19:39 GMT +312 Diciembre 2018
En directo
    Al contado

    Guerra Mundial C: China atiza, Europa vende humo

    Al contado
    URL corto
    Javier Benítez
    0 80

    En un abrir y cerrar de ojos, la Unión Europea protagonizó dos cumbres para definir su futuro comercial ante la espada de Damocles que significan las cargas arancelarias que padecen de su principal socio histórico: EEUU. Así, primero se presentó en Pekin para la famosa cumbre UE-China en su XX edición, para luego negociar con Japón.

    En su 'manotazo de ahogado', tras la cumbre de la OTAN mantenida en Bruselas – que les dejó tiritando por los golpes sobre la mesa que dio el inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump –, los principales dirigentes de la UE corrieron raudos con rumbo a Asia en busca de un mecenas que los rescate de la barbarie comercial en la que siente el bloque estar sumido.

    En la guerra comercial desatada por EEUU, cada país da sus propios pasos, en muchos casos, los que puede o se les permite. China ha arremetido con una combinación de golpes: medidas simétricas de aranceles, devaluación del yuan y quejas ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).

    Además: China y la UE hacen piña contra EEUU

    Quejas ante la OMC que paradójicamente también ha presentado el mismísimo EEUU, primer quebrantador de las reglas del organismo. Mientras, Europa, ha surfeado entre medidas simétricas, el ventajismo, y una buena dosis de venta de humo, a los que se asoció la prensa del viejo continente.

    Estos dos últimos métodos, aunque no presentados en riguroso y escrupuloso orden cronológico, los utilizó en su reciente gira asiática el bloque comunitario, que primero lo llevó a la cumbre UE-China, y luego a negociaciones vis a vis con Japón.

    En su primera parada, y se vendió como resultado de la cumbre, que China y la Unión Europea elaboran una estrategia comercial contra Trump.

    Algo con lo que discrepa Joaquín Arriola, profesor de Economía Política de la Universidad del País Vasco, para quien el resultado de la misma, "como contenido no tiene demasiado. El acuerdo con China más bien es una declaración política de afectados, de víctimas de la política de Trump", explica.

    En Japón, la cosa fue distinta. La UE logró una andanada de ventajas comerciales referente a aranceles de productos europeos a exportarse al país del sol naciente, y a cambio le dieron un caramelo: le ofrecieron abordar problemas específicos en la UE que existen en el sector automovilístico y fijar un periodo transitorio de siete años que acabará eliminando aranceles del 10% impuestos a las importaciones de automóviles nipones. Terminaron todos contentos y sonriendo para la foto de familia.

    "Si nos fijamos en el tipo de productos agrícolas a los que se ha hecho referencia de forma explícita, son todos ellos productos con los que la UE compite con EEUU como grandes exportadores. (…) Da la impresión que este acuerdo tiene también un mensaje explícito para el Gobierno de EEUU", observa Arriola.

    Respecto al tema de las exportaciones de automóviles japoneses al bloque, "que todavía se mantenga un período transitorio sin duda muestra que en esta coyuntura actual, la UE tiene una capacidad de negociación superior a la que tiene Japón en los acuerdos bilaterales", señala el analista.

    Y en medio de todas estas disputas, la semana pasada se conoció que EEUU pretende imponer sanciones a Rusia y China por la importación de petróleo iraní. Como respuesta, Pekín anunció que comprará más petróleo a Irán. 

    Mientras, el embajador ruso en el país persa, Leván Dzhagarián, declaró en una entrevista al diario Kommersant que Rusia no reconoce las sanciones unilaterales de EEUU contra Irán ni prevé cumplirlas, y que las relaciones comerciales entre Moscú y Teherán se desarrollan de manera "bastante activa" a pesar de "las amenazas" de Washington. Por el contrario, las compañías petroleras de Japón estudian interrumpir las importaciones del crudo iraní, según el periódico nipón Nikkei.  

    "Obviamente esto está demostrando que Japón tiene menos autonomía política, igual que la UE, respecto a las decisiones de EEUU. (…) Parece que seguimos en una especie de post-orden post-bélico, y eso limita el margen de maniobra que tienen", indica el profesor.

    En este contexto, EEUU lanzó el pasado lunes cinco acciones separadas en la OMC, desafiando los aranceles de represalia impuestos por China, la UE, Canadá, México y Turquía, tras los gravámenes que el propio EEUU impuso sobre el acero y el aluminio.

    No te lo pierdas: China compraría más petróleo iraní tras las sanciones de EEUU

    En un comunicado, el representante comercial, Robert Lighthizer, afirmó que las tarifas de represalias sobre hasta un valor combinado de 28,500 millones de dólares en exportaciones estadounidenses eran ilegales bajo las normas de la OMC. "Estos aranceles parecen violar los compromisos de cada miembro de la OMC según el acuerdo de la OMC", dijo el representante del país que fue el primero en violar las reglas.

    Esta acción del país norteamericano parece un chiste para Arriola.

    "Si hay algo que caracteriza a la actual Administración (de Trump) es su desprecio por todos los organismos multilaterales. EEUU ya hace tiempo que en materia comercial ciertamente renunció a que la OMC siguiera avanzando debido a la inviabilidad de llegar a consensos en la misma, (…) y entró por la vía de las negociaciones bilaterales", explica el analista.

    "Sí que parece un poco contradictorio decir que EEUU tiene que establecer un marco de relaciones bilaterales con todos y cada uno de los países del mundo para definir cuál tiene que  ser el orden comercial, económico, político y militar, y en un momento determinado acudir a la OMC con un reclamo a ese organismo multilateral que tanto desprecia", remarca Arriola.

    Entretanto, esta semana Rusia ha abandonado la lista de los 33 tenedores más grandes de bonos de EEUU tras vender en mayo al menos la tercera parte de su paquete de valores estadounidenses, según el Departamento del Tesoro de EEUU. Las inversiones de Rusia en la deuda pública de EEUU se redujeron al mínimo de 2007, alcanzando la cifra de 14.900 millones de dólares, mientras su pico máximo tuvo lugar en octubre de 2010: 176.300 millones de dólares.

    Arriola acude a la alegoría para explicar su interpretación. "Pues yo diría que 'el gato escaldado del agua (fría) huye'. Teniendo en cuenta la histeria antirrusa que hay en este momento en importantes sectores de la Administración norteamericana, y con la experiencia vigente todavía de congelamiento de cuentas, etc., no sería de extrañar que EEUU, que tanto proclama el interés que tiene en que los contratos se respeten, pudiera decidir en un contexto de enfrentamiento más agudo, dejar de pagar los intereses de la deuda, de una parte de la misma que esté en manos de un país u otro. Por tanto yo creo que por parte de Rusia es una medida de tipo precaución. Evitar que pueda haber un problema de impago selectivo (…) de tipo político".

    Te puede interesar: Alto diplomático chino: la guerra comercial no resolverá los problemas de EEUU

    Hay quienes ven en la acción de Rusia, una estrategia dentro de la guerra comercial, y quienes también lo ven como si fuera una especie de ensayo general de lo que podría hacer China y de las consecuencias que podría acarrear una posible decisión de Pekín de desprenderse de bonos del tesoro, de los cuales es el mayor tenedor en el mundo.

    En este sentido, el analista explica que "ciertamente llevamos ya varias décadas con una tarea pendiente a nivel internacional que es diseñar un nuevo orden monetario internacional en el que se supere de una vez el duelo por la muerte del sistema de Bretton Woods, cosa que todavía no se ha superado. Y la prueba está en que el 60% de las reservas mundiales sigue estando denominadas en dólares, cuando EEUU no representa ni un tercio de la economía mundial. Por lo tanto, esa tarea sí que está ahí presente, pero no está estrictamente vinculada  con la tenencias de deudas sino con otro tipo de acuerdos internacionales que se ven bastante problemáticos", concluye Joaquín Arriola.

    Más información: ¿Cuánto tiempo necesita Europa para resolver el conflicto con EEUU sobre aranceles?

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Líderes de los BRICS debatirán guerra comercial de EEUU durante cumbre en Sudáfrica
    Gobierno chileno está preocupado por guerra comercial entre EEUU y China
    Un nudo bien atado: cómo la guerra comercial de Trump 'entierra' el desarme norcoreano
    Las empresas estadounidenses no quieren saber nada de la guerra comercial con China
    Ministro ruso: la guerra comercial EEUU-China afecta el precio del crudo
    ¿Se reanudarán las negociaciones del TLCAN a la sombra de la guerra comercial con China?
    Etiquetas:
    aranceles, guerra comercial, UE, Japón, China, Europa, EEUU