En directo

    Inversión extranjera en Latinoamérica cayó 49%: ¿buenas o malas noticias?

    Contante y Sonante
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    Este indicador de la globalización y la confianza de la economía se redujo casi a la mitad a nivel global durante 2020. Sin embargo, no todo serían malas noticias. Sputnik consultó al doctor Moritz Alberto Cruz Blanco, economista del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México.

    La inversión extranjera directa (IED) a nivel global llegó apenas a 399.000 millones de dólares durante la primera mitad de 2020. Según la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), esta cifra representa un 49% de lo desembolsado en el mismo periodo del año anterior.

    De acuerdo con la UNCTAD, esta inversión es un indicador de la globalización y la confianza en la economía, conceptos que sufrieron un fuerte deterioro por la pandemia de COVID-19. Los mayores afectados fueron los países desarrollados, los cuales recibieron 75% menos dinero. Por su parte, América Latina vio una disminución del 25% mientras que China casi no tuvo variaciones.

    Para el doctor Moritz Alberto Cruz Blanco, esta caída no revela necesariamente un problema, pues hay dos teorías sobre los efectos de esta inversión realizada por los individuos fuera de sus países. Una —propia de la visión neoliberal— que la entiende como "siempre benéfica". Pero también hay otra —con la que concuerda— que ve en ella "más costos que beneficios".

    "Tenemos por un lado todos los argumentos sobre (…) traer inversión y generar empleo; sobre traer tecnologías que generalmente ese país no tiene y provocar en el proceso impuestos que se quedan en el país e incluso traer divisas y demás", explicó a Sputnik el economista del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México.

    Agregó que estos argumentos han sido desacreditados por los hechos, tanto en el corto como en el largo plazo. Y solo se han observado efectos beneficiosos en naciones que condicionan la IED con cuotas de trabajadores nacionales, cobro de impuestos sin excepciones, entre otras herramientas de protección.

    "Hemos observado que los empleos generados son de bajo salario en comparación con las matrices de donde son esas empresas. Generalmente llegan al país bajo ciertas condiciones como el no pago de impuestos en el corto plazo y la repatriación de todas las ganancias. Además compran los insumos a sus propias compañías, por lo que aumentan las importaciones", señaló el economista.

    "Además agotan los recursos naturales, porque no siempre son manufactureras las que llegan. En general son mineras o petroleras y en el proceso agotan los recursos de ese país y los contaminan. La tecnología tampoco la descubren por completo, así que no hay una transferencia de tecnología total ni adecuada. Todo el argumento positivo es una falacia, en términos generales", agregó.

    Esto y más en Contante y Sonante.

    Etiquetas:
    América Latina, crisis económica, pandemia de coronavirus, economía, inversión extranjera
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook