En directo

    Uruguay: en recesión y con los peores resultados en 17 años

    Contante y Sonante
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    Los números presentados el 18 de junio muestran la situación de la economía entre enero y marzo, y contemplan apenas los primeros 15 días de contagios de COVID-19 en el país. Sputnik consultó a Hugo Bay, economista del Instituto Cuesta Duarte.

    El Producto Bruto Interno (PBI) de Uruguay cayó 1,6% en el primer trimestre de 2020. El resultado deja a la nación sudamericana en recesión técnica al concretarse un segundo trimestre consecutivo de caída, tras un final de 2019 que cerró con un deterioro del 0,7% entre octubre y diciembre. A nivel interanual el desplome fue de 1,4%.

    Los datos no son auspiciosos al considerar que solo incluyen los primeros 15 días de presencia del nuevo coronavirus en el país. Los meses de abril y mayo, caracterizados por medidas de aislamiento preventivo que incluyeron cierre de centros comerciales, disminución del transporte, entre otras, podrían empeorar aún más el escenario de acuerdo a algunos analistas.

    "El impacto es muy importante como ha ocurrido en el resto de las economías. Por suerte, Uruguay desde el punto de vista sanitario ha venido manejando relativamente bien la situación. Hemos tenido menos dificultades que otros países. Pero desde el punto de vista económico y social la necesidad de que la gente se cuide y se confine en sus hogares ha generado un deterioro muy importante de la economía que ha impactado rápidamente en lo social", explicó a Sputnik Hugo Bay, economista del Instituto Cuesta Duarte del PIT CNT, la central sindical obrera del país.

    La economía nacional entró en una fase de estancamiento en 2019 aunque nadie preveía a futuro una situación como la actual. Además había sufrido una pérdida de 50.000 puestos de trabajo en los últimos cinco años y contaba con algunos problemas en materia fiscal. Sin embargo, para el experto entrevistado, la matriz de protección social, construida en la última década, evitó en la actualidad tanto el colapso del sistema sanitario como una crisis económica y social mayor.

    "[Tal matriz] permitió campear bastante mejor la situación de lo que hubiera ocurrido en los años 90 y ni que hablar en el peor momento de la crisis de comienzo de siglo", señaló Bay.

    A su criterio, acciones como la consolidación del Sistema Nacional Integrado de Salud, las mejoras en el seguro de desempleo, lo hecho en materia de identificación de los hogares más vulnerables y en promoción de las transferencias no contributivas, fueron parte de la mayor resiliencia del sistema en comparación con países vecinos.  

    Para el experto, uno de los puntos más débiles que mostró Uruguay —y ya se observa con los datos disponibles— tiene que ver con el empleo. Esta variable se deterioró fuertemente en marzo con una pérdida de 92.000 puestos de trabajo, un número importante para una nación de 3,5 millones de habitantes.

    "Seguramente cuando conozcamos los datos de abril esto va a empeorar de manera importante. Además hubo cerca de 200.000 beneficiarios del seguro de desempleo entre abril y mayo", explicó.

    Esto y más en Contante y Sonante.

    Etiquetas:
    desempleados, desempleo, economía, recesión, COVID-19, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook