En directo

    Petróleo: Trump, como elefante en una cacharrería

    Al contado
    URL corto
    Por
    191
    Síguenos en

    Dinamitar el mercado petrolero. Es lo que busca el presidente de EEUU, Donald Trump, al ejecutar un doble movimiento: buscar romper el pacto nuclear con Irán para que suba el precio del crudo, que a su vez se ve amenazado tras haber inundado Europa con su petróleo, lo que puede hacer saltar por los aires el pacto de la OPEP y países como Rusia.

    EEUU está inundando Europa con su petróleo con cantidades récord, y así aprovecha para lucrarse  con la bajada de la producción de crudo que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), y naciones como Rusia, acordaron para que el precio del recurso energético se recuperara.

    El país norteamericano está 'bombeando' con más potencia a países como España, Italia, Países Bajos, Reino Unido o Noruega, según se desprende de los datos de la Agencia de la Energía de EEUU. Así, por un lado aprovechó los huecos dejados por el pacto de la OPEP, y por el otro, el fin de la prohibición para exportar crudo que pesaba sobre esa industria.

    No te lo pierdas: Los exportadores de petróleo dejan de lado al dólar, ¿terminará la hegemonía del 'estadounidense'?

    El economista José Luis Carretero Miramar entiende que "la vinculación de la Unión Europea y EEUU ha sido histórica". "La propia UE se construye como un paraguas económico, o en el marco del paraguas militar que había generado EEUU frente al poderío soviético en el marco de la Guerra Fría, y por tanto, las vinculaciones estrechas entre la Europa que recibió el Plan Marshall y los EEUU – que utilizaron toda la dinámica de los eurodólares en su momento para financiar ese mismo Plan Marshall –, ha generado toda una dependencia extrema de los Estados de la UE de EEUU en el marco económico, político y militar". 

    Respecto a esta inundación de Europa con petróleo estadounidense, "de que ahora se dependa también de la energía proveniente de EEUU, no es otra cosa que una puntilla más dentro de este proceso de dependencia exacerbada de la UE, y de falta de independencia en el plano económico, en el militar, el político y también en el energético", observa el experto.

    Este derrame de crudo en Europa también tiene otras causas. Y es que con la caída de los precios del petróleo, EEUU aumentó sus inventarios, lo que obligó al mercado petrolero a entrar en contango. Dicho de otro modo, el precio del barril de entrega inmediata fue inferior al precio futuro del mismo, por lo que almacenar petróleo se hizo más rentable que venderlo en el futuro.

    También Arabia Saudí erigió grandes inventarios de petróleo y los encanutó en buques en aguas internacionales. Simultáneamente, varios fondos de cobertura alquilaron barcos para almacenar petróleo y tener mayores utilidades, lo que provocó una gran congestión en el tráfico marítimo en el océano Índico.

    Pero en septiembre del año pasado, la situación dio un vuelco: el mercado del petróleo pasó de contango a Backwardation. Traducido: los precios futuros de largo plazo son inferiores a los de corto, por lo que tener inventarios genera pérdidas a futuro. Entonces, hubo que comenzar a soltar lastre, y es lo que está haciendo EEUU en Europa, y lo que podría hacer Arabia Saudí a la brevedad.

    Además: OPEP+ y EEUU inician una batalla por el precio del petróleo

    Mientras, el precio del barril de petróleo alcanzó los 75 dólares esta semana — el más alto desde la debacle en 2014 —, y está directamente relacionado con las políticas de EEUU respecto a Irán. Si el próximo 12 de mayo, como anunció Trump en su encuentro con el presidente de Francia Emmanuel Macron en Washington, EEUU decide retirarse del pacto nuclear con Irán, la oferta de crudo a nivel internacional se podría ver restringida y los precios subir aún más.

    Para Carretero Miramar, "uno de los efectos buscados en el nuevo enfrentamiento entre Donald Trump e Irán, es decir, en esa voluntad de Trump de romper el acuerdo nuclear con Irán, es el alza del precio del petróleo que beneficiaría a sus productores de fracking. Se trata de toda una serie de mecanismos geopolíticos de presión que implican también mecanismos para operar sobre el propio precio y sobre el propio mercado del petróleo".

    En este sentido, el papel de Irán es clave en la oferta mundial de petróleo porque es el tercer mayor productor de la OPEP. Para muchos analistas, una escalada de precios puede afectar el crecimiento de la economía global. Uno de los efectos más directos que puede tener un alza en el precio del petróleo es que dispare la inflación, obligando a los bancos centrales a subir las tasas de interés más rápido de lo que tenían previsto. 

    Te puede interesar: Los juegos de esquisto: ¿podría Washington colapsar los precios del petróleo?

    "El hecho de que suban los precios del petróleo impacta de manera diferenciada a los distintos actores en el mercado petrolero. A algunos les puede impactar generándole mayores ingresos, pero al mismo tiempo una mayor competencia porque entran nuevos actores, cuya producción no era rentable, a precios más bajos. Al mismo tiempo se puede producir una especie de cuello de botella para la propia economía global, para el conjunto de esa recuperación con alfileres, y por lo tanto una nueva situación de estrangulamiento de toda la dinámica de crecimiento económico, tanto de los países occidentales que dependen enormemente del petróleo, como del conjunto de los países industrializados, sean desarrollados o emergentes, por lo tanto se podría ver una situación de esas características", concluye Jose Luis Carretero Miramar.

    Etiquetas:
    economía, petróleo, Plan Marshall, Donald Trump, Europa, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook