En directo

    Pandemia: las potencias despliegan su maquinaria geopolítica en América Latina

    Contante y Sonante
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    China y EEUU extendieron su influencia en la región a través de donaciones. Te contamos cómo y en dónde pusieron el ojo, de la mano del autor del estudio realizado por la Universidad Nacional de Quilmes, en Argentina.

    El COVID-19 y la vulnerabilidad tanto de los sistemas sanitarios como de las economías latinoamericanas y caribeñas brindaron el escenario perfecto para una nueva disputa entre Pekín y Washington.

    Más discreta que otras recientes, la rivalidad por la influencia geopolítica en la región se tradujo en una puja de poder en la que las donaciones de insumos para atender la pandemia se transformaron en el caballo de batalla.

    Mascarillas, kits de testeo y otros implementos de bioseguridad se convirtieron en donaciones frecuentes de las dos mayores economías del planeta. Sin embargo, el peso de una de ellas fue muy superior. "¿Hay una transición de poder?", se pregunta el profesor Bernabé Malacalza en el trabajo La rivalidad EEUU-China en América Latina. La respuesta es sí, "China sube, EEUU baja", concluye el autor.

    Mientras que el país norteamericano donó a la región el equivalente a 83 millones de dólares en insumos desde el comienzo del brote, China multiplicó por ocho esa cifra y destinó 665 millones de dólares. Además, la estrategia del gigante asiático incluyó la actuación de empresas públicas y privadas y un contacto que apeló a la relación tanto con gobiernos nacionales, como estaduales e incluso con partidos políticos.

    Según dijo Malacalza a Sputnik, las palabras que describen la actuación de EEUU serían "fronteras y ajedrez", puesto que destinó buena parte de sus obsequios a los países de la frontera sur de su territorio, a la vez que, al igual que en el ajedrez, intentó ganar espacios estratégicos.

    "Las prioridades [de EEUU] no cambiaron de lo que eran antes de la pandemia: las amenazas de colapso estatal, el narcotráfico y la migración. Por eso el foco de la ayuda ha estado puesto principalmente en la cuenca del Caribe, en Haití (…) y también en los países del triángulo norte: Guatemala, El Salvador y Honduras que para Donald Trump representan parte de la presión migratoria", explicó el profesor de la Universidad Nacional de Quilmes de Argentina.

    A estos países hay que sumar a Colombia —histórico aliado estadounidense— y al grupo político del autoproclamado presidente de Venezuela, Juan Guaidó. "Colombia es un aliado muy duro en la postura diplomática de EEUU de acorralar a [Nicolás] Maduro, entonces recibe mucho apoyo", agregó el investigador.

    En cuanto a China, la ayuda estuvo más diseminada y tuvo fuerte presencia en cada uno de las naciones. Pero lo que destacó Malacalza fue su habilidad para entrar incluso en aquellas con las que tiene peor relación, para lo que actuó a través de fundaciones filantrópicas de empresas digitales y otras formas de vinculación menos directa.

    "Estas empresas [entraron] en los países que no reconocen a China, o sea que tienen relaciones diplomáticas con Taiwán. Son estas empresas las que hacen la penetración en esos territorios. Por ejemplo, Huawei donando en Guatemala o en Honduras. Guatemala es el país más poblado de Centroamérica y el Caribe que reconoce a Taiwán y Honduras es aliada de EEUU", ejemplificó.

    Esto y más en Contante y Sonante.

    Etiquetas:
    coronavirus en América Latina, pandemia de coronavirus, influencia, América Latina, EEUU, China, geopolítica
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook