En directo

    Promesas a medias: Brasil a un año del Gobierno de Bolsonaro

    Contante y Sonante
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    El 1 de enero se cumplió el primer año del mandato del ultraderechista Jair Bolsonaro al frente del gigante suramericano. Sobre ello Sputnik dialogó con Patricio Gómez Talavera.

    Polémico en cada paso y declaración que dio en 2019, el mandatario cerró su primer año con una caída significativa de su popularidad. A solo unos pocos meses de asumir, la aprobación de la gestión de Jair Bolsonaro había disminuido al 30 % de apoyo, mientras que 36 % de la población dijo que su Gobierno no era bueno, según reveló una encuesta de Datafolha.

    Declaraciones negacionistas del cambio climático, su cuestionado manejo de los incendios en la Amazonia, los vínculos con actos de corrupción de su hijo Flavio Bolsonaro o la exaltación constante de los logros de los gobiernos dictatoriales que tuvo el país, le merecieron las mayores críticas. Sin embargo, la disminución de la tasa de homicidios y la tímida recuperación económica se contaron entre sus éxitos.

    "El primer mérito del año de Bolsonaro es la construcción de una base parlamentaria fundamentada en su partido originario, el Partido Social Liberal, y en los demócratas, que han respaldado la agenda del Ejecutivo en más del 90 % de las ocasiones", explicó en diálogo con Sputnik el investigador Patricio Gómez Talavera, experto en política brasileña.

    Jair Bolsonaro, presidente de Brasil
    © REUTERS / Adriano Machado
    Jair Bolsonaro, presidente de Brasil

    El segundo mérito, continuó, refiere a la "moderada y muy tímida" expansión económica, que de acuerdo al Banco Central de Brasil habría alcanzado el 1 % en 2019 según estudios preliminares, y podría llegar al 2,2 % en 2020.

    "Esto al fin ha repercutido en la generación de empleos, aunque básicamente están vinculados al sector no formal. Implica ciertas limitaciones a la hora de asumir una recuperación económica como obra del Gobierno. De todas formas, por supuesto, Brasil está muy lejos de la generación de puestos de trabajo anterior a la crisis", agregó.

    Un nombre clave en el planeamiento y puesta en práctica de estos planes fue el de Paulo Guedes, ministro de Hacienda que cuenta entre sus logros con la aprobación de una polémica reforma de pensiones.  

    Ampliamente criticada por los sindicatos, la ley estableció mínimos en la edad de jubilación —de 62 años para mujeres y 65 años para hombres— que implicarán, de acuerdo al Ejecutivo, un ahorro de unos 217.500 millones de dólares, en un plazo de diez años.

    "Brasil, como muchos países de la región, tiene un problema con su pirámide demográfica que es la tendencia de envejecimiento de la población que hace más oneroso al sistema previsional. Esta reforma es sustancial, no es light y todavía faltan completar sus detalles más importantes como el caso de los funcionarios públicos, los militares y los policías. Eso, creo, es el gran legado de Guedes en materia económica", concluyó.

     

    Etiquetas:
    economía, corrupción, Amazonia, balance, presidencia, Jair Bolsonaro, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik