En directo

    ¿Es el plasma de pacientes recuperados la mejor cura para el coronavirus?

    Big Bang
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    Un proyecto liderado por el reconocido infectólogo argentino Fernando Polack busca probar la eficacia del plasma con anticuerpos de pacientes recuperados de coronavirus. En el estudio participarán adultos mayores de 65 años que aún presentan síntomas leves de la enfermedad.

    Varios son los tratamientos que se están probando en todo el mundo para combatir el nuevo coronavirus. Uno de ellos tiene que ver con la transfusión de plasma —la parte líquida de la sangre— de pacientes ya recuperados de COVID-19 hacia aquellos que están cursando la enfermedad.

    En Argentina el infectólogo Fernando Polack, uno de los principales expertos en enfermedades respiratorias e inmunidad del país y director científico de la Fundación Infant en Buenos Aires, lidera una investigación que busca probar la eficacia de transferir anticuerpos a personas que recién estén presentando los primeros síntomas del nuevo coronavirus.

    "La idea del estudio es tomar el plasma de los pacientes que se curaron exitosamente y pasárselo a los que tienen mayor riesgo de enfermedad severa. Decidimos tomar como población objetiva a los adultos mayores de 65 con alguna comorbilidad y a todos los mayores de 75 años. Lo que queremos es pasarlo ni bien empiezan los síntomas, en las primeras 72 horas", explicó Ignacio Esteban, médico pediatra y neumonólogo que participa del proyecto liderado por Polack.

    Mientras que otros proyectos con plasma de pacientes recuperados lo aplican en casos graves de COVID-19, la hipótesis de los investigadores argentinos es que hay que realizar el tratamiento al inicio para prevenir la enfermedad severa por coronavirus.

    En el estudio que recién comenzó esta semana participan 210 pacientes voluntarios. A la mitad de ellos se los tratará con plasma y a la otra mitad con placebo. Ni ellos ni los médicos sabrán qué se le está administrando a cada uno para evitar sesgos en el resultado.

    "Por suerte hay mucha experiencia con el plasma de convalecientes, por eso ya sabemos que es una medicación muy segura. Un antecedente importante en el uso de este tratamiento fue en 1960 como cura para la fiebre hemorrágica argentina", indicó Esteban.

    Su objetivo es tener los primeros resultados en seis semanas. De comprobarse la efectividad del plasma, los pacientes tratados con placebo también recibirán los anticuerpos. Luego pasarían a la segunda etapa que consistiría en buscar una forma más sencilla de aplicar el plasma para reproducirlo a gran escala.

    "Estamos separando plasma de los donantes para enviar a la Universidad Nacional de Córdoba, que son los que van a hacer la gammaglobulina, es decir anticuerpos concentrados para tratar de aplicarlos en forma subcutánea. Para esta segunda etapa tenemos el apoyo confirmado de la Fundación Bill y Melinda Gates", concluyó el investigador.

    Etiquetas:
    salud, cura, COVID-19, coronavirus, pandemia de coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook