En directo
    Al contado

    Petróleo: la piñata de Trump favorece a Rusia

    Al contado
    URL corto
    Javier Benítez
    3120

    Este jueves el petróleo rozó los 78 dólares el barril. Es un récord desde noviembre de 2014 al que se llegó luego de que esta semana el presidente, Donald Trump, anunciara que EEUU abandonaba el pacto nuclear con Irán. Analistas inciden en que, entre otras, fue una de las razones de la decisión de Washington con miras a darle un envión al fracking.

    Y Trump obró el milagro. No, no es un globo hinchado con helio. Pero como si lo fuera. Así subió la cotización del oro negro esta semana tras la decisión de EEUU que sacudió la geopolítica y la economía a nivel global, con consecuencias y alcances que aún se desconocen. 

    Lanzó el golpe y no escondió la mano: la levantó empuñando la firma de su decisión como santo y seña de su poder, anunciando la reimposición de sanciones a Irán, añadiendo otras, so pretexto de que el país persa no cumple con el tratado. Una razón que sólo pervive en la 'creatividad' de la Administración Trump, para justificar la ejecución de acciones que no tienen razón de ser.

    Para el economista español José Luis Carretero Miramar, este abandono era algo que se veía venir y que "EEUU lo está haciendo sin tener en cuenta la opinión de sus aliados y dejando a la Unión Europea en un lugar realmente secundario, en el que sus intereses no se respetan de modo alguno".  Incide en que también en algún punto podría estar vinculado a provocar la suba del precio del crudo, de lo cual se beneficiaría la industria del esquisto norteamericana.

    Además: Fin de la unidad: Macron, Merkel y May traicionan a Trump en su guerra contra Irán

    "Todos sabemos que la producción de esquisto norteamericano sólo es rentable en contextos de altos precios del petróleo, cuya búsqueda puede verse acompañada en el hecho de que, con las nuevas sanciones, reforzadas y de las más extremas que pueda tomar EEUU según anunció Trump, el petróleo iraní no llegue al mercado", explica el economista.

    No obstante, Carretero Miramar echa una mirada a un aspecto que no hay que dejar de lado. "Hay que tener en cuenta que se habla mucho de cosas que pueden alimentar una imagen de infantilismo por parte del presidente norteamericano, como decir que abandona el pacto nuclear por hacer una especie de diferenciación con respecto a Obama, o acabar con su legado. Yo creo que aquí hay elementos más serios o cargas de mayor profundidad en el marco de este abandono del pacto nuclear", señala el economista, al indicar que en todo esto, "en primer lugar hay un elemento geoestratégico evidente".

    Así, el jefe de Estado norteamericano intenta hacer ver que es la única nación del mundo capaz de levantar la bandera del triunfo cuando se le antoja y acorralar a propios y extraños, a los que sumió en la incertidumbre. Pero la realidad se empeña en empañarle la fiesta al magnate.

    Pero aparte de EEUU, hay más ganadores con esta decisión de Trump que provocó la suba del petróleo, y que ningunea a la UE. Y es que la mayoría de las principales naciones productoras de petróleo son economías emergentes. Arabia Saudí lidera el grupo con una producción neta de petróleo que es casi el 21% del PIB al 2016, más del doble que la de Rusia, que es el siguiente entre los 15 principales mercados emergentes clasificados por Bloomberg Economics. 

    Te puede interesar: Irán comenta la decisión de Trump sobre el pacto nuclear

    Dicho de otro modo, la salida del pacto nuclear por parte de EEUU, visto desde el punto de vista petrolero, por un lado favorece a su fracking, pero por otro, también a los grandes productores de crudo. Este movimiento realizado por Trump, paradójicamente beneficia a Rusia, país al que EEUU cada vez le aplica más sanciones. En su carrera por querer ir perjudicando por etapas a sus 'enemigos', por momentos, el inquilino de la Casa Blanca, o quien sea que tome las decisiones, se tapa la cabeza y se destapa los pies.

    Además, en momentos en que está muy caliente el tema de la guerra comercial de EEUU contra China precisamente el gigante asiático entra en la lista de 'perdedores' de esta medida norteamericana, junto a India, Taiwán, Chile, Turquía, Egipto y Ucrania. Pagar más por el petróleo presionará sus cuentas corrientes y hará que sus economías sean más vulnerables al aumento de las tasas de interés en Estados Unidos.

    "Vemos una situación que se reitera en los últimos tiempos en la que EEUU va golpeando a los distintos actores que intentan regenerar ese mundo cada vez más multipolar, a los distintos actores que discuten su soberanía a nivel económico y político internacional, y los va golpeando por fases", observa Carretero Miramar. 

    En este sentido, el economista incide en que "en un primer momento EEUU hace un acuerdo con Irán, y al mismo tiempo lanza sus embates contra Rusia por la vía de la imposición de sanciones. Este efecto luego se ve marcado también por una posterior ofensiva de EEUU – nada más llegar Donald Trump al poder –, directamente contra China en el marco de la crisis coreana, acompañada de ciertos intentos de tomar la ofensiva en el marco del espacio de Asia Pacífico como espacio comercial central en la economía global actual".

    No te lo pierdas: Ministro de Petróleo de Irán acusa a Trump de juego doble en el mercado

    "EEUU en este tablero cada vez más complejo y multipolar donde su hegemonía ya no se expresa de una manera unívoca, donde obviamente hay competidores cada vez más fuertes, está enfrentando auténticas dificultades para poder derribarlos a todos de un mismo golpe o con un mismo movimiento. Y por lo tanto está moviéndose de una manera cada vez más nerviosa, en dirección a uno primero, en dirección a otro posteriormente, etc", concluye José Luis Carretero Miramar.

    Además:

    "EEUU quiere balcanizar Siria y mantener dominio en una zona empapada de petróleo"
    China empieza a extraer petróleo 'en las narices' de EEUU en el golfo de México
    El 'cuento' del petróleo de esquisto de EEUU, al descubierto
    Etiquetas:
    Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), petróleo, Donald Trump, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik