Widgets Magazine
En directo
    Contante y Sonante

    Winim: la aplicación argentina que pretende evitar el desperdicio de alimentos

    Contante y Sonante
    URL corto
    0 20

    Un tercio de la comida que se produce en el mundo no llega a ser consumida, por lo que termina convirtiéndose en basura. La aplicación móvil Winim trabaja para que este porcentaje disminuya en favor del bolsillo y el medio ambiente. Sobre ella hablamos con Santiago Guglielmetti, uno de sus creadores.

    En menos de un año, un grupo de amigos argentinos se juntó y pasó de no tener nada a crear y poner en funcionamiento una aplicación móvil. Winim, como la llamaron, gana terreno entre los consumidores bonaerenses y en breve se extenderá al resto del país e internacionalmente.

    Santiago Guglielmetti es uno de los jóvenes creadores de la aplicación que permite reunir a restaurantes que tienen excedente de comida con consumidores que buscan ofertas. "Lo que hace es ayudar a vender a los locales aquel excedente de comida que les haya quedado después de cada hora pico", explicó en diálogo con Sputnik.

    "Por ejemplo, si hicieron 10 milanesas, pero les quedaron tres, esas tres que hoy tirarían las pueden vender en la aplicación hasta el horario de cierre, a un precio de descuento", agregó.

    De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, un tercio de la comida producida a nivel global no es consumida, por lo que se desecha. En Argentina 16 millones de toneladas se desaprovechan cada año.

    "Lo empezamos a pensar en octubre de 2018, a desarrollarlo el 3 de enero de 2019 y lo sacamos el 11 de abril", detalló Guglielmetti. El emprendedor contó que al comenzar solo tenían claro era que querían crear una aplicación con impacto social positivo, pero la decantación hacia el ámbito alimenticio fue posterior.

    El proceso de venta es idéntico al de la comida sin descuento, tanto en lo que refiere a las normas de calidad como a la facturación. "Es una venta como cualquier otra pero más barata, con un ticket fiscal como cualquier comercio argentino. Paga IVA y todos los impuestos", aclaró.

    Con la pérdida de cada porción de alimento se desaprovecha la energía empleada para la crianza de los animales y el cultivo de los vegetales. Pero también la fuerza de trabajo empleada en su transformación, la energía de la fuente calórica empleada, la utilizada en el transporte de insumos, entre muchas otras. A todo ello debe sumarse la consiguiente huella de carbono y contaminación resultante de la producción y distribución, por lo que Winim ofrece una solución en múltiples dimensiones.

    Etiquetas:
    descuento, comida, aplicación, restaurante
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik