Widgets Magazine
10:04 GMT +320 Octubre 2019
En directo
    Contante y Sonante

    "Más que a un nuevo orden económico internacional, nos enfrentamos a un nuevo desorden mundial"

    Contante y Sonante
    URL corto
    170
    Síguenos en

    La llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos en 2017, marcó un hito en el comercio internacional de las últimas décadas. El viraje de su política comercial generó cambios y consolidó el papel de nuevos actores, cuyas luchas ,estiman los analistas,se concretarán en 2018.

    Para el ingeniero experto en comercio exterior, Miguel Ponce, exsubsecretario de Industria y Comercio de Argentina y actual director del Centro de Estudios para el comercio exterior del siglo XXI, el año que corre promete sorpresas, y nos enfrenta a un "nuevo desorden internacional" provocado esencialmente por las volátiles decisiones de Trump al frente del gobierno de la mayor economía del mundo.

    "Yo vengo de Argentina. Hace 24 horas los EEUU nos ha notificado que nuestro principal producto de exportación, como es el biodiesel tendrá un arancel del 72%, que no solo es una burla, sino que es una grosería en términos de comercio exterior", ejemplificó.

    La bandera del libre comercio, que portaba orgullosa la nación norteamericana fue reemplazada en el nuevo Gobierno con políticas proteccionistas que cambiaron los roles de los principales actores.

    "Muchos decimos que el comercio internacional es casi como un juego de suma cero. Lo que gana uno lo pierde otro, por más que la tendencia global es al crecimiento. En términos de influencias lo que gana uno lo pierde otro", explicó.

    Ese 'otro, a criterio de Ponce, es China que durante el año pasado dejó claro que su creciente peso en la economía mundial está próximo a desplazar a Estados Unidos. Ante el proteccionismo trumpiano, "China está levantando las banderas del libre comercio aun cuando todavía no logró ser reconocida unánimemente como economía de mercado", apuntó.

    A través de la iniciativa de la Nueva Ruta de la Seda, el gigante asiático delineó una estrategia de expansión comercial que podría darle el empujón final y convertirlo en la economía más importante del mundo.

    "En términos de inversión la Nueva Ruta de la Seda equivale a tres o hasta cuatro planes Marshall. Es la mayor inversión pública extra-país de toda la historia", analizó. Una inversión que realiza en infraestructura y conectividad en países en los que antes tenía incidencia.

    "Primero elige los viejos países en que tenía influencia, y genera inversiones públicas en infraestructura que le brinden conectividad. Y segundo, desembarca en áreas estratégicas, con alianzas entre empresas chinas y empresas locales. ¿Qué originan estas alianzas? Comprar insumos chinos", agregó.

    Con esto la nación asiática disminuye su sobreproducción, ampliando el mercado pero no solo eso. "Logra inversiones, nuevos espacios, áreas estratégica, alianzas comerciales muy grandes y un papel preponderante en el juego mundial", concluyó. 

    Además:

    China-EEUU: los roles se invierten en el comercio mundial
    "La OMC no trae soluciones para los pueblos de América Latina"
    La Nueva Ruta de la Seda descose a la Unión Europea
    Etiquetas:
    orden mundial, 'Nueva Ruta de la Seda', relaciones económicas, comercio, EEUU, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik