Widgets Magazine
07:30 GMT +322 Octubre 2019
En directo
    Contante y Sonante

    Los trabajadores de las plataformas digitales que revolucionan la movilidad

    Contante y Sonante
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    Las plataformas de transporte de pasajeros ganan cada vez más terreno en las ciudades. La rapidez y facilidad con las que se contratan sus servicios están revolucionando la manera de trasladarse en todo el mundo. Pero su innovación no es bien recibida por algunos actores de la sociedad.

    Los mayores exponentes de estas plataformas pueden ser Uber y Cabify, pero en cada país y región son muchos los servicios de transporte de pasajeros que se ofrecen a través de aplicaciones móviles.

    Su rápida expansión, su llegada repentina a los mercados, la escasa transparencia en sus políticas y la gran aceptación por parte de los usuarios es algo que caracteriza a este tipo de servicios digitales. Pero también, son algunos de los motivos que llevan a conflictos con diferentes sectores, dentro y fuera de las plataformas.

    Dentro de la propia empresa de transporte, los conductores se deben enfrentar varios obstáculos para desarrollar su labor. Por ejemplo, las dificultades por ser trabajadores autónomos, el rechazo de otros sectores del transporte y el poco respaldo de los gobiernos.

    "En muchos aspectos los únicos perjudicados en esta nueva modalidad de transporte somos los trabajadores, porque somos los que corremos el riesgo de estar en la calle brindando servicio y somos los que nos estamos descapitalizando de manera sensible. Mientras tanto, y paralelamente, la recaudación del Estado y de las multinacionales crecen", sostuvo en entrevista con Sputnik Esteban Queimada, vocero de Asociación de Conductores Uruguayos de Aplicaciones (Acua).

    Desde fuera de las plataformas, la crítica más fuerte la realizan los trabajadores de los medios de transporte tradicionales, como el taxi. Estos organizaron protestas en varias ciudades del mundo en reclamo de una regulación estricta para las aplicaciones de traslado de pasajeros.

    En Montevideo esa regulación se logró en diciembre de 2016, pero, a pesar de que habilitó la libre circulación de los conductores de las plataformas digitales y logró limar asperezas con los sectores tradicionales del transporte, repercutió en los ingresos de los trabajadores.

    "Gran parte de los costos del marco regulatorio lo asumieron los trabajadores. (…) El gran problema que tenemos es la economía colaborativa. Las plataformas son las que juegan con el mercado y son las que fijan las tarifas. Ningún organismo del Estado tiene las herramientas jurídicas para modificar las tarifas para que sean acordes a los costos que tienen los choferes", explicó Queimada. 

    Además:

    Tribunal de Justicia de la UE se pronuncia sobre el estatus de Uber
    Los taxistas españoles advierten de nuevas movilizaciones en septiembre
    Uber: América Latina supera al mercado estadounidense
    Etiquetas:
    regulación, transporte, Cabify, Uber
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik