Widgets Magazine
09:31 GMT +312 Noviembre 2019
En directo
    Contante y Sonante

    Recesión en Hong Kong: las movilizaciones pegan en la economía

    Contante y Sonante
    URL corto
    160
    Síguenos en

    La isla vive desde el 9 de junio en un clima de convulsión social. Desde entonces, miles de personas salieron a manifestarse a las calles, motivados por un proyecto de ley de extradición promovido por el Gobierno. Si bien la propuesta fue anulada, las críticas al sistema político mantienen las movilizaciones vigentes.

    Mientras China sigue creciendo a tasas superiores al 6%, su territorio autónomo especial no crecerá durante el 2019 y entró técnicamente en recesión durante el tercer trimestre del año. Así lo anunció este miércoles la jefa del Ejecutivo, Carrie Lam, cuya renuncia solicitan manifestantes a lo largo y ancho de la isla.

    Excolonia británica hasta 1997, Hong Kong siguió funcionando dentro del capitalismo luego de su devolución por parte del Reino Unido a China. Esto lo mantuvo como mediador de la llegada de capitales al país, y le dio una fortaleza como centro financiero que catapultó su rol como economía de servicios.

    Sin embargo, la caída de actividad derivada de las protestas, sumada al poco auspicioso contexto internacional, derivaron en el comienzo de una recesión, analizó en diálogo con Sputnik el doctor Carlos Aquino, del Centro de Estudios Asiáticos de la Universidad de San Marcos.

    "En cierta forma la noticia de que la actividad económica entró en recesión es algo natural después de 18 o 19 semanas de protestas continuas, que han ocasionado una paralización de muchas de las actividades", opinó.

    Según explicó el experto, el producto bruto interno se sostiene en el sector de los servicios, conformado sobre todo por actividades financieras, comerciales y turísticas. La actividad manufacturera, en cambio, es inexistente debido a los altos costos de la mano de obra.

    "Como hemos visto, uno de los grandes problemas es que los servicios de vuelos han sido interrumpidos, también los de trenes, entonces muchos turistas ya no quieren ir. Hay restaurantes y negocios que han cerrado porque obviamente no hay clientes. Todo eso está afectando la economía", agregó Aquino.

    A esto se suman cambios más estructurales como la disminución de la actividad financiera debido al crecimiento de ciudades como Shanghai, cuya actividad es creciente y cumple con el rol que antes realizaba el territorio.

    "Shanghai tiene una bolsa de valores que no es tan grande como la de Hong Kong pero está creciendo. Entonces el rol tradicional que tenía en estos 30 o 40 años, que era de intermediario de los capitales que iban a China, está cambiando. Por eso la isla debe cambiar, porque esa tarea va a ser tomada por ciudades del continente", agregó.

    El conflicto cultural entre hongkoneses y chinos del continente también suma a la crisis política, debido al agrado de los manifestantes al obtener apoyo a sus reivindicaciones de terceros países. 

    Consultado por Sputnik, el analista internacional Marcelo Ramírez se refirió a las diferencias entre China continental y Hong Kong que suman malestar a la crisis actual y a las diferentes historias de sus pueblos.

    "Hong Kong viene de ser un protectorado británico y eso es algo que tiene muy presente China", destacó. 

    "Al resto de los chinos les cuesta muchísimo entender cómo puede ser que países que los han sometido a una humillación tan grande como la que sufrieron en la 'guerra del opio', o incluso en la apropiación de Hong Kong, se arroguen el derecho a señalar el tratamiento de los derechos humanos que hace China", agregó el experto.

    Etiquetas:
    protestas, recesión, Hong Kong
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik