Widgets Magazine
En directo
    Contante y Sonante

    ¿Has trabajado en varios países? Igual puedes jubilarte

    Contante y Sonante
    URL corto
    0 0 0

    Más de 3 millones de personas abandonaron Venezuela desde 2015. A ellos se suman los miles de nicaragüenses, salvadoreños, guatemaltecos y hondureños que también parten diariamente de sus países con la esperanza de dejar atrás la crisis. Al migrar los trabajadores pasan momentos estresantes que reviven cuando intentan jubilarse.

    El 'retiro' es, para muchas personas, un quiebre en la rutina repetida por décadas, lo que genera una cuota importante de estrés. Para aquellos trabajadores, que por elección o por necesidad emigraron y tuvieron empleos en varios países, la presión es aún mayor.

    Los tratados bilaterales y multilaterales de seguridad social son herramientas suscritas por diferentes Estados para aliviar los problemas devenidos de los cambios de residencia. Pero también para adaptarse a la globalización, que ha generado una movilidad creciente de trabajadores entre diferentes sedes de una misma compañía.

    En diálogo con Sputnik, Ramón Ruiz, director representante de los trabajadores en el Banco de Previsión Social de Uruguay, explicó que estas condiciones generaron que su país, como muchos otros, haya suscrito decenas de tratados bilaterales y dos tratados multilaterales de seguridad social: el del Mercosur, y el Convenio Iberoamericano.

    "Esto hace que el trabajador pueda, por ejemplo, acumular los años que tenía acá en Uruguay, con los que generó en otro país. Así, si cumple con las condiciones que establece la ley del país en donde se va a jubilar [referentes en general a la edad] puede hacerlo sumando los años de los diferentes países donde aportó", apuntó.

    En la actualidad tanto el Mercosur como la Unión Europea tienen sus propios tratados, mientras que el Convenio Iberoamericano es más amplio y abarca a 11 Estados. Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, El Salvador, España, Paraguay, Perú, Portugal y Uruguay son los que lo ratificaron y ya lo aplican.

    Así los trabajadores de cualquier nacionalidad que hayan trabajado en más de uno de los países firmantes, pueden acceder a la acumulación de años y a las prestaciones de seguridad social relacionadas con la vejez, enfermedades y accidentes de trabajo, invalidez, entre otras.

    Similares características tienen los tratados bilaterales, cuya información puede obtenerse en los organismos correspondientes a la seguridad social en los diferentes países del mundo.

    Para Ruiz, la suscripción a la mayor cantidad posible de acuerdos les da a los países mayores posibilidades de atraer inversiones. Pero también les brinda a naciones con poblaciones envejecidas, como Uruguay, un clima propicio para recibir migrantes jóvenes que colaboran a la sostenibilidad intergeneracional de los sistemas.

    De esta forma, el trabajador cobra su jubilación sin mayor problema. "Se hace una especie de ponderación de qué es lo que le corresponde a cada país y el trabajador cobra todo junto en donde realizó el trámite". 

    Etiquetas:
    seguridad social, migración, convenio, jubilación, UE, Mercosur, El Salvador, Portugal, Chile, Bolivia, Argentina, España, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik