Widgets Magazine
10:10 GMT +323 Septiembre 2019
En directo
    El Punto

    Saliendo del Tratado INF EEUU se desató las manos

    El punto
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    Después de que el Departamento de Defensa de EEUU dijera que había probado un misil de crucero convencional lanzado desde tierra, Rusia solicita a Europa evitar despliegue de misiles norteamericanos.

    EEUU orquestó una campaña de desinformación contra Rusia, acusándola de violaciones del Tratado de Eliminación de Misiles de Corto y Medio Alcance (Tratado INF), cuando el verdadero objetivo era desmantelar el acuerdo y desarrollar nuevos misiles, - manifestó el presidente de Rusia, Vladímir Putin en una reunión con los miembros del Consejo de Seguridad Nacional.

    "Es evidente que no fue una improvisación sino otro elemento de una cadena de eventos que se habían planeado y ejecutado con antelación. Rusia estaba al corriente de que EEUU venía desarrollando armas sujetas a restricciones en el marco del Tratado INF", – declaró Putin. Para el presidente ruso, el plan de EEUU consiste en "zafarse de las restricciones impuestas, quedar con las manos libres para desplegar misiles antes prohibidos en diversas partes del mundo".

    "Políticos estadounidenses de alto rango declaran que los nuevos sistemas podrían emplazarse en un principio en Asia Pacífico, lo que afecta nuestros intereses vitales porque la región se encuentra cerca de las fronteras de Rusia", - enfatizó Putin.

    Rusia y China solicitaron convocar el Consejo de Seguridad después de lo que hizo EEUU. El embajador interino ruso ante la ONU, Dimitri Polianski, indicó que los países europeos deben actuar para evitar el despliegue de misiles de alcance intermedio de EEUU en el continente. Rusia está lista para participar en un diálogo sobre la estabilidad estratégica luego de que EEUU se retirara del Tratado INF de misiles de alcance intermedio, manifestó Dimitri Polianski.

    Según el politólogo ruso Maxim Zhárov hace tiempo que EEUU se estaba preparando para acabar con el Tratado INF: "El desmantelamiento por Washington del sistema de seguridad estratégica y su retirada del Tratado INF eran pronosticados: el complejo industrial-militar, que apoya a Trump, desde el año 2016 se afana en acabar con el tratado y diseñar nuevos misiles".

    Pablo Vazquez, historiador, docente, comentó el tema desde Argentina:"Como latinoamericano me preocupan dos sectores que les interesa a EEUU: la zona de amazonia y las fronteras de Venezuela. La ingerencia de EEUU tanto en Colombia, como con su aliado Bolsonaro en Brasil ponen en riesgo no solo la estabilidad del gobierno venezolano, sino toda la región Norte de Sudamérica. El otro sector es el Atlántico Sur y la Antártida. La intención de D. Trump tiene un trabajo de pinzas para poder desplegar misiles sin control del Tratado citado, en otros puntos del globo, en este caso en Latinoamérica".

    En otro orden, el Departamento de Estado norteamericano considera que Rusia no está observando, mientras que China, "posiblemente" no respeta la moratoria de las pruebas nucleares. Rusia y China negaron anteriormente, y en más de una ocasión tales acusaciones.

    El Tratado de prohibición global de las pruebas nucleares fue firmado en 1996, sin embargo, una serie de países, entre ellos EEUU y China no lo han ratificado hasta el día de hoy. Rusia lo hizo en el 2000.

    El experto ruso Bogdan Biezpalko discurre sobre la necesidad de EEUU para acabar con este tratado: "Es posible que EEUU desee no solo abandonar tratados concretos, sino que, más bien, quieren  demoler en principio el sistema de seguridad internacional, pensando que, en las condiciones del caos que se cree,  ellos pueden  aprovechar  más eficazmente las ventajas de su poderío".

    En EEUU consideran que, es muy posible que, eliminando todos los  factores  disuasorios, que  de momento existen aún, expresados en distintos tratados, ellos podrían  defender más eficazmente sus intereses, opina Bogdan Biezpalko.

    Entre tanto, los líderes del Grupo de los Siete (G7), que se reunirán la próxima semana en Francia, podrían iniciar conversaciones sobre esfuerzos para que Rusia vuelva a sumarse a esa instancia internacional, dijo a periodistas un alto funcionario de EEUU.

    El 21 de agosto, el presidente estadounidense Donald Trump dijo que estaba a favor de que Rusia volviera a sumarse para conformar el Grupo de los Ocho. Trump también aceptó la propuesta de su homólogo francés, Emmanuel Macron, de invitar a Rusia a participar en la cumbre del G7 que se celebrará en EEUU en 2020.

    El experto ruso Igor Kovaliov, comentó la situación: "El presidente de EEUU, Donald Trump, comprende perfectamente que las cuestiones más importantes de la agenda política, de las relaciones internacionales no se pueden resolver sin Rusia. Si bien, por otra parte, todas las salvedades presentadas por nuestros colegas occidentales sobre las condiciones de tal retorno, de hecho, hacen imposible ese mismo retorno, simplemente porque bien sabido es que Rusia no renunciará a Crimea ni dejará de prestar respaldo a Donbás, o sea que no existen premisas y factores reales que pudiesen permitir el retorno de Rusia a esa organización".

    "Además, quisiera destacar que el propio G8 se está convirtiendo cada vez más en un club que no resuelve problemas, sino que solo los discute", estima Igor Kovaliov.

    Estos y otros temas podrán escuchar con más detalle en la presente edición de El Punto, un espacio informativo-analítico de Radio Sputnik desde Moscú.

    Etiquetas:
    Vladímir Putin, Consejo de Seguridad Nacional (CSN), G7, Donald Trump, misiles, despliegue, Tratado INF, China, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik