacidades en poco tiempo", resumió Vladímir Putin.

    Sin embargo —agregó—, el coronavirus demostró que el sistema de salud "tiene deficiencias que deben ser eliminadas" y llamó a "aprender de esta situación".

    Asimismo, Vladímir Putin se refirió en su mensaje a la nación al aspecto económico y anunció una serie de medidas llamadas a mejorar la situación de los más necesitados, en particular, las familias con niños.

    Mientras tanto, Rusia "no quiere entrar en clinch con nadie, incluyendo Occidente", dijo el titular de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, al término de las negociaciones de los ministros de relaciones Exteriores de China y la India. También puntualizó que "Moscú se pronuncia por el análisis de las discrepancias a la mesa de las negociaciones".

    Según Lavrov, Rusia destacó en reiteradas ocasiones que está orientada a la cooperación tanto en el marco de cualesquiera estructuras internacionales como en el contexto de la responsabilidad especial que le cabe a los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU.

    En otro orden, Rusia llegó a casi 600.000 contagios de COVID-19 y más de 8.300 decesos asociados, al sumar en un día 7.425 y 153, respectivamente, comunicó este 23 de junio el centro operativo nacional para la lucha contra la propagación del virus.

    En Moscú se detectaron 1.068 nuevos casos en un día, elevando la cifra total de contagiados en la capital a 215.014.

    La capital rusa levanta el confinamiento por el coronavirus desde el 9 de junio paulatinamente en tres etapas. A partir del 23 de junio los moscovitas pueden ir a los gimnasios, piscinas y centros deportivos, reabren las guarderías y las instituciones de protección social vuelven a operar con normalidad.

    Estos y otros temas en esta edición del programa El punto.

    Etiquetas:
    política, pandemia de coronavirus, Rusia, Vladímir Putin
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook