En directo
    Contante y Sonante

    El Reino Unido le busca atajos a un Brexit sin acuerdo

    Contante y Sonante
    URL corto
    0 0 0

    Con solo 40 días para la concreción del Brexit, y frente a un escenario de completa incertidumbre, Reino Unido apela a los tratados bilaterales para generar acuerdos mínimos sobre su relación con otros países luego de su divorcio con la Unión Europea.

    La primera incógnita que surgió cuando la ciudadanía británica decidió que se retirarían de la Unión Europea (UE) fue el desenlace de las relaciones con los países del bloque: comercio, fronteras, aranceles y hasta movimiento de personas fueron puestos sobre la mesa. Tras más de dos años desde la consulta la mayoría de esas dudas siguen sin aclararse. Pero no solo eso aqueja a Londres puesto que la incertidumbre sobre las relaciones con países ajenos a la UE también queda en duda con el divorcio.

    Uno de esos casos es Suiza, cuya relación con Reino Unido está regida por acuerdos comunitarios que pronto dejarán de tener vigencia. Ante la acuciante necesidad de mantener vínculos con la nación que significa el quinto destino de las exportaciones británicas y con una economía deteriorada, la opción de un acuerdo bilateral surgió como salvavidas.

    "El acuerdo con Suiza fundamentalmente tiene que ver con el tráfico aéreo, sobre todo con lo que tiene que ver con el tráfico de carga. El Reino Unido ve con alguna preocupación que el tráfico de carga que llega al Reino Unido, a los distintos aeropuertos de Gran Bretaña se vea entorpecido. No necesariamente disminuido, pero si entorpecido por disposiciones legales de la Unión Europea", explicó en diálogo con Sputnik el doctor en ciencia política Roberto Durán.

    Más información: Ministro británico: El Reino Unido deberá aumentar su presencia global tras el Brexit

    Para el docente de la Universidad Católica de Chile, recurrir a esta salvaguarda legal le permitirá a Reino Unido sortear una trama legal extremadamente densa en que "hay muchos intereses creados de distinto tipo". Salvaguarda que han creado con firmas conjuntas en temas como transporte por carretera, seguros, libre circulación de personas y más recientemente relaciones económico —comerciales.

    "Ahora bien esa es una parte. La otra parte que no se dice es si eso significa algún acuerdo en el ámbito financiero que siempre ha sido una parte fuerte de los haberes suizos", apuntó Durán.

    Si bien la plaza helvética es cuestionada por la presencia de fondos financieros indebidos o muy poco claros en sus cuentas, ha mejorado su reputación en los últimos tres años y se asemeja al de los bancos de países de la Unión.

    "Eso podría ayudar a desbaratar cualquier problema que se suscite en la City británica respecto de las repercusiones que su salida podría tener en el ámbito financiero de Europa Es una medida más bien preventiva, no tanto curativa como preventiva".

    El caso suizo no es excepcional y de hecho otros países podrían verse tentados a replicarlo, incluso aquellos miembros de la Unión. Un ejemplo es el ámbito de la defensa: "es decir los acuerdos bilaterales de Gran Bretaña con países que tienen proyectos de defensa común, como Alemania, como Italia y Francia que no se van a romper. Ese bilateralismo puede ser una tentación para otros ámbitos también", precisó el académico. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    relaciones bilaterales, acuerdos comerciales, acuerdos, negociaciones, Brexit, Reino Unido