En directo

    Criptomonedas: refugio perfecto para la evasión fiscal y el crimen organizado

    Contante y Sonante
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    Los vendedores de bitcoins, ethereum y las más populares monedas digitales despliegan una lista de rimbombantes potencialidades a la hora de promocionar su utilización. Muchas de esas características hacen de estos medios digitales uno de los métodos más fáciles y baratos de lavar activos e intercambiar dinero ilícito.

    Una moneda virtual, sin control central de ningún Estado, cuyos precios son regidos por el mercado, imposible de rastrear y de uso libre en casi cualquier lugar del planeta.

    Este cúmulo de características podría ser el sueño de cualquiera que necesite limpiar dinero mal habidos, pero no se trata de más que algunas características de decenas de criptomonedas que se encuentran en el mercado a un par de clics de distancia. 

    Para el economista argentino Juan Valerdi, investigador tributario especializado en guaridas fiscales, estas monedas son perfectas para lavar activos por su "irrastreabilidad" innata. A esta cualidad se suman" aplicaciones y lugares que se dedican a quitar los rastros que pudiera dejar cualquier bitcoin, u otra 'cripto'. Uno entra ahí y es como que le destruyera el historial", explicó en diálogo con Sputnik. 

    Para el investigador las criptomonedas tienen los mismos defectos que el efectivo, pero se les suman características ampliamente aprovechadas por los defraudadores y personas que se manejan en "la opacidad", como "la no necesidad de logística, la instantaneidad, la dificultad de rastreabilidad y demás".

    "No hay un problema de volumen, no hay un problema de transporte porque con un clic uno puede transportarlas a cualquier lugar del mundo o incluso recibirlas. Por ejemplo (se utilizan) en casos de extorsión, pues el silencio se paga en bitcoin, porque es imposible de rastrear y fácil de recibir", aseguró.

    La falta de acciones gubernamentales fomenta el uso en este sentido porque hasta el momento la mayoría de los estados toman por buenas las declaraciones de fondos provenientes de operaciones con criptoactivos. 

    "Yo declaro ante mi Gobierno que compré y vendí criptomoneda, y que cuando la compré estaba a 1000 y cuando la vendí, a 10.000. Automáticamente tengo una ganancia", puso como ejemplo Valerdi. 

    Pero no existe ninguna forma de comprobar si esas transacciones fueron reales o simuladas, por lo que las entidades de recaudación tributaria no tienen capacidad efectiva de rastrear las transacciones.

    Además:

    Experto: criptomonedas en Perú se enfrentan a un mercado temeroso
    Experto pide que se regule el comercio de criptomonedas en Chile
    "En medio de la crisis, Venezuela puede ser una potencia de criptomonedas"
    Soros rompe su palabra y sucumbe al encanto de las criptomonedas
    El Banco Nacional de Kazajistán aboga por prohibir criptomonedas en el país
    Etiquetas:
    moneda digital, evasión fiscal, seguridad, América Latina, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook