En directo

    ¿Los microplásticos son culpables de la infertilidad masculina?

    Big Bang
    URL corto
    160
    Síguenos en

    Estudios indican que la cantidad de microplásticos que consumimos todos los días equivalen a una tarjeta de crédito por semana. Estos están presentes en el agua que bebemos y en los alimentos que comemos y podrían afectar nuestra salud, especialmente la reproductiva.

    El plástico está en todas partes, incluso en aquellos lugares en los que el ser humano aún no ha llegado como la Fosa de las Marianas, la zona más profunda del océano, ubicada a 11 kilómetros de profundidad. 

    Desde hace alrededor de una década se empezó a hablar también de los microplásticos, definidos como pequeñas partículas de plástico que se clasifican en primarios y secundarios. 

    Los microplásticos primarios se fabrican a propósito como abrasivos para productos de cuidado personal. Los secundarios —y más comunes— son el resultado de la degradación de la basura plástica que llega a los sistemas acuáticos y sus alrededores, producto de la radiación ultravioleta del sol, el viento, el oleaje, entre otros factores. 

    "Se define como microplásticos a las partículas con un diámetro menor a cinco milímetros, aunque también existen los nanoplásticos, aquellas partículas menores a 100 nanómetros", dijo a Sputnik Ana Carolina Ruiz, doctora en Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM de México, especialista en el tema. 

    Estos se encuentran en el agua embotellada, en la del grifo, en la sal, el azúcar, la cerveza, los productos pesqueros y hasta en las verduras. Es difícil determinar la cantidad exacta de microplásticos que consumimos, ya que varía de acuerdo a la ubicación geográfica y a nuestros hábitos alimenticios. 

    Ana Carolina Ruiz, doctora en ciencias del mar y limnología de la UNAM de México
    © Foto : Gentileza Ana Carolina Ruiz
    Ana Carolina Ruiz, doctora en ciencias del mar y limnología de la UNAM de México
    "Un estudio realizado en EEUU sugiere que el consumo varía entre 39.000 y 52.000 partículas por año. Estas cifras aumentarían si se toman en cuenta las que inhalamos del aire. Otra estimación que se hizo en Australia determinó que estaríamos consumiendo hasta cinco gramos de plástico por semana, el equivalente a una tarjeta de crédito", agregó Ruiz.  

    Riesgos de los microplásticos para la salud

    Algunos de los compuestos químicos que se encuentran en los microplásticos, como los ftalatos y el bisfenol A, son conocidos por ser disruptores endocrinos, es decir que alteran el sistema hormonal del organismo.

    Esto puede ocasionar problemas reproductivos, respiratorios, cardiovasculares, digestivos y procesos de desarrollo de cáncer. Pero los efectos de microplásticos en la salud varían según el sexo y la edad. 

    "En niñas pequeñas los disruptores endocrinos pueden provocar desarrollo prematuro de las mamas, micropenes en los varones recién nacidos y alteraciones en la distancia entre el ano y el pene, relacionada con la capacidad de reproducción sexual en un futuro", dijo la entrevistada. 

    Por último, en los hombres adultos el consumo excesivo de microplásticos puede ocasionar una baja en la calidad del esperma, ya que altera su movilidad y morfología, y una disminución de la testosterona. En las mujeres puede generar problemas de ovulación y de retención de los espermatozoides.

    Etiquetas:
    infertilidad, efectos adversos, contaminación, plástico, salud
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook