12:17 GMT +326 Septiembre 2017
En directo
    Cuestión aparte

    ¿Habrá algo mejor que vivir en Cataluña?

    Cuestión aparte
    URL corto
    Javier Benítez
    0 25362

    Cataluña avanza a otro ritmo. Será 'más europea'. Y así lo sentirá el pulso de sus ciudadanos. Salir más temprano del trabajo, tener tiempo de ir a buscar a los niños al colegio, o disfrutar de una vida social más plena, serán sólo algunas de las ventajas para quienes allí vivan. Sin mencionar una serie de beneficios para la salud y la economía.

    El cambio del reloj biológico de Cataluña ya está aquí, y en septiembre podrían comenzar a girar las manecillas de un reloj que avanzará a un ritmo europeo, distinto al que se conoce hasta ahora en la península ibérica, en parte, herencia última del franquismo.

    Eficacia laboral, productiva y personal, es nada más, y nada menos, lo que persigue esta medida. No son pocos quienes se quejan de que su día a día no va más allá de transitar desde casa al trabajo, y del trabajo a casa, amontonando horas muertas a media tarde, y llegando a casa sólo para dormir.

    Se acerca el momento en que los habitantes de Cataluña podrán optimizar su tiempo, su salud, y disfrutar de una vida familiar y social más plena.

    El Parlament apoya la reforma horaria para acomodar la actividad laboral a los "horarios europeos". Una iniciativa en la que se ha trabajado durante los últimos cuatro años, según explica el presidente del Consejo Asesor para la Reforma Horaria, el diputado por Junts pel sí, Fabián Mohedano.

    "En nuestro país tenemos unos horarios un poco diferentes al resto del mundo. Todo va como más tarde: desayunamos más tarde, comemos más tarde, cenamos más tarde, nos vamos a dormir más tarde, lo que no significa que nos levantemos más tarde", explica Mohedano, y enfatiza, "por lo cual hemos perdido durante los últimos 30 años como  una hora de sueño de media (por día), y el hecho de no hacer las comidas en las franjas horarias que hacen el resto del mundo, eso tiene consecuencias sobre la salud".

    El diputado de Junts pel Si advierte también que "este cambio de horario se propone porque somos un país mediterráneo y tenemos un problema de productividad, pero también es un problema de salud pública. Es decir, la cuestión horaria está muy vinculada a enfermedades cardiovasculares, a la obesidad infantil, al estrés, a la falta de sueño, a una posible relación con algún tipo de cáncer. Se trata de realizar cambios en los horarios para mejorar la salud de las personas, para mejorar a la sociedad en general".

    Para el diputado por la Candidatura de Unidad Popular (CUP) Carles Riera, la europeización del horario catalán "puede aportar muchas ventajas: en la organización del trabajo, en la conciliación entre trabajo y vida familiar, e introducir una racionalización entre los tiempos y espacios disponibles para lo que es la vida cultural, política, la participación social y ciudadana en la vida política".

    La propuesta prevé un retorno al huso horario GMT, que es el que le corresponde en realidad vivir a España, en el que Riera ve un estímulo añadido.

    "El horario actual fue un horario en el que nos introdujo la dictadura franquista, y siempre es un estímulo más el poder decir 'Adiós' a esa imposición del régimen dictatorial". 

    De todos modos, explica Riera, en la inercia, la costumbre y el hábito son clave, por lo cual es necesario "un trabajo multidisciplinario y transversal muy importante, porque vamos a modificar horarios de trabajo, de la vida cultural, familiares, de las escuelas, comedores escolares. Es decir, esto implica un cambio global integral en el funcionamiento de la sociedad. Pero las ventajas que esa racionalización comporta, pasado un tiempo de tránsito y de adaptación, sin dudas serán valoradas positivamente por la sociedad".

    Se trata de algo que "hace mucho tiempo que era necesario. (…) De hecho España tiene una cuenta pendiente con este tema. Hace muchísimos años que se está pidiendo desde sindicatos, desde trabajadores, y desde diferentes colectivos, porque además desde que estamos en Europa (UE), es diferente que funcionamos diferente".

    La psicóloga Jana Pérez Izquierdo hace un análisis de lo que puede comportar el cambio de  horario en la sociedad catalana.

    "Nuestro modelo de trabajo es de una cantidad de horas tremenda. De hecho en España se trabaja muchísimas más horas que la media de las que se trabaja en otros países europeos. Sin embargo la productividad, el rendimiento del trabajo es muchísimo menor (…), lo que demuestra que hay algo que no está funcionando muy bien".

    La profesional explica las ventajas a nivel social que conllevará el cambio de hábitos en Cataluña. "Una jornada intensiva de trabajo es muchísimo mejor a nivel productivo, para la vida de la gente, para que los trabajadores sientan un nivel más alto de satisfacción, con lo cual su aporte para la empresa va a ser muchísimo mayor".

    Pero, ¿qué falta para que todo esto empiece a rodar? Fabián Mohedano lo explica: "dotar de presupuesto a las arcas públicas con el objetivo de empezar con esta política pública de una vez por todas. Este es un proceso que empieza ahora y no tiene vuelta atrás".

    "Se ha firmado un gran pacto social en el que están involucrados los principales sindicatos, organizaciones patronales, representantes de las empresas, del ocio nocturno, el mundo comercial, la comunidad educativa, y de la cultura. La respuesta ha sido positiva porque se trata de una reforma extremadamente necesaria", concluye Mohedano, uno de los puntales de la iniciativa.

    A partir de septiembre, Cataluña podría convertirse dentro de España, en una cuestión aparte.

    Además:

    Opinión: "La reforma laboral en Brasil establece relaciones propias del siglo XIX"
    Comienza a regir en México horario de verano en medio de debate sobre su impacto
    Etiquetas:
    reforma laboral, huso horario, CUP, Junts pel Sí, Cataluña, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik