17:03 GMT +306 Diciembre 2019
En directo
    Al contado

    Argentina: '¿Otra vez sopa?'

    Al contado
    URL corto
    Por
    0 30
    Síguenos en

    La compra de dólares en Argentina está sujeta a la autorización del Banco Central [BCRA] de ese país, al menos hasta el próximo 31 de diciembre. Así lo decretó el presidente, Mauricio Macri, en una medida que comenzó a regir desde el pasado 2 de septiembre y que a muchos trajo a la memoria el 'cepo cambiario' de la anterior Administración.

    'Otra vez sopa', dice una legendaria frase del legendario personaje de Mafalda de Quino, y que desde inicios de este mes no deja de rondar por las cabezas de muchos ciudadanos de ese país sudamericano.

    ¿Haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago?

    Decreto. O como se conoce comúnmente, verticalazo. Fue el que aplicó a contracorazón el presidente, Mauricio Macri. A contracorazón, porque en su decreto resuelve tomar una medida que él mismo criticó en el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner en vigencia desde 2011, y que disolvió apenas asumió el poder.

    En Argentina ya se preguntan si con esta decisión, de alguna manera Macri está admitiendo que la exmandataria tuvo razón en su momento.

    El motivo

    Este decreto de 'necesidad y urgencia' incide en que las medidas se aplicarán con el objetivo de mantener la estabilidad cambiaria y proteger a los ahorristas.

    "Esta normativa mantiene la plena libertad para extraer dólares de las cuentas bancarias, tanto para personas físicas como jurídicas, no afecta el normal funcionamiento del comercio exterior y tampoco introduce ninguna restricción a los viajes", dice el documento.

    Algunos números

    Las personas físicas que quieran adquirir más de 10 mil dólares al mes estarán obligadas a solicitar la autorización del Banco Central, pero no tendrán limitación alguna para comprar sumas menores. Asimismo, no se les permitirá hacer transferencias de fondos de cuentas al exterior con un máximo de 10.000 dólares por persona y mes.

    En tanto, las transacciones que superen los 1.000 dólares deberán efectuarse con débito a una cuenta en pesos, pues no podrán hacerse con efectivo.

    Mientras, las personas jurídicas podrán comprar divisas que se destinen a la importación o pago de deudas a su vencimiento sin restricción alguna, pero necesitarán conformidad del Banco Central para efectuar otras operaciones financieras: para comprar divisas para la formación de activos externos, para la precancelación de deudas, para girar al exterior utilidades y dividendos, y realizar transferencias al exterior.

    Las personas físicas, así como las jurídicas que no sean residentes, podrán comprar hasta 1.000 dólares mensuales, pero no podrán realizar transferencias de fondos de cuentas en esta divisa al exterior. También se subraya que los exportadores deberán liquidarse los dólares como máximo 5 días hábiles después del cobro, o 180 días después del permiso de embarque.

    "Facúltese al Banco Central de la República Argentina para establecer reglamentaciones que eviten prácticas y operaciones tendientes a eludir, a través de títulos públicos u otros instrumentos, lo dispuesto en esta medida", avisa el decreto.

    El Dr. en Ciencias Sociales y profesor de la Universidad Nacional de Rosario, Julio César Gambina explica que se trata de medidas de regulación del mercado de cambios. "Son medidas transitorias, parciales y tardías", sentencia el experto.

    "Son transitorias, porque se toman hasta fin de año. Son tardías, porque sólo desde la elección PASO, el último día hábil previo a las elecciones fue el 9 de agosto. Desde entonces hasta la fecha ya se han perdido casi 10 mil millones de dólares de las reservas internacionales del Banco Central; la cancelación de vencimientos de deuda son aproximadamente de 4 mil millones de dólares por mes de aquí a fin de año; la demanda para remitir utilidades al exterior de las empresas era muy importante y la fuga de capitales bajo todo concepto era muy importante, por eso el Gobierno tardíamente acude al control del mercado de cambios", advierte el analista.

    Gambina profundiza en sus argumentos. "Digo tardíamente porque en el periodo de Mauricio Macri son más de 70 mil millones de dólares los que se han perdido por fuga de capitales. Son medidas en las que el Gobierno no cree, porque es liberal, liberalizador, que ha podido sostenerse estos casi 4 años en base a un hiperendeudamiento".

    El Dr. Gambina afirma que en Argentina hay mucha incertidumbre y que estas medidas tienen más que ver con la situación política generada después de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias, las PASO, y la casi seguridad de que el [actual] Gobierno no continuará un segundo periodo después de las elecciones del [próximo] 27 de Octubre.

    "Son medidas que el Gobierno está obligado a hacer porque esto es un drenaje muy fuerte [de divisas] y el Banco Central, si todo continuaba en la tendencia, podía quedarse prematuramente sin reservas internacionales".

    "La realidad es que los temas de fondo, no están resueltos: la inflación por un lado, y la recesión por el otro", sentencia el Dr. Julio César Gambina.

    Etiquetas:
    endeudamiento, PASO, crisis económica, devaluación, Banco Central de Argentina, dólar, Decreto de Emergencia Económica, Mauricio Macri, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik