00:24 GMT +321 Noviembre 2019
En directo
    Al contado

    Economía mundial: ¿cavando tumbas o trincheras?

    Al contado
    URL corto
    Por
    0 80
    Síguenos en

    El PIB de la economía alemana sufrió una contracción del 0,1% en el segundo trimestre del año; en España el déficit comercial alcanzó los 14.711,8 millones de euros en los seis primeros meses del año, un 0,9% superior al registrado en el mismo periodo del año anterior; mientras, EEUU podría entrar en recesión en un plazo máximo de dos años.

    Cada maestro con su librito. De acuerdo a la visión que tienen los diferentes países sobre sus respectivas economías y el entorno, están delineando políticas económicas para capear la guerra comercial que desató el presidente de EEUU, Donald Trump, que encuentra su gran anclaje en una economía global que cerró en falso la crisis desatada en 2008.

    Locomotora sin gasolina

    Para casos emblemáticos, el de Alemania. Así, el ministro Finanzas, Olaf Scholz, afirmó que su país tiene "músculo fiscal" para encarar cualquier crisis y sugirió que el Gobierno de la canciller, Angela Merkel, valora inyectar 50.000 millones de euros de gasto adicional para reavivar la economía. El plan contemplaría emitir bonos del Estado para estimular la demanda interna y evitar una escalada del desempleo, además de incentivos fiscales a la industria del automóvil parecidos a los ejecutados en 2008.

    Pero la cosa no queda ahí: el Consejo de ministros aprobó la eliminación del impuesto de solidaridad que pagaban desde 1991 los ciudadanos del oeste para sufragar los costes de la reunificación. El proyecto de ley incluye a la gran mayoría de los contribuyentes germano-occidentales y prevé que  el 9 % de ellos que cuenten con menos ingresos, a partir de 2021 dejen de pagar este gravámen que supone el 5,5% del impuesto sobre la renta y del de sociedades. Para el siguiente 6,5% se reducirá parcialmente la carga y el 3,5% con más ingresos seguirá pagándolo íntegramente. 

    Según cálculos del Ministerio de Finanzas, la descarga global para los contribuyentes es de unos 10.000 millones de euros al año para los ejercicios 2021-2024. Esto supone para el Estado, prescindir de hasta 20.000 millones de euros anuales, según los presupuestos de los tres últimos años.

    El economista José Luis Carretero Miramar afirma que Alemania está teniendo problemas realmente serios. "Hemos visto dos trimestres seguidos de contracción económica; hemos visto una situación en que las exportaciones alemanas, basadas fundamentalmente en los automóviles y en lo bienes de equipos, se han encontrado con un bajón importante", señala.

    Pero el experto va un paso más allá en su radiografía: "Hemos visto una situación en la que además se acumulan los nubarrones en la tormenta, como pueden ser el efecto concatenado del Brexit con el hecho de que EEUU pueda incluso plantearse en un momento determinado poner nuevos aranceles a las exportaciones de la Unión Europea, y muy señaladamente a las empresas automovilísticas".

    "Todo esto sucede en el marco de un contexto en que la crisis global que se vivió en el año 2007 se ha superado con imperdibles y muy señaladamente en Europa", señala el economista.

    España, una economía con pies de barro

    Agotamiento. Es la palabra que utilizan los expertos al referirse al periodo expansivo de la economía en España y que encontrará su punto de inflexión en 2020. A eso apunta el comportamiento de los principales indicadores, como las previsiones para el próximo ejercicio tras seis años del presunto inicio del proceso de recuperación de la crisis de 2008.

    Así, la economía del país ibérico seguirá el camino de la desaceleración el próximo ejercicio con el peor dato de PIB en seis años con un avance del 1,8%, según las estimaciones de Freemarket. Hay que remontarse al tercer trimestre de 2014 para encontrar un desempeño peor, cuando el aumento del PIB en tasa interanual se situó en el 1,7%.

    Carretaro Miramar señala que el panorama para la economía española es tremendamente preocupante porque está basado fundamentalmente en el hecho de que tiene "una economía absolutamente espasmódica".

    "Es una economía que crece con una cierta solvencia o una cierta aceleración en determinados momentos en que se inflan determinadas burbujas, como puede ser la inmobiliaria, o en que se producen determinados eventos muy concretos como pudo haber sido, por ejemplo, el hecho de que la industria turística española había sido especialmente competitiva en los últimos años por los sucesos y la inestabilidad que se ha dado en el norte de África", explica.

    "Pero lo cierto es que es una economía con pies de barro", sentencia Carretero Miramar.

    EEUU, una economía parasitaria

    La recesión está pateando las puertas en el 1600 de la Avenida Pennsylvania de Washington DC. Aunque su inquilino no se le mueva un músculo de su cara de póker cada vez que repite que la economía de su país está "estupenda", lo cierto es que la mayoría del panel de economistas encuestados por Asociación Nacional de la Economía de la Empresa [NABE], da por segura la entrada en recesión de EEUU en dos años. Y eso gracias a que la Reserva Federal con sus medidas puede retrasarla un año, según entienden. Y Trump lo sabe.

    Por eso está dispuesto a avivar como sea su economía interna para evitar llegar a los comicios en un escenario de recesión. Y  es que según se ha filtrado a la prensa estadounidense, para tal fin da los últimos toques a una batería de estímulos entre los que se incluye una gran bajada de impuestos a los trabajadores para subir su poder adquisitivo y elevar el consumo interno. También los aranceles a China, según The Washington Post, podrían revisarse en un contexto de crisis.

    Carretero Miramar admite que "realmente Trump está buscando la manera de llegar a las elecciones en la mejor posición posible".

    "EEUU se encuentra ante el shock de haberse convertido en una economía que ya en los años '80 o '90 dejó de ser una economía esencialmente industrial que se dedicaba a venderle al resto del mundo todo aquello que necesitaba, para convertirse en una auténtica economía parasitaria", afirma José Luis Carretero Miramar.

     

    Etiquetas:
    crisis, recuperación, China, España, Angela Merkel, Olaf Scholz, Alemania, guerra comercial, Donald Trump, EEUU, economía
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik