16:10 GMT +320 Noviembre 2019
En directo
    Cuestión aparte

    Rusia apabulla a Chipre y clasifica a Euro 2020 a dos jornadas del fin de la fase de grupos

    Cuestión aparte
    URL corto
    Por
    0 30
    Síguenos en

    La selección rusa de fútbol ha clasificado en forma brillante a la Eurocopa 2020 a dos jornadas del fin de la fase de grupos, tras derrotar como visitante a Chipre con una goleada de 0-5.

    Tras ocho jornadas disputadas en el Grupo I, Rusia, con 21 puntos, ocupa el segundo lugar, mientras que Bélgica conserva su liderazgo sin perder ni un solo punto, tras ganar el domingo 13 de octubre a domicilio a Kazajistán (0-2).

    La clasificación anticipada de Rusia a la Eurocopa 2020 ya puede considerarse un hecho histórico, pues en las clasificatorias a la Euro 2016, el combinado ruso dirigido por Leonid Slutski, apenas había adelantado a Suecia por 2 puntos y se clasificó como segundo del grupo.

    Esta vez, Rusia, a dos fechas del término del proceso clasificatorio con 21 puntos en su haber, con una sola derrota frente a la poderosa Bélgica, lleva una abultada e inalcanzable ventaja de 11 puntos sobre su más cercano perseguidor, Chipre.

    Antes de analizar el partido Chipre-Rusia disputado el domingo, convendría echar un vistazo atrás y hablar del encuentro anterior de Rusia, frente a Escocia, que sirvió de preludio a la espectacular clasificación anticipada de los hombres del seleccionador Stanislav Cherchésov.

    Vamos a volver al 10 de octubre, cuando Rusia tenía que rendir un duro examen ante el combinado nacional de Escocia, más aun que horas antes, Kazajistán había perdido en casa ante Chipre, y la intriga del cupo del segundo lugar en el Grupo I quedaba aún abierta.

    Ese día la capital rusa soportaba un tiempo lluvioso y ventoso que, aunque no propició un estado ideal del campo de juego, fue incapaz de impedir que el estadio Luzhnikí, que acogió la final del Mundial 2018, se llenara de bote a bote, con la presencia notable de hinchas escoceses, que en las cercanías del estadio ponían colorido con sus cánticos.

    El combinado ruso ya desde el comienzo del partido marcó su dominio en el campo, sin embargo a cada ataque de los locales les faltaba algo y los equipos se fueron al descanso con los ceros en el marcador.

    Nadie sabe con certeza qué es lo que les dijo el técnico Cherchésov a sus hombres durante el descanso, pero el segundo tiempo regaló a la afición un verdadero espectáculo con cuatro goles de Rusia.

    Empezó el  segundo tiempo con masivos ataques de Rusia y en el minuto 57 el centrocampista del Mónaco Alexandr Golovín sirvió un córner que el delantero centro Artiom Dziuba convirtió en gol con un zurdazo al balón en vuelo.

    Apenas pasaron dos minutos, Magomed Ozdóev amplió el marcador a 2-0 con un potente zapatazo desde unos 30 metros del arco escocés.

    En el minuto 70 nuevamente Dziuba se convirtió en el goleador de la noche, tras marcar su segundo gol pese a estar rodeado y presionado por tres defensas de Escocia.

    El minuto 84 ha sido nombrado por la UEFA el momento de la noche deportiva y, en verdad, razón no falta. Los jugadores rusos hilvanaron un ataque hermoso desequilibrante que Golovin se encargó de cerrar con un broche de oro, tras un servicio de Dziuba. ¡Un 4-0 realmente  sorprendente!

    Con ese triunfo Rusia podía obtener la clasificación anticipada ya esa misma noche, pero la sorpresa llegó desde Kazajistán donde en contra de todos los pronósticos Chipre derrotó a la selección anfitriona (1-2) conservando de esta manera una oportunidad, aunque mínima, para terminar como segundo del grupo.

    Rusia en esta situación necesitaba no perder frente a Chipre para garantizar el pase a la Eurocopa 2020. Entonces, el partido en Nicosia, la capital de Chipre, se convirtió para Rusia en "decisivo" para conseguir la meta planteada, clasificar cuanto antes.

    En el encuentro ante Chipre, en la plantilla rusa no faltaron lesionados, por esta causa ausentaron los laterales Mario Fernández y Yuri Zhirkov. Cabe señalar que Cherchésov, fiel a su concepto de que "deben jugar los que están en mejor forma", introdujo bastantes cambios en el once inicial, pero la táctica de juego atacante no varió.

    La presencia desde el minuto inicial del partido de Denís Chérishev, volante del club español Valencia, potenció aún más las líneas ofensivas de Rusia y ya en el minuto 9 del primer tiempo, precisamente este centrocampista izquierdo robó el balón cerca del medio campo y avanzó hasta enviar un potente zurdazo a la cruceta de la portería chipriota.

    10 minutos después, Chérishev asistió a Ozdóev y así los equipos se fueron al descanso con 0-2 a favor de Rusia.

    En el segundo tiempo el dominio de Rusia aumentó aún más, pero el arco defendido por Pardo se mantuvo cerrado, hasta que en el minuto 78 nuevamente Chérishev centrara al área chica y el capitán de los visitantes, Dziuba anotó el tercero de cabeza.

    Esta anotación, por el momento lo ubica como segundo goleador del proceso clasificatorio europeo. En el minuto 89, Dziuba asistió y Golovín anotó el cuarto.

    Ya en el tiempo compensado, el tándem Chérishev-Dziuba se hizo presente y el zurdo del Valencia marcó su segundo gol, con el pie derecho, el quinto para Rusia, en el minuto 90+2.

    Con la goleada que acaba de propinar a Chipre como visitante, el combinado nacional ruso dirigido por Stanislav Cherchésov ha confirmado su alta calidad de juego transformada en sonantes victorias.

    En realidad la presente clasificación anticipada de Rusia resulta un verdadero récord, pues nunca antes la selección nacional rusa había ganado 7 partidos oficiales seguidos.

    Es justo resaltar el trabajo del estratega Stanislav Cherchésov, quien tiene el talento necesario para trasmitir a sus jugadores lo que los entrenadores de sus respectivos clubes a veces no son capaces: disciplina férrea y convencimiento de que saben jugar al fútbol, anotar goles y conseguir metas inmediatas.

    En esta fase de clasificación para la Copa Europea 2020 aún quedan dos jornadas: el 16 de noviembre Rusia se enfrentará en San Petersburgo a Bélgica, ansiosa de vengarse por la derrota en el primer encuentro y consciente de que si gana, terminará la liguilla como líder del Grupo I.

    Y el 19 de noviembre Rusia se medirá como visitante con San Marino, colista del grupo, en un partido sin importancia de puntos.

    Etiquetas:
    selección nacional rusa de fútbol, deporte, fútbol, Eurocopa 2020, Chipre, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik