03:28 GMT +313 Diciembre 2018
En directo
    Big Bang

    El tapir: el último gigante del Caribe

    Big Bang
    URL corto
    0 20

    El tapir es uno de los pocos sobrevivientes de los mamíferos gigantes que habitaron el continente americano. Integrante del grupo del mamut, el tigre dientes de sable y los gliptodontes, este mamífero resistió al proceso de extinción del Pleistoceno, hace 10.000 años.

    El sureste mexicano es tierra del tapir, un mamífero robusto que puede llegar a pasar más de 300 kilos. En el mundo existen cuatro especies de tapires, tres habitan el continente americano y una sola se puede encontrar en el sureste asiático.

    Este animal alcanza el metro y medio de longitud y el metro de alto. El rasgo más característico es su trompa, que hace que lo confundan con un oso hormiguero, aunque no tiene ninguna relación; sus parientes más cercanos son el caballo y el rinoceronte.

    "Cuando voy a zoológicos y sé que hay tapires me gusta escuchar lo que dicen, 'que lindo está el oso hormiguero', o 'qué bonito este tipo de cerdo'. A la gente le cuesta identificarlo, entre otros cosas, porque nos falta hacer más difusión a los que trabajamos estudiándolo", dijo a Sputnik Eduardo Mendoza Ramírez, científico del Instituto de Investigaciones sobre Recursos Naturales de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

    Pese a su desconocimiento por parte de la población, el tapir cumple un rol fundamental en el ecosistema tropical. Integra el grupo de mamíferos herbívoros, y su alimentación y tamaño permite la diseminación de semillas que contribuyen a la conformación de la flora del lugar, sobre todo bosques.

    Te puede interesar: ¿Quién está causando la extinción de los animales de América Latina?

    El tapir ha mantenido su aspecto y hábitos de vida a lo largo de miles de años, por lo que se puede considerar un fósil viviente, sin embargo es una especie en peligro de extinción. En cautiverio llega a vivir 30 años, pero fuera es más vulnerable debido a la degradación de su hábitat y la caza furtiva.

    "En las películas vemos que se busca material genético de los dinosaurios que permita clonarlos o volverlos a la vida. Es una idea fascinante. Pero en el caso del tapir estamos ante la posibilidad de no recurrir a esas técnicas, sino directamente hacer algo para salvar a esta especie que es uno de esos gigantes que andaba caminando hace miles de años", planteó el investigador mexicano.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    animales, México, América Latina