En directo
    Big Bang

    #Cuéntalo, el proyecto en el que miles de mujeres comparten sus historias de abusos sexuales

    Big Bang
    URL corto
    0 00

    Un grupo de investigadores registró el impacto en redes sociales del hashtag ‘Cuéntalo’, con el que miles de mujeres de más de 60 países se animaron a denunciar violaciones, agresiones y distintas situaciones de acoso sexual. La etiqueta había surgido luego que la justicia española desestimara el delito de violación en el caso de La Manada.

    El caso de La Manada es el nombre por el cual se conoce a la violación de una joven de 18 años por parte de cinco hombres durante la fiesta de San Fermín en Pamplona, España, en 2016.

    Los hombres no solo llevaron adelante la violación, sino que filmaron el ataque y uno de ellos posteó mensajes en WhatsApp celebrando lo que habían hecho y prometiendo compartir las imágenes.

    Si bien las pruebas eran contundentes, la justicia española decidió condenar a los hombres con nueve años de cárcel por abuso sexual, absolviéndolos del delito de violación. Los magistrados consideraron que no había existido violencia o intimidación, elementos que la legislación española establece para tipificar este delito.

    El fallo hizo estallar las redes sociales con distintos mensajes de reprobación, al tiempo que comenzó en Twitter una iniciativa, promovida por la periodista Cristina Fallarás, quien  propuso el hashtag ‘Cuéntalo',  para que otras mujeres se animaran  a denunciar las violaciones, agresiones y el acoso sexual que habían sufrido.

    En 14 días, casi 800.000 mujeres rompieron el silencio y llenaron la plataforma de testimonios propios o mensajes de apoyo a otras personas. 

    Toda esta repercusión está reflejada en la plataforma Proyecto Cuéntalo, en la cual un grupo de investigadores recopiló, limpió, categorizó y analizó los casi tres millones de tuits que se compartieron durante las dos semanas posteriores a la sentencia.

    "Era bastante difícil seguir leyendo, porque  son historias muy fuertes. Y las que no eran tan fuertes, igual eran historias cotidianas de mujeres que tienen miedo de salir a la calle, o tienen dificultades en la vida diaria, como tomarse un taxi, y pedirle a alguien que anote el número del coche", contó a Sputnik Fernando Cucchietti, doctor en física cuántica e investigador del Centro de Supercomputación de Barcelona, quien lideró el grupo que llevó adelante la sistematización.

    El proyecto contó con el trabajo de expertos de distintas disciplinas (programadores, analistas de datos, diseñadores información, diseñadores gráficos, desarrolladores). En total participaron entre 10 y 15 personas, de manera voluntaria, que catalogaron a mano alrededor de 10.000 tuits.  

    El objetivo final fue que la información quedara archivada para que no se perdiera en lo efímeras que resultan las redes sociales. Al ir categorizando la información, los investigadores encontraron que muchas mujeres habían decidido eliminar los mensajes, porque la publicación les había generado problemas en su vida privada.

    "Muchas historias eran contadas por primera vez, y han tenido que lidiar con haber hecho una acusación a un familiar o incluso a un desconocido. Y esto les ha cambiado las relaciones diarias, y es una parte de porqué mucha gente no se anima a contarlo", dijo Cucchietti.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    violación, abuso sexual, redes sociales, Argentina, España