22:52 GMT +314 Noviembre 2019
En directo
    Big Bang

    23 centímetros que separan a los más ricos de los más pobres

    Big Bang
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    23 centímetros diferencian a los hombres más altos de los más bajos en el mundo. Una disparidad que ha crecido 1,5 cm en los últimos 30 años, vinculada con el lugar de nacimiento. Una reciente investigación española reveló que las personas ricas crecerán por el consumo de fósforo y nitrógeno, no así las pobres.

    El aumento en la diferencia de altura entre los hombres de los países ricos y pobres está relacionado con la cantidad de nitrógeno y fósforo que consumen en la dieta, según un estudio del Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales de la Universidad Autónoma de Barcelona publicado en la revista Scientific Reports.

    En países ricos, donde la alimentación es más variada y contiene más productos de origen animal, reciben al año casi el doble de kilos de estos componentes que en los países pobres.

    Entre los alimentos con más nitrógeno y fósforos se encuentran los productos de origen animal: carnes, derivados de la leche; pero también frutas, verduras, cereales y legumbres en general.

    Esta dieta con mayor o menor presencia de nitrógeno y fósforo influye más que la cantidad de calorías diarias que las personas consuman.

    "Los animales y las plantas necesitan más fósforo de lo habitual cuando necesitan crecer. El fósforo está en la base del ADN, de los compuestos que transfieren energía, en los procesos biológicos, y en los humanos está en los huesos", explicó a Sputnik José Peñuelas, quien dirigió este trabajo.

    "Cuanto mayor es el fósforo disponible mayor crecimiento. Mientras que el nitrógeno constituye los ladrillos de ese crecimiento; son las proteínas", agregó.

    Para este estudio los científicos utilizaron datos mundiales de 80 países de diferentes entidades como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (la FAO), los ejércitos y bases de datos universitarias de varones adultos nacidos entre los años 60, 70 y 80.

    El investigador señaló que la información les permitió conocer lo que están consumiendo las personas en el mundo, "ver luego qué proporciones nutricionales tiene cada uno de esos alimentos, y cómo eso se traduce durante las últimas décadas en un cambio o no en las alturas de las distintas poblaciones de los distintos países", indicó Peñuelas. 

    Además:

    Paraguay busca cambiar su alimentación para evitar enfermedades crónicas
    La ONU cifra en 815 millones las personas que pasan hambre en el mundo
    Carne de mentira para luchar contra el efecto invernadero
    Etiquetas:
    alimentación, distribución de la riqueza, altura, desigualdad
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik