En directo

    España: "Las oligarquías se han asegurado el dominio del Estado"

    Al contado
    URL corto
    Por
    0 192
    Síguenos en

    Fusión. Es la que acometerán los bancos españoles Bankia y CaixaBank so pretexto de reducir costes. En tanto, medios españoles han denunciado que el Gobierno de Pedro Sánchez está dispuesto a entregar ambas instituciones por la décima parte de lo que costó su rescate realizado íntegramente con dinero público, es decir, de todos los españoles.

    ¿Crónica de una fusión anunciada?

    3 de septiembre. Bankia y CaixaBank admiten estar negociando su fusión. Convertirse en el mayor banco de España con activos por valor de más de 650.000 millones de euros, sería resultado que saltaría a primera vista.

    Pero un escrutinio no muy riguroso haría saltar todas las alarmas: reducir costes a fuerza del cierre masivos de sucursales y miles de despidos, o lo que es lo mismo, más gente a la calle en España en épocas de pandemia.

    Fusionar vs reducir

    O corres o te encaramas. Las dos cosas no se pueden hacer, y menos al mismo tiempo. Y Bankia y CaixaBank han decidido que es buen momento para echar a correr. Cómo será de delicada esta operación que encaran con la bendición del ejecutivo de Sánchez, que la agencia calificadora Moody's lanzó un aviso a navegantes:

    "Dada la diferencia de dos niveles en la evaluación crediticia de referencia de Moody's de ambas instituciones y en ausencia de un aumento de capital [los activos ponderados por riesgo aumentarán en más del 50%], el acuerdo no crearía una institución más fuerte".  

    Asimismo, incide en que la reducción de la estructura de costes "proporcionaría cierto contrapeso a las presiones de rentabilidad esperadas. Sin embargo, no se pueden descartar las condiciones para las aprobaciones regulatorias, incluidas las posibles enajenaciones de activos que se desconocen en esta etapa". Algo que podría ser una dificultad en todo el proceso de integración, remacha el análisis de Moody's. Todo un mazazo.

    No obstante, el presidente del Gobierno de España parece tenerlo más claro que Moody's. No sólo ha dado su venia a la operación, sino que se aventuró un paso más allá: "Hay buenos mimbres para ser una operación positiva para la economía española", dijo a Televisión Española. Con buenos mimbres, ¿se referirá al ahorro, o a los cierres masivos de sucursales y miles de despidos? No ha quedado claro.

    "Los grandes empresarios oligopólicos de países como España no asumen ningún riesgo, porque cuando hay algún tipo de problema es el contribuyente el que les paga las pérdidas, mientras ellos se apropian de los beneficios", reflexiona respecto a esta situación el economista José Luis Carretero Miramar.

    Blanco y en botella

    Lo que sí quedó claro al pueblo español, y al propio Sánchez es que los 22.000 millones de euros de dinero público utilizado para rescatar a Bankia en 2012, no se podrá recuperar. Una situación que ha hecho que algunos medios se hayan pronunciado en duros términos contra el Gobierno, denunciando que está dispuesto a entregar Bankia a CaixaBanck por la décima parte que costó su rescate.

    "Lo que se operó por medio de las dinámicas de rescate llevadas a cabo durante la crisis del año 2008 fue una transmisión de renta por parte de los contribuyentes, del conjunto de la clase trabajadora que es básicamente la que paga la mayor parte de los impuestos en España, porque son los que pagan más por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas [IRPF], y porque al fin y al cabo las propias nóminas de los trabajadores son la base fundamental del sistema tributario español", explica al respecto Carretero Miramar.

    En este sentido, denuncia que "tanto las empresas, como otros sectores, muchas veces tienen muchas más facilidades para eludir los impuestos, mientras que a los trabajadores directamente se les cobra en las nóminas que cobran todos los meses".

    Mientras, en una tribuna publicada por el periódico ABC, se lanza una crítica descarnada contra la actual coalición que hace vida en La Moncloa:

    "[…] La absorción de Bankia, que se consumará con la bendición de la izquierda caniche [diáfana y casi orgullosa en los sociatas, envuelta en aspavientos falsorros en los podemitas, según el reparto de papeles establecido], que así se asegura de que las puertas giratorias sigan funcionando, para ella y para toda su ralea. En la absorción de Bankia se va a perpetrar un gigantesco latrocinio de la riqueza nacional; pues de los 24.000 millones de euros arrebatados a los españoles que el erario público aportó en su día para la salvación de una caja de ahorros saqueada por parásitos partitocráticos, ya se dan por perdidas tres cuartas partes en la operación. Así, el Estado, que era socio mayoritario de Bankia, pasará a poseer una participación exigua en el nuevo conglomerado bancario, de la que además se deshará en breve a precio de ganga, para completar el latrocinio".

    "Me duele estar de acuerdo con un periodista del ABC […] pero estoy básicamente de acuerdo. Al fin y al cabo lo que vemos aquí es un gran latrocinio de la riqueza nacional para ponerlos en manos privadas, que además van a sustentar básicamente sus beneficios y su rentabilidad futura en el ejercicio de miles de despidos, que es lo que vamos a ver de aquí a los próximos meses, y al mismo tiempo evitando toda posibilidad de una dinámica de crecimiento de la economía nacional", avisa Carretero Miramar.

    "El problema es que la izquierda, tanto el Partido Socialista [PSOE] en el Gobierno, que siempre ha tenido una política más o menos social liberal, no sorprende a nadie que haga este tipo de cosas: forma parte de su ADN político desde hace 20, 30, 40 años. Sorprende un poco más, verlo de parte de [Unidas] Podemos el hecho de que no lleve a cabo una resistencia activa efectiva. Es decir, que no plante cara realmente, sino que se limite a meras declaraciones. Ya lo dijo Pablo Iglesias en su momento de 'nos vamos a tener que tragar muchos sapos'. El problema es que a base de tragarse sapos, uno pueda acabar convirtiéndose en un sapo también", ironiza el economista.

    Carretero Miramar sentencia que en España "las oligarquías se han asegurado el dominio del Estado".
    Etiquetas:
    finanzas, economía, fusión, Caixabank, Bankia, bancos, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook