En directo
    Big Bang

    El impensado uso de aprender un idioma

    Big Bang
    URL corto
    0 20

    Aprender un idioma tiene muchas aplicaciones. Aunque seguramente la de eliminar traumas no es lo primera opción que se piensa. Una investigación llevada adelante por un equipo de científicos españoles llegó a la conclusión que saber una lengua diferente a la materna puede ayudar a controlar el miedo.

    El estudio desarrollado por científicos de la Universidad Pompeu Fabra, la Universidad Jaume I y la Universidad Nebrija de España logró medir cómo la respuesta del cerebro al miedo no es la misma si nos asustamos en nuestra lengua materna o en un idioma extranjero.

    Lanzamiento de la Escuela de Idiomas Indígenas en Santiago de Chile
    © Foto : Consejo Nacional de Cultura y Artes de Chile
    La ciencia había logrado identificar que nuestro sistema cognitivo funciona diferente dependiendo de la lengua que usemos. Lo novedoso de esta investigación es que comprobó que la distinción es mucho más profunda a nivel emocional.

    El experimento tomó a un grupo de 54 estudiantes universitarios, que fueron sometidos a diferentes pruebas a partir de estímulos. La mitad de los participantes lo hizo en su lengua nativa (español), y la otra mitad en inglés, idioma en el que tenían un muy buen nivel.

    Para el análisis los investigadores midieron la dilatación de las pupilas de los participantes y la resistencia galvánica de la piel, que depende de la sudoración.
    Estos índices son unos de los más fiables para percibir el condicionamiento al miedo.

    A partir de este estudio comparativo, los investigadores concluyeron que el uso de una lengua extranjera condiciona las emociones.

    "El hecho de aprender una lengua extranjera dentro de un contexto académico o escolar tiene la implicancia que las vivencias o experiencias emocionales que desarrollamos con esa lengua son limitadas. Porque están contextualizadas siempre en el ámbito escolar o institucional", explicó a Sputnik Jon Andoni Duñabeitia, de la Universidad Nebrija de España.

    Según el investigador, esta diferencia en la recepción de los estímulos puede ser utilizada a nivel de la psicología clínica.

    El uso de un idioma extranjero dentro de una terapia, al disminuir la intensidad emocional, ayuda a destrabar miedos o el estrés postraumático de manera más rápida que en el idioma nativo.

    "Podemos poner a la gente a trabajar en lengua extranjera. Ya que si realmente nos convertimos en más utilitaristas, un poco más racionales, podremos llegar al fin deseado, que es solucionar el conflicto", señaló el investigador. 

    Además:

    Del klingon a la neolengua de Orwell: los 5 idiomas artificiales que puedes aprender
    Moscú subvencionará cursos de inglés para taxistas de cara al Mundial 2018
    ¿Cómo decir "te quiero" en inglés?
    El inglés dejará de ser idioma oficial en la UE tras el Brexit
    Etiquetas:
    terapia, Trastorno de estrés postraumático (TEPT), psicología, idioma inglés, lengua materna, lenguas, idioma español, idiomas, investigación, España, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik