En directo

    ¿Rusia es un imán? Por qué el polo norte magnético se mueve hacia Siberia

    Big Bang
    URL corto
    0 140
    Síguenos en

    El polo norte magnético, ese al que apunta la brújula, se está moviendo a mayor velocidad que nunca hacia Rusia desde hace alrededor de 30 años. Mientras que entre 1900 y 1980 casi no se movió, actualmente se traslada unos 50 kilómetros cada año. Un experto en geología contó a Sputnik a qué se debe este fenómeno y cuáles son sus consecuencias.

    Durante la mayor parte de la historia, desde que se tienen registros, el polo norte magnético se encontraba sobre Canadá, cerca de la Isla Ellesmere. Actualmente se ubica muy cerca del polo norte geográfico en el océano Ártico. Pero si continúa moviéndose a este ritmo, pronto se ubicará sobre la región de Siberia, en Rusia.

    "Los polos magnéticos se mueven desde siempre, nunca han estado quietos. Hay dos, uno norte y uno sur, y constituyen un área relativamente pequeña en la que la aguja de la brújula se pone vertical", contó Augusto Rapalini, doctor en Ciencias Geológicas de la Universidad de Buenos Aires e investigador del Conicet Argentina.

    Campo magnético de la Tierra
    © CC0 / Pixabay
    Campo magnético de la Tierra
    Agregó que estos se originan en el núcleo de la Tierra, que está ubicado a 2.900 kilómetros de profundidad. En su mayoría se encuentra en estado líquido y está compuesto de hierro fundido. Este material es un conductor eléctrico por lo que su movimiento genera corrientes eléctricas que tienen campos magnéticos.

    Pero por más que es normal que los polos se muevan, desde 1990 el norte se está trasladando hacia Rusia al triple de velocidad que lo habitual: unos 55 kilómetros por año. Mientras tanto, el sur —que se encuentra sobre la costa de Antártida— "casi no se movió" en este último tiempo. 

    "¿Por qué ahora se está desplazando hacia Siberia? Porque en esta zona se encuentra la máxima intensidad de campo magnético en el hemisferio norte que atrae al polo hacia ese lugar", explicó Rapalini. 

    Esto trae consecuencias para las personas que viven en este hemisferio en cuestiones como la aviación, la navegación y los sistemas de orientación de los celulares. También afecta a los animales migratorios ya que estos utilizan el magnetismo de la Tierra para orientarse. El hemisferio sur no se ve afectado por este fenómeno, pero sí por la anomalía del Atlántico Sur, una gran zona de campo electromagnético con mayor radiación, que puede afectar a satélites

    "En el centro de Argentina, Paraguay, Uruguay y el sur de Brasil vivimos en el lugar de menor intensidad de campo magnético de todo el planeta. De hecho el campo global de la Tierra está disminuyendo desde hace unos 200 años", concluyó.

    Etiquetas:
    navegación marítima, campo magnético, Polo Norte, Siberia, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook