En directo

    Campos de la muerte: el infierno que viven los refugiados en las islas griegas

    Big Bang
    URL corto
    0 11
    Síguenos en

    La organización Médicos Sin Fronteras denunció al Gobierno de Grecia por la emergencia humanitaria que se vive en el campo de Moria, en la Isla de Lesbos, el mayor centro de refugiados en Europa. Aquí hay más de 140 niños con enfermedades crónicas, complejas y potencialmente mortales que no están recibiendo la atención médica que necesitan.

    El campo de Moria tiene capacidad para 3.000 personas y ya son 20.000 los indocumentados y solicitantes de asilo que viven hacinados en este lugar, entre malas condiciones de higiene, agua sucia y basura por todas partes.

    • El campo de Moria alberga más de 20.000 refugiados
      El campo de Moria alberga más de 20.000 refugiados
      © Foto : Gentileza Médicos Sin Fronteras/Anna Pantelia
    • En campo de Moria hay más de 140 niños enfermos que necesitan atención en hospitales
      En campo de Moria hay más de 140 niños enfermos que necesitan atención en hospitales
      © Foto : Gentileza Médicos Sin Fronteras/Anna Pantelia
    •  Médicos Sin Fronteras reclama que niños con enfermedades graves sean trasladados
      Médicos Sin Fronteras reclama que niños con enfermedades graves sean trasladados
      © Foto : Gentileza Médicos Sin Fronteras/Anna Pantelia
    1 / 3
    © Foto : Gentileza Médicos Sin Fronteras/Anna Pantelia
    El campo de Moria alberga más de 20.000 refugiados

    Médicos sin Fronteras calcula que hay una ducha por cada 506 personas y un inodoro por cada 210. Las personas deben hacer colas de horas para ir al baño, para comer o para ser atendidos por un médico. La situación es más grave aún para los más de 140 niños enfermos que precisan ser atendidos en un hospital.

    "Estos niños necesitan urgentemente ser trasladados a la Grecia continental o a otros países de la Unión Europea para recibir atención médica especializada. Hay algunos con diabetes, otros con problemas del sistema inmunitario, con epilepsia grave, malformaciones cardíacas, parálisis, hasta un niño con cáncer", dijo a Sputnik Tommaso Santo, coordinador general de Médicos sin Fronteras en Grecia.

    La isla de Lesbos, ubicada a pocos kilómetros de la costa turca, se ha convertido en la puerta de entrada a Europa para miles de personas que huyen de los conflictos bélicos en sus países de orígen. La mayoría provienen de Afganistán, pero también llegan desde Siria, Irak, Congo y Ghana, entre otros.

    "La estrategia del Gobierno es contener a estas personas en la Isla, como si fuera una pequeña prisión a cielo abierto, y no dejarlos llegar a Grecia. También realizan una política de disuasión para transmitir el mensaje de que esto es lo que les espera, aquí no es el paraíso que vieron en la televisión", añadió Santo.

    Desde Médicos sin Fronteras trabajan en el campo de Moria para brindar atención primaria pediátrica en una pequeña clínica, donde reciben unas 130 consultas diarias. También tienen otro hospital donde atienden problemas de salud mental.

    "Una de las consecuencias más graves de estas políticas de contención son las enfermedades mentales. Tenemos pacientes psicóticos que tiene un trauma por todo lo que han vivido, por el viaje. Y otros que desarrollan estos problemas aquí, es decir, que llegan bien y se enferman por las condiciones en las que los dejamos", concluyó el coordinador general de Médicos sin Fronteras en Grecia.

    Etiquetas:
    Médicos Sin Fronteras (MSF), atención médica, campo de refugiados, Lesbos, Grecia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook