En directo

    Reforma fiscal de Trump: ¿un traje a su medida?

    Al contado
    URL corto
    Por
    0 60
    Síguenos en

    El margen fue ajustado: 51 a 48. Fue el resultado de la votación que le dio la primera gran victoria política al presidente de EEUU, Donald Trump, a nivel doméstico. El Senado aprobó la polémica y calificada como histórica reforma fiscal, que lo único seguro que tiene hasta el momento es un déficit público de 1,5 billones de dólares en diez años.

    El Senado de EEUU impidió que el primer año del mandato de Donald Trump fuera un absoluto fracaso y se fuera de vacío en políticas internas. Tras la derrota estrepitosa que significó el fallido intento de tumbar el Obamacare, el inquilino de la Casa Blanca no podía permitirse otro tropiezo, por más que el margen de la victoria haya sido muy estrecho.

    Lea más: "La reforma tributaria de Trump concentra el poder en unos pocos"

    Los números iluminan el camino de los grandes favorecidos, que son las grandes empresas. El recorte de impuestos asciende a cerca de 1,5 billones de dólares en el plazo de dos años, con las empresas como principales beneficiadas.

    El impuesto de sociedades desciende del 35% al 20%. De esta manera se sitúa por debajo de tipos de otros países, como son los casos de Japón o Francia. Asimismo, duplica el mínimo exento a las familias, desde los 12.000 a los 24.000 dólares en parejas, y medidas para repatriar capital y una simplificación de los tramos fiscales, que pasan de siete a tres: 12%, 25% y 35%.

    El economista argentino Luis Palma Cané ve la situación desde dos perspectivas. "Desde el punto de vista político, la fuerza que hizo Trump, o está haciendo, — porque esto que ha sido aprobado en la Cámara de Representantes y en el Senado debe pasar a una Comisión intercámaras para conciliarlas y recién poder pasar el proyecto definitivo al presidente Trump —, ha sido una maniobra política para no repetir el fracaso estrepitoso del Obamacare, y su eventual eliminación".

    Además: El oficialismo de EEUU busca reimpulsar la reforma impositiva, estancada en el Senado

    "Desde el punto de vista económico es una reforma que busca un poco la 'cuadratura del círculo' porque pretende como objetivo mejorar la rentabilidad de las corporaciones, y al mismo tiempo mejorar los ingresos de la clase media, lo cual no es un tema fácil. En última instancia (la reforma) va a redundar en un agravamiento del déficit de EEUU", observa el analista.

    Como en toda reforma siempre hay ganadores y perdedores en los diferentes sectores empresariales. Las tecnológicas, cuya tasa real efectiva media actual es del 18,5%, verían reducidas sus ganancias con un gravamen del 20%. Mientras, las de telecomunicaciones tienen un impuesto medio sobre los beneficios del 33,8%, lo que implica que sus ganancias se incrementarán en casi un 14%. Entretanto, los bancos que tienen un gravamen promedio del 29% incrementarían su beneficio en un 9%.

    Pero uno de los grandes ganadores es el propulsor de la reforma: el mismísimo presidente de EEUU.

    En este sentido, Luis Palma Cané confirma que "el sector que más beneficios recibe es el del real estate (inmobiliario) que 'casualmente' es el sector donde tiene su mayor patrimonio el presidente Trump", concluye el economista Luis Palma Cané.

    Además:

    Trump se declara optimista sobre aprobación de su reforma fiscal
    Un senador republicano de EEUU asegura que tienen los votos para aprobar la reforma fiscal
    Trump asegura que su reforma impositiva tiene "gran apoyo"
    La mitad de los estadounidenses aprueban la ley de salud de Obama
    Etiquetas:
    reforma fiscal, Cámara de Representantes del Congreso de EEUU, Senado de Estados Unidos, Donald Trump, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook