12:46 GMT +319 Octubre 2018
En directo
    Contante y Sonante

    Sacarle jugo hasta al último neutrón

    Contante y Sonante
    URL corto
    0 10

    Para la ingeniera nuclear Verónica Garea, la empresa argentina INVAP lidera el mercado de reactores nucleares porque hace un trabajo "que permite que el cliente le saque jugo hasta al último neutrón". Naciones de todas partes del globo recurren a reactores argentinos para usos que van desde la medicina nuclear hasta la industria electrónica.

    A diferencia de la planta nuclear de potencia en la que trabaja el memorable personaje Homero de Los Simpson, los reactores nucleares de investigación no utilizan la fisión nuclear para generar energía y convertirla en electricidad.

    La especialidad argentina es la producción de neutrones para instalaciones que se utilizan con usos tan diversos como la industria electrónica o la medicina nuclear.

    INVAP, cuyas instalaciones en Bariloche fueron visitadas por Sputnik, es la empresa estatal argentina responsable de esta hazaña. De cerca la siguen una compañía francesa y una surcoreana.

    Para la ingeniera nuclear Verónica Garea, el éxito no es unicausal pero una de las virtudes que caracterizan de mejor manera al equipo es que realiza "un trabajo de alta costura". A diferencia de sus competidores, sus creaciones se adaptan de forma única a los requerimientos del cliente. 

    En contraposición a los reactores de potencia que se operan a distancia con botoneras, en los reactores de investigación los operadores no están aislados de las sustancias. Amplias piletas albergan los materiales a más de 10 metros de profundidad, los cuales son manejados desde el exterior por técnicos solo separados de ellos por una capa de agua.

    "Lo que hacemos nosotros y nos diferencia es que diseñamos hasta las herramientas que utilizan los usuarios para manipular el material. Damos la posibilidad al usuario de que le saque el jugo hasta el último neutrón", contó Garea.

    La empresa tiene seis reactores en ejecución en este momento, los cuales se entregarán "llave en mano", e incluyen tanto la tecnología como la estructura edilicia en que se albergará.

    "Es un trabajo muy multidisciplinario en el que trabajan profesionales de áreas tan diferentes como la ingeniería o la arquitectura".

    Los reactores, cuyo precio no baja de los 200 millones de dólares, dan trabajo a una plantilla de trabajadores compuesta en su totalidad por argentinos, a los que se suma personal del país comprador solo en la etapa de construcción de la obra civil.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Científicos rusos 'rejuvenecerán' el reactor nuclear VVER-440
    Rusia tendrá su propio reactor híbrido de fusión nuclear para finales de año
    Paran de forma imprevista un reactor de central nuclear en Bélgica
    Etiquetas:
    energía, medicina, energía nuclear, Argentina