Widgets Magazine
En directo
    Al contado

    Cisnes negros: Trump podría provocar un desastre en la economía mundial

    Al contado
    URL corto
    Javier Benítez
    0 90

    El Saxo Bank volvió a elaborar sus ya famosos cisnes negros de cara a 2019. Una lista de insucesos descabellados que de cumplirse llevarían a los mercados al caos. En 2007 Nassim Taleb puso estos hechos –que suceden de forma ocasional y que tienen un gran impacto en la economía y en los mercados– bajo los focos con su célebre libro El cisne negro.

    El economista argentino Luis Palma Cané comentó para Sputnik cuáles son las probabilidades de que estos cisnes negros puedan hacerse realidad en 2019.

    Condonación masiva de deuda en Europa

    Para Christopher Dembik, director de análisis macroeconómico, las condonaciones de deuda han sido algo relativamente habitual en Europa a lo largo de su historia. Hoy, con países como Italia, España o Grecia con niveles de deuda publica cercanos o por encima del 100% del PIB, la condonación puede ser una opción.

    Tema relacionado: Economía de la UE: ¿a punto de colapsar?

    "En el corto plazo esto no es una opción. […] No veo mucha posibilidad, casi te diría ninguna, de que se produzca una condonación, que en última instancia implicaría un default de los países, lo cual provocaría un zafarrancho de combate en toda la deuda pública internacional".

    Apple ayuda a Tesla

    Peter Garnry, director de estrategia en renta variable, cree que Apple podría utilizar su vasta tesorería para sacar a Tesla de bolsa con un acuerdo para comprar las acciones del fabricante de coches eléctricos con una prima del 40% (520 dólares por acción).

    "La adquisición tiene todo el sentido. Es un trato que sólo supone para Apple 12 meses de flujos de caja. Las dos firmas están centradas en diseños de ingeniería y desarrollo de hardware que se pueden integrar de forma vertical en los modelos de Tesla. Apple tiene la fortaleza financiera que podría completar los sueños de Elon Musk… la adquisición permite a Tesla construir varias Gigafactorías y abrir fábricas en Europa y China para dominar el futuro de la industria automovilística", culmina Garnry.

    "La probabilidad de que esto pase es mayor que la del primer cisne negro. Es un tema más de estrategia empresarial, pinta bien. Desde el punto de vista teórico es razonable la integración, etc. De ahí, a que se concrete hay un largo trecho. […] Es difícil de poder estimar", estima Palma Cané.

    Trump despide a Powell

    El cisne negro de John Hardy, director de forex, pasa por el despido directo de Jerome Powell como presidente de la Reserva Federal de EEUU. Powell decide elevar los tipos de interés por novena vez desde 2015 en la reunión de diciembre de este año (algo que va a suceder probablemente). Powell mantiene sus previsiones de varias subidas en los próximos años y Wall Street sufre en sus carnes esta decisión. Donald Trump despide a Powell argumentando que daña la economía y nombra a Neel Kashkari presidente de la Fed Minneapolis. Kashkari siempre ha defendido mantener una política de tipos muy bajos con apoyo de programas de estímulos y liquidez. Es el banquero más dovish dentro de la Reserva Federal.

    "Sólo de escucharlo me espanto. […] Creo que Trump ha hecho un daño muy importante a la economía y al pueblo estadounidense, a la economía mundial, con todos los disparates que hace, pero más allá de eso hay un conflicto muy claro entre Trump y la Fed, que con la incontinencia verbal que tiene este hombre [Trump] lo ha hecho público. […] Yo espero que esto no pase porque sería un desastre para la economía norteamericana y para la economía mundial en general", avisa el economista argentino.

    La paridad entre libra y euro

    El Partido Conservador del Reino Unido se divide y fractura (todavía más) a consecuencia del Brexit. Se convocan elecciones adelantadas y el Partido Laborista logra una victoria aplastante con Jeremy Corbyn a la cabeza como primer ministro. Corbyn implementa una política económica basada en las subidas de impuestos y el aumento del gasto público, junto a la aprobación de una renta básica financiada con ayuda del Banco de Inglaterra. El resultado de este cisne negro es la caída en picado de la libra hasta alcanzar la paridad con el euro.

    "El fracaso de la primera ministra [Theresa] May es claro. […] Existe la probabilidad de que Corbyn pueda asumir como primer ministro, y a medida que May siga fracasando en su intento de aprobar un Brexit que sea aprobado por los Comunes, […] su caída no es descartable. La probabilidad de que May salga del Gobierno es mayor de la que Corbyn se haga cargo de un nuevo Gobierno. Pero está claro que si se cumple este cisne negro, sus consecuencias serían una baja fuerte de la libra con respecto al euro", subraya Palma Cané. 

    Quiebras corporativas

    Peter Garnry cree que otro cisne negro puede tener como protagonista la deuda corporativa y el impago de grandes empresas. Este evento estaría protagonizado por un impago masivo de General Electric, que se vería incapaz de refinanciar los 100.000 millones de dólares que vencen en los próximos años. La firma se vería obligada a recurrir al capítulo 11 de la Ley de Quiebras de EEUU.

    El pánico invade el mercado de deuda corporativa a la par que la Fed sigue subiendo tipos y endureciendo las condiciones financieras. Este hecho afecta a varias empresas, incluida Netflix, que se ve obligada a detener su expansión mientras que el precio de la acción se hunde. La reacción en cadena negativa sobre la viabilidad de las empresas da pábulo a una incertidumbre masiva en los bonos high yield (de alto rendimiento) que conduce hacia un 'martes negro' para los fondos cotizados en bolsa (ETF) que invierten en el mercado de bonos de alto rendimiento de EEUU. Las consecuencias en el mercado de ETF se convierte en el primer gran toque de atención para la inversión pasiva.

    "Está claro que si se produce un default de la deuda corporativa, esto genera un encadenamiento de hechos negativos que van a ser muy peligrosos para la estabilidad del sistema financiero y de los mercados bursátiles. Pero de ahí a que General Electric, que como ejemplo corporativo gigante, no pueda refinanciar su deuda, me parece una hipótesis demasiado poco probable en la medida en que el mundo sigue con un elevadísimo nivel de liquidez", observa el experto.

    Pinchazo de la burbuja de la vivienda en Australia

    La crisis financiera de 2008 no afectó al mercado australiano de la vivienda, que lleva un recorrido alcista del 373% desde los años sesenta. La deuda de los hogares se sitúa en el 189% del PIB y el castillo de naipes se sostiene gracias a las políticas de estímulos sobre el crédito. Pero una crisis crediticia golpearía al precio de la vivienda y arrastraría a los bancos. Al Gobierno no le quedaría más remedio que salir al rescate con más de 300.000 millones de dólares australianos para salvar el sistema.

    "Ese es un tema muy delicado de Australia. Ellos son muy conscientes del problema que tienen. Van a tratar de evitar bajo todo punto de vista el pinchazo de la burbuja. Lo veo menos como un cisne negro, porque en realidad un cisne negro es una cosa que uno no se espera, pero este es un tema que está más sobre la mesa", explica el analista.

    Alemania entra en recesión

    El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel
    © REUTERS / Fabrizio Bensch
    La locomotora de Europa se griparía por la subida de aranceles sobre los automóviles y la estructura productiva se estanca por la falta de digitalización. Además, el adelanto de la salida de la canciller Merkel de la política deja una crisis política que afectaría a la confianza en la economía alemana y retrasaría las reformas que necesita el país. Saxo Bank basa su predicción más catastrófica en un informe de la OCDE que alerta que Alemania está a la cola en Internet de alta velocidad entre los países industrializados, una señal de estancamiento de desarrollo tecnológico.

    "La desaceleración de Europa en general y Alemania en particular ya está dada. De ahí, a pasar a una recesión de la economía alemana la probabilidad es muy baja, sin dejar de tener en cuenta que el riesgo geopolítico es básicamente de la salida de Merkel. […] A mí me preocupa más la parte geopolítica que la económica [en Alemania]", remarca el economista.

    Nuevo impuesto global al transporte

    Para contener el aumento de la contaminación en el planeta, ante el temor al cambio climático, se crea un impuesto global al transporte a las aerolíneas y las navieras. La tasa se establece de 50 dólares por tonelada de CO2 emitido. La decisión encarecerá el precio de los billetes de avión, los costes del transporte internacional y provocará un desplome bursátil de las compañías del sector.

    Más información: Salida de EEUU de Acuerdo de París sobre cambio climático no ha surtido efecto

    El documento de Saxo Bank subraya que la Organización de Aviación Civil Internacional acordó una resolución en este sentido en 2016 y la Organización Marítima Internacional anunció un objetivo para reducir las emisiones marítimas de carbono en un 50% en 2050.

    "No veo probable que haya un impuesto porque va a ser peor el remedio que la enfermedad: provocaría un desequilibrio macroeconómico general que me parece que es muy costoso y que de alguna manera, más allá de que Trump se haya ido del acuerdo de París, todos los Gobiernos están  haciendo lo posible como para ir deslizando gradualmente el peligro de este tema", opina Palma Cané.

    El FMI y el Banco Mundial abandonan el PIB y siguen la productividad

    El Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial deciden dejar de utilizar el PIB como criterio principal para medir la actividad económica de los países. Pasan a enfocarse en la productividad, que aunque definida como producción por hora trabajada, también incluye otros parámetros más transversales.

    Argumentan que el PIB no recoge el impacto real de la tecnología y su capacidad de abaratar costes, ni tampoco los efectos negativos de los problemas medioambientales. Los nuevos tiempos indican que la productividad evalúa mejor las condiciones económicas de un país, si una economía aumenta la productividad, significa un aumento de la felicidad y la salud de las personas. El economista jefe de Saxo defiende que desde el siglo XVIII, la mayor productividad ha sido el principal impulsor de la mejora de la renta per cápita.

    "Que la productividad sea el elemento dinámico está escrito en los libros, no se puede opinar lo contrario: cuanto mayor sea la productividad del obrero o del empresario, hay un incremento del nivel de vida. Pero no lo veo [que el FMI se enfoque en la productividad y no en el PIB] porque es extremadamente difícil homogeneizar las medidas de productividad en el mundo, cosa que se ha hecho con el PIB", concluye Luis Palma Cané.

    Etiquetas:
    economía, Tesla Motors, Apple, UE, Jerome Powell, Donald Trump, Angela Merkel, Alemania, EEUU, Europa
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik