19:29 GMT +312 Diciembre 2018
En directo
    Al contado

    EEUU: ¿un adolescente que hace terrorismo psicológico?

    Al contado
    URL corto
    Javier Benítez
    0 80

    Desde Europa cayó una de las piedras de esta semana: Nathalie Tocci, asesora especial de la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, comparó las relaciones entre la UE con EEUU como las de una adolescencia compleja, mientras, el portavoz del Ministerio de Comercio de China calificó la actitud de EEUU como de terrorismo psicológico.

    El presidente de EEUU, Donald Trump, no da un paso atrás en su beligerante actitud en las relaciones comerciales con propios y extraños, ni para tomar impulso. Desde que ocupa el Despacho Oval, el déficit de la balanza comercial que tiene su país, con China sobre todo, pero también con sus socios, como lo es la UE con Alemania a la cabeza, es su obsesión. Y ya ha demostrado que no parará.

    Los daños colaterales, aunque sean en carne propia y de gravedad, no son un obstáculo para continuar en su carrera hacia adelante que puede tener consecuencias catastróficas para la economía global, algo de lo que EEUU no podrá escapar. Las alarmas ya han saltado en todo el mundo, pero Trump no puede escucharlas. 

    Esta semana en una conferencia en el Instituto Real de Relaciones Internacionales Egmont en Bruselas, Nathalie Tocci, asesora especial de la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, al comentar las relaciones entre la UE y EEUU, afirmó: "Estas relaciones me recuerdan las relaciones entre padres e hijos; a medida que el hijo crece y conoce la vida… es un período complicado para ambas partes, ya que las relaciones de dependencia se transforman en otro tipo de relaciones".

    Para el economista José Luis Carretero Miramar, "el tema de la adolescencia está bien traído, en el sentido de que al fin y al cabo lo que está haciendo EEUU es romper una serie de dinámicas políticas y comerciales puestas en marcha desde la propia emergencia del país norteamericano". 

    El analista explica que "EEUU en un primer momento cuando conquista su independencia de Inglaterra establece toda una serie de medidas proteccionistas que le permiten desarrollar su propia industria que será la que posteriormente se expandirá por el globo cuando ya está desarrollada, cuando ya ha tenido un mercado propio, eliminando la competencia exterior que le ha permitido un desarrollo industrial endógeno".

    Mientras, el portavoz del Ministerio de Comercio chino, Gao Feng, al referirse a la política de Washington, afirmó que "este tipo de terrorismo psicológico en el comercio por medio del garrote de las tarifas arancelarias no se corresponde a las tendencias contemporáneas". Y sentenció que China "no agachará su cabeza ante las amenazas y el chantaje e igualmente será inconmovible su decisión de defender el libre comercio y los mecanismos internacionales del comercio internacional".

    Además: Macron: la UE no se someterá a decretos unilaterales en el comercio

    Y como a Europa también se le está atragantando esta guerra, que en el fondo es entre EEUU y China, el FMI rebajó su pronóstico de crecimiento para Alemania en 2018, por lo que la canciller alemana Angela Merkel avisó sobre una inevitable guerra comercial entre EEUU y la UE. Estas discrepancias han empujado al gigante a buscar la complicidad de Europa. 

    Así, por un lado, el primer ministro, Li Keqiang, va a aprovechar la cumbre que tendrá lugar los días 16 y 17 de julio en Pekín para ofrecer su país como socio a la hora de contrarrestar el proteccionismo estadounidense. Y por otro, China pretende presentar una acción conjunta con la UE ante la Organización Mundial del Comercio contra EEUU. Pero el bloque europeo, demostrando su gusto por jugar a la ruleta rusa, rechazó la idea de aliarse con Pekín contra Washington, según han explicado cinco altos cargos comunitarios a la agencia Reuters de cara a la cumbre.

    "Aquí el problema fundamental es qué va a hacer la UE en torno a todo esto. Su propio nacimiento está muy vinculado con los intereses del gigante norteamericano, está muy vinculado con la lucha contra otros poderes emergentes que en su momento era la Unión Soviética y el bloque socialista, etc. Entonces la UE ha crecido y se ha desarrollado como un aliado fiel de los norteamericanos", observa Carretero Miramar. 

    En este sentido, el experto ruso Yuri Rubinski, del Instituto de Europa de la Academia de Ciencias de Rusia, valoró que "La agudización del conflicto entre EEUU y la UE pone a los europeos ante la difícil tarea de proteger sus intereses. Están pensando con quién será más oportuno ponerse de acuerdo sobre las reglas de juego comerciales: con Pekín o con Washington". 

    Al respecto, Carretero Miramar explica que Europa tiene que encontrar nuevos aliados, y en ese camino tiene una serie de limitaciones por tener aspectos muy imbricados con EEUU: su sociedad, su Ejército y su economía.

    "La búsqueda de nuevos aliados, que puede ser China, o de buena vecindad, como podrían ser Rusia o Irán, es una búsqueda complicada porque al fin y al cabo gran parte de la identidad sociopolítica europea de estos momentos ha sido constituida sobre la base de esos países como enemigos y como muy diferenciados desde el punto de vista social y económico", subraya el economista.

    Mientras Rusia abre la puerta al diálogo con los Veintiocho para implementar la iniciativa de una Gran Cooperación Euroasiática. En este sentido, una veintena de países, entre ellos el Reino Unido, Canadá, EEUU, China y Japón, confirmaron su participación en el Foro Económico Oriental que se celebrará en Vladivostok entre el 11 y el 13 de septiembre.

    En este contexto, otro de los conceptos vertidos por Rubinski es que "China no tiene motivo para sembrar discordia en la UE (…) ya que la Unión es su mayor socio comercial y también la meta final de la entera iniciativa de 'La Nueva Ruta de la Seda'".

    No te lo pierdas: Las consecuencias de la pugna entre EEUU y China se verán antes de lo previsto

    Este proyecto comercial de China, en opinión de Carretero Miramar, el un elemento que Europa no puede perder.

    "Realmente resulta cada vez  más importante y más interesante para la propia élite europea el estar dentro de eso. Además, teniendo en cuenta la dependencia energética de gran parte de los países de Europa con respecto a Rusia en relación con los oleoductos como el Nord Stream 2, que los norteamericanos no querían que se construyese, incluso han establecido sanciones para las empresas que han trabajado allí, que al fin y al cabo los alemanes han permitido su construcción", concluye el experto.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Lo imposible es posible: Trump logra que China, Japón y la India se unan contra EEUU
    China exhorta al mundo a combatir el proteccionismo de EEUU
    Una guerra comercial entre EEUU y China no dejará piedra sobre piedra
    ¡EEUU nos da igual! China ayuda a reflotar el sector petrolero de Venezuela
    El Kremlin comenta la guerra comercial entre China y EEUU
    Etiquetas:
    economía, aranceles, proteccionismo, guerra comercial, UE, Li Keqiang, Nathalie Tocci, Gao Feng, Federica Mogherini, Donald Trump, China, EEUU