En directo

    Rusia y Turquía acuerdan 3 pasos para normalizar la situación en Idlib

    El punto
    URL corto
    La escalada de tensión en Idlib (151)
    130
    Síguenos en

    Unas seis horas duraron las negociaciones ruso-turcas en el Kremlin, primero en el formato «cara a cara» entre los presidentes Vladímir Putin y Recep Tayyip Erdogán, luego con la participación de las delegaciones de ambos países, para acordar las medidas capaces de dar solución a la crisis en la provincia siria de Idlib.

    Rusia y Turquía acordaron un documento conjunto que prevé solucionar la situación en Siria, declaró Vladímir Putin, tras la reunión con su homólogo turco.

    "Quiero agradecerles a todos los colegas turcos por este trabajo duro y complicado pero también constructivo que acabó, en mi opinión, con un resultado positivo", declaró el presidente ruso.

    El mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, por su parte, comunicó que durante la reunión que sostuvo con su homólogo ruso, Vladímir Putin, se acordó declarar un alto el fuego en la gobernación siria de Idlib a partir de las cero horas de este viernes, 6 de marzo.

    El presidente Vladímir Putin afirmó que Moscú y Ankara no siempre están de acuerdo a la hora de evaluar lo que está sucediendo en Siria, "pero cada vez en momentos críticos, basándose en el alto nivel de nuestras relaciones bilaterales, hasta ahora logramos encontrar un terreno común respecto a los temas en disputa y acordar soluciones aceptables", enfatizó.

    Los acuerdos sobre Idlib alcanzados por Rusia y Turquía fueron valorados positivamente en el mundo, en particular por el secretario general de la ONU, Antonio Guterrez.

    La analista internacional argentina Raquel Pozzi, consultada por Radio Sputnik, indicó que "Turquía no puede afrontar la cantidad de desplazados, pero también existe una retórica discursiva en la que se atenta contra el cese de las hostilidades y a no resolver los problemas de fondo, que son dos: el foco de la guerra en el noroeste de Siria y la crisis migratoria".

    Mientras tanto, el Gobierno de Rusia alertó este 6 de marzo que Estados Unidos se estaría planteando el uso de armas nucleares como una alternativa política.

     "Al parecer Washington decidió considerar el conflicto nuclear como una opción política real. Los estadounidenses modernizan su arsenal nuclear para dotarle de nuevas capacidades, lo que eleva la probabilidad de que las empleen", declaró al respecto la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova.

    Indicó que genera preocupación, en particular, el programa de Washington para aumentar la gama de armas nucleares de baja potencia y advirtió que "esto lleva evidentemente a una disminución del umbral para el uso de las armas nucleares".

    Estados Unidos, "para tratar de darle legitimidad" a sus actos habitualmente "alega supuestas amenazas de Rusia y China", apostilló.

    También llama la atención lo que dijo acerca de la presunta injerencia de Moscú en los procesos electorales en Bolivia.

    "Leemos y vemos las declaraciones infundadas promovidas por el Gobierno transitorio, a veces simplemente falsas, sobre cierta mafia rusa, injerencia rusa, y presunta implicación rusa en los procesos ilegítimos en Bolivia. (…) El Gobierno transitorio boliviano no presenta ningún dato, hecho o información concretos que apunten a acciones ilegales por parte del Estado ruso o de sus ciudadanos", señaló María Zajárova.

    En otro orden, China desplegó un nuevo escenario para la cooperación con Japón y Corea del Sur en la superación de las consecuencias económicas del coronavirus.

    China se propone adoptar medidas de apoyo específicas a las empresas con participación de inversiones de esos países.

    Fueron anunciados créditos puntuales, franquicias tributarias y arancelarias, para empresas con participación de inversiones de Japón y de Corea del Sur, destinadas a reducir al mínimo, según cálculos de Pekín, las consecuencias de la epidemia.

    A juicio del experto ruso Alexander Salitzki estas medidas de China apuntan a un respaldo a la esfera de la reproducción en toda Asia del Este.

    "China, Japón y Corea del Sur son los principales países tecnológicos de la región y, las medidas de China están dirigidas al mantenimiento del 'taller del mundo' en Asia del Este", destacó el experto.

    El aporte de China en el combate a la epidemia del coronavirus de esos países es altamente valorado por sus máximos dirigentes y por los departamentos sectoriales, aseguró.

    Estos y otros temas podrán escuchar con más detalle en la presente edición de El Punto, un espacio informativo-analítico de Radio Sputnik desde Moscú.

    Tema:
    La escalada de tensión en Idlib (151)
    Etiquetas:
    Idlib, Turquía, Rusia, coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook