07:35 GMT +318 Noviembre 2017
En directo
    Al contado

    ¿El FMI pide Gobiernos dictatoriales?

    Al contado
    URL corto
    Javier Benítez
    0 260100

    Un disparo directo contra Trump. Así es visto el informe publicado en conjunto por el FMI, el Banco Mundial y la OMC en el que defienden el libre comercio como un motor esencial del crecimiento. Este “manifiesto” tiene que ver con el hecho de que estos organismos nacieron en un contexto en que el libre comercio era la ideología oficial de EEUU.

    Así lo entiende el profesor de Economía Política de la Universidad del País Vasco, Joaquín Arriola, quien reafirma su análisis al indicar que "este discurso de estos organismos tiene que ver con el giro en la administración norteamericana, de ser el gran promotor del libre comercio a plantearse en estos momentos políticas que reduzcan su abultado déficit".

    Por otra parte, el informe de las tres instituciones insta a que Organización Mundial del Comercio (OMC) debería seguir siendo el pilar clave del sistema aunque ganen peso los acuerdos bilaterales y regionales. En este sentido, durante su campaña presidencial, el mandatario norteamericano Donald Trump cargó con dureza contra la OMC, al considerar que no está realizando de una manera justa su papel de árbitro.

    Joaquín Arriola apunta que "la OMC no ha hecho ni su papel de árbitro", ni ningún otro papel, "porque la OMC ha ido de fracaso en fracaso desde que se creó en 1995, y prácticamente ninguno de los grandes objetivos que se planteó en su momento se llevaron a cabo. Es ese fracaso de la OMC es precisamente el que ha dado lugar al crecimiento de los tratados bilaterales. Y explica que, en última instancia, el fracaso de la OMC "es el fracaso del multilateralismo en las negociaciones comerciales".

    Con respecto a las funciones del organismo, el profesor señala que "decir que la OMC siga cumpliendo su papel es un poco extraño, porque el papel que ha cumplido hasta ahora la OMC, y ninguno, es prácticamente lo mismo".

    Asimismo, los tres organismos piden respeto a las reglas del comercio internacional al recomendar políticas para limitar el efecto negativo de la globalización en las comunidades.

    Mientras, la directora del FMI, Christine Lagarde reclama Gobiernos con mayoría absoluta, que sean capaces de imponer su voluntad y una mano firme sobre cualquier tema que requiera de la modificación de legislaciones.

    "Cuando los gobiernos tienen amplias mayorías, la diferencia entre lo que consiguen hacer y lo que prometen es muy pequeña. Si tienes gobiernos frágiles resulta muy difícil movilizar una mayoría en el parlamento, y en esos casos la diferencia es mucho mayor", afirma Vítor Gaspar, director de Asuntos Fiscales del FMI, casi como justificando y pidiendo a gritos la existencia de dictaduras.
    Para Joaquín Arriola, este llamado del FMI "es un ejemplo más de lo que los americanos llaman el 'wishful thinking', es decir, un pensamiento estúpido contradictorio en sí mismo. Porque por un lado están diciendo que hay que frenar las consecuencias negativas de la globalización, y  por otro lado dicen que hay que seguir impulsando uno de los principales factores que está detrás de las consecuencias negativas para las sociedades de la globalización como son las políticas de ajuste, es decir, que quieren hacer una cosa, y su contrario", concluye Arriola.

    Además:

    La UEE e Irán siguen sin firmar un acuerdo sobre zona de libre comercio
    El comercio entre Rusia y la UE se dispara un 43%
    Exportadores bolivianos esperan ampliar uso de puertos peruanos para el comercio
    Mercosur y Canadá vuelven a explorar un acuerdo de libre comercio
    Etiquetas:
    Organización Mundial del Comercio (OMC), Fondo Monetario Internacional (FMI), Joaquín Arriola, Donald Trump, Christine Lagarde, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik